• domingo , 21 abril 2019

Sony Carl Zeiss Sonnar T* FE 55 mm F1,8 ZA

El segmento mirrorless es –desde hace dos años– el auténtico motor de la industria fotográfica. Fabricantes como Fujifilm y Olympus han logrado desarrollar una gama de modelos con personalidad propia, como la serie X de Fujifilm o las Olympus PEN y OM-D. Las cámaras NEX de Sony ofrecían una excelente calidad de imagen, pero nunca acabaron de convencer a los profesionales.

SEL55F18Z

La serie A7 de Sony ha supuesto la demostración que es posible fabricar cámaras mirrorless de formato completo y acallar uno de los pocos argumentos que mantienen los fabricantes y defensores acérrimos de las réflex, que se basan más en el formato del sensor que en la calidad de imagen real que ofrece cada cámara. La Sony A7r incorpora el mismo sensor de 36 Megapíxeles y sin filtro de paso bajo que la Nikon D800 E, una de las bestias del segmento SLR, pero –en mi opinión– ofrece una calidad de imagen superior, al utilizar ópticas diseñadas de manera específica para el entorno digital y no unas que incorporan antiguos diseños de la era de la película de soporte químico.

DSC01613

 

En las manos

Fiel a la tradición de Carl Zeiss, el metal es –junto al cristal más puro– el único material utilizado en este objetivo estándar. El aro de enfoque incorpora el clásico estriado de las ópticas fabricadas por el prestigioso constructor alemán. El sistema de enfoque interno evita que el grupo frontal óptico se desplace hacia adelante, manteniendo intacta la longitud del objetivo, sin importar cual sea la distancia de enfoque.

Sony55A7r

 

Ergonomía y diseño

Pese a que los cuerpos de las diferentes versiones de la familia A7 (A7, A7r y A7s) ofrecen un tamaño muy compacto, el objetivo 55/1.8 de Zeiss se integra de manera natural a las líneas de la cámara. La compensación entre el peso y longitud de la óptica con la cámara es perfecta y armoniosa, logrando un equilibrio perfecto y aumentando la estabilidad del equipo.

Sony55E

 

Características técnicas

Está formado por 7 elementos, distribuidos en 5 grupos ópticos; incorpora 3 elementos asféricos, que minimizan las aberraciones cromáticas; el contraste se mantiene en niveles óptimos gracias a un elemento de dispersión ultrabaja (ED). La distancia mínima de enfoque es de 50cm. y la rosca para filtros es de diámetro de ø49mm. Las 9 láminas del diafragma favorecen un desenfoque posterior muy elevado (efecto bokeh). El rango de aberturas está comprendido entre ƒ/1.8 y ƒ/22. Ofrece un peso de apenas 281 gramos.

SonyEspecs

 

Prestaciones

El objetivo estándar ha sido el más utilizado por los grandes maestros de la fotografía, como Henri Cartier-Bresson. El mito francés desarrolló buena parte de su obra con un 50mm, logrando imágenes que van desde el retrato a la instantánea urbana o el reportaje fotográfico más clásico.

DSC01547

Personalmente, la focal de 50mm es de las menos cómodas, pues se me hace corta para retrato o demasiado larga para reportaje, de ahí mi más sincera rendición ante el maestro francés, fundador de la agencia Magnum Photo.

DSC01559

 

Objetivo 100% fotográfico

La focal de 50mm (y similares) fue para las cámaras de película de 35mm el equivalente al Seat 600 en la sociedad española de los años 60. De hecho, era la óptica que se incluía en el kit de compra de una cámara réflex de paso universal. La popularización de los zooms ha relegado a buena parte de las ópticas de focal fijas al olvido, siendo los objetivos macro y los grandes teleobjetivos (y éstos, solo a nivel profesional) los únicos que mantienen cierto margen de supervivencia.

DSC01607

 

Luminosidad ƒ/1.8

Sony ha decidido (de momento) mantener una luminosidad de ƒ/4 para los zooms desarrollados para sus cámaras mirrorless de formato completo y de /1.8 para las ópticas de focal fija. Sin ser el objetivo estándar más luminoso del mundo (suelen ofrecer ƒ/1.4, incluso en el segmento mirrorless, como el Fujinon XR 35/1.4 R, equivalente a un 50mm en paso universal), el valor de ƒ/1.8 facilita disparar en interiores o en situaciones escasas de luz con sensibilidades medias y obtener una elevada calidad de imagen.

DSC01572

 

Efecto bokeh

La moda del bokeh ha parecido instalarse de manera definitiva y no es difícil encontrar –en los foros especializados– hilos dedicados a fotografías con “tu mejor bokeh”. El desenfoque posterior que se consigue con el Sony CZ 55/1.8 al emplear las aberturas más altas o al disparar con distancias de enfoque cercanas es elevado, pero a diferencia de otros objetivos muy luminosos, no consigue crear aros de confusión definidos, lo que resta calidad a la imagen.

DSC01582

 

Sistema AF

La velocidad y precisión del sistema automático son (siendo magnánimo) muy mejorables, pues pese a incorporar enfoque interno y a que no hay que desplazar grandes grupos de lentes a la hora de enfocar he encontrado un constante “efecto rebote” en casi todas las situaciones de luz y una velocidad de enfoque automático excesivamente lenta. No entiendo que una óptica Sony de casi mil euros carezca del motor de enfoque SSM. En el lado positivo, destaca el enfoque en modo manual, que resulta una delicia gracias al amplio aro de enfoque y al sistema de asistencia al modo MF de la A7r.

DSC01630

 

Diseño específico digital

Los sensores digitales de última generación exigen la mayor resolución lineal posible, pues ofrecen un detalle muy superior a la antigua película de 35mm. Es precísamente este factor el que requiere de nuevos diseños ópticos y sitúa por delante en calidad de imagen a muchos modelos mirrorless con sensores de formato APS-C, e incluso Micro 4/3, respecto a SLR de formato similar o incluso de formato full frame.

DSC01555

Además de la resolución lineal, el contraste de los nuevos objetivos se ha incrementado, optimizando el rendimiento de los sensores. Todo lo contrario sucede con las ópticas “heredadas” del formato 35mm, que mantienen diseños ópticos poco adecuados para la fotografía. La rémora de millones de objetivos vendidos en la etapa de película de soporte químico lastra el dinamismo de gigantes como Canon y Nikon, incapaces de renovar de manera inmediata (y asequible) el enorme parque de objetivos “analógicos”.

DSC01588

 

Calidad óptica

No soy un entusiasta de los zooms, por mucha versatilidad que ofrezcan: ni alcanzan la calidad óptica de las focales fijas, ni su luminosidad. Una buena muestra de la superioridad de los objetivos de distancia focal fija es la calidad óptica de este 55/1.8 diseñado por Carl Zeiss. En mi opinión, es el objetivo de mayor calidad óptica desarrollado para el sistema mirrorless de Sony.

DSC01632

La resolución lineal es sencillamente abrumadora, algo típico en los mejores objetivos de Zeiss. El alto contraste se mantiene incluso al trabajar con los diafragmas más altos, pero en ningún momento se falsean los colores y tonos originales. No se aprecian aberraciones cromáticas señalables, gracias al uso de lentes asféricas.

DSC01545

 

Pruebas y resultados

Todas las fotografías se han realizado con una cámara Sony A7r, el buque insignia de la multinacional nipona, y se han disparado en formato JPEG, utilizando los modos de exposición manual y prioridad de abertura, con diafragmas comprendidos entre la máxima abertura de ƒ/1.8 y ƒ/8, ofreciendo la mejor calidad de imagen las fotografías disparadas entre ƒ/4 y ƒ/8. El rango de sensibilidades oscila entre 50 y 1.600 ISO.

DSC01622

 

Conclusión

Confieso mi devoción por el concepto y la calidad de imagen que ofrece el sistema mirrorless, por no hablar de cuerpos de cámara más compactas y ligeras. Los modelos sin espejo Sony de formato completo disponen de una oferta –de momento– reducida y basada de manera principal en los zooms, de ahí el placer de encontrar una de las mejores ópticas de todo el panorama fotográfico, incluido el réflex. Y como no, diseñada por Carl Zeiss.

DSC01629

Sin ser un apasionado del objetivo estándar, reconozco que he disfrutado del derroche de calidad que supone el equipo formado por el 55/1.8 y la Sony A7r, en mi opinión, una cámara que supera la calidad de imagen de la Nikon D800 E, gracias al diseño 100% digital de las ópticas dedicadas y a un procesador de imagen que mejora las prestaciones del Expeed 4 de Nikon.

DSC01570

La respuesta del sistema de enfoque automático ha cruzado la frontera de la decepción, lo que me induce a pensar que la unidad de prueba no estaba en óptimas condiciones, pues sería impensable que tanto Sony como –especialmente– Carl Zeiss lanzasen un objetivo de casi mil euros y dispusiera de una respuesta tan pésima en el sistema AF, donde ha mostrado de manera repetida un odioso “efecto rebote”. Por otra parte, no incorporar un motor SSM se me hace del todo incomprensible en una óptica tan cara.

DSC01580

El precio (999 euros) se me hace totalmente desproporcionado, pese a ser el objetivo de la serie E que ofrece mejor calidad de imagen y estar fabricado por Carl Zeiss. La luminosidad máxima de ƒ/1.8 no justifica un precio tan elevado, que dobla ampliamente el de sus equivalentes en el segmento SLR, que incorporan –además– una abertura de ƒ/1.4.

DSC01625

 

Lo mejor:

  • construcción sólida y resistente
  • diseño sencillo, pero muy cómodo en las manos
  • excelente calidad óptica
  • resolución lineal elevada
  • alto contraste
  • ausencia de aberraciones cromáticas
  • fidelidad cromática

Mejorable:

  • precio elevado: 999 euros
  • respuesta del sistema AF
  • viñeteo apreciable
  • ausencia de sistema de estabilización

Valoración:

  • construcción: estrellas 4,5
  • diseño y ergonomía: estrellas 4,5
  • prestaciones: estrellas 4
  • calidad óptica: estrellas 4,5
  • sistema AF: estrellas 3
  • luminosidad: estrellas 4
  • relación calidad-precio: estrellas 3
  • valoración personal: estrellas 4

 

Valoración 4