• sábado , 20 octubre 2018

Sony FE 90/2.8 Macro G OSS

Las cámaras Sony de la serie A7 disponen de la óptica Sony FE 90/2.8 Macro G OSS, el primer objetivo macro diseñado de manera específica para cubrir los elevados requerimientos de modelos como la Sony A7R III, que supera los 42 millones Megapíxeles de resolución. El nuevo diseño óptico incrementa –respecto al modelo Sony A 100/2.8 Macro– factores como el contraste, la riqueza en el detalle y la fidelidad cromática, determinantes en la calidad de imagen.

FE90macroF28_A

Cuando probé la Sony A7R original, eché muy en falta disponer de un objetivo macro diseñado para los nuevos sensores de formato completo de las cámaras mirrorless del gigante nipón; Sony ha presentado con cuentagotas las nuevas ópticas para su gama de cámaras A7, con modelos tan populares como los zooms 27–70mm y 70–200mm o el teleobjetivo 85/1.4 G.

 

 

En las manos

Diseñado completamente en metal, el teleobjetivoSony FE 90/2.8 Macro G OSS ofrece una construcción sólida y robusta, al nivel de las mejores ópticas del segmento mirrorless, distanciándose de la tendencia del entorno réflex, anclado en los materiales plásticos para abaratar los costes de producción. El aro de enfoque es amplio y facilita el cambio de modo automático a manual con solo desplazarlo frontalmente. Los interruptores de selección de distancias de enfoque y de activación del sistema de estabilización conforman –junto al botón de fijación de foco– todos los elementos de este objetivo macro.

 

 

Ergonomía y diseño

Lejos de ser un objetivo de diseño cilíndrico clásico, se observan tres partes claras: la dedicada al enfoque, a los controles y una última, a la montura. Personalmente, me gusta el diseño innovador del teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS, porque facilita una mejor sujeción en las cámaras de las diferentes series Sony A7 y transmite una sensación de mayor ligereza en las manos. El acceso a los selectores del estabilizador y de las distancias de enfoque es cómodo y racional.

sonymacro

 

Características técnicas

El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS dispone de 15 lentes, distribuidas en 11 grupos ópticos; incorpora una lente de superficie asférica, que corrige las aberraciones cromáticas. Una lente de dispersión extrabaja (ED) y una de dispersión súper extrabaja (Super ED) son las encargadas de mantener el contraste en un nivel alto, incluso al utilizar las aberturas más altas en las distancias más cercanas.

Sony90specs

El rango de diafragmas del nuevo objetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS está comprendido entre ƒ/2.8 y ƒ/22 y está compuesto por 9 láminas, lo que ofrece imágenes ricas en efecto bokeh y crea círculos de confusión perfectos. La relación macro es 1:1 y la distancia mínima de enfoque es de apenas 28cm. El diámetro de rosca para filtros es de ø62mm y ofrece un peso de 602 gramos.

 

Prestaciones

Los objetivos macro son –pese a su popularidad– ópticas especializadas, pues son las únicas capaces de ofrecer una relación 1:1 con el objeto que se fotografía. Esto quiere decir que aquello que se fotografía aparece con el mismo tamaño en el sensor. Pero las prestaciones de una óptica macro se amplían a otros campos, como el retrato, pues la mayoría de estos objetivos ofrecen focales superiores a lo 85mm. Personalmente, no recomiendo utilizar un teleobjetivo macro para retrato, pues el alto contraste y una resolución lineal elevada están reservados para las pieles más perfectas.

El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es la óptica natural para montar en la nueva Sony A7R III cuando se trabaja en estudio y ámbitos como la fotografía de joyas o la catalogación de obras de arte planas (láminas, mapas, cuadros…) se benefician de una resolución lineal muy elevada, capaz de mostrar hasta el mínimo detalle. Los amantes de la fotografía de plantas e insectos tienen en el objetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS una óptica de prestaciones profesionales, capaz de soportar el trabajo en exteriores, gracias a la sólida construcción en metal y al sistema de estabilización OSS.

 

Nuevo diseño óptico

Las exigencias de los nuevos sensores de los diferentes modelos de la serie A7 (en especial, las cámaras A7 III y A7R III) requieren mayor resolución lineal y un contraste más alto, pues –por ejemplo– los 42,4 Megapíxeles de la nueva Sony A7R II precisan de la más elevada calidad óptica para sacar el máximo rendimiento. El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS dispone de un nuevo diseño óptico, donde elementos ED y Super ED de baja dispersión incrementan el contraste de manera muy notable, respecto al anterior macro de Sony, el FA 100/2.8 desarrollado para el sistema SLR.

 

 

Sony FE 90/2.8 Macro G OSS: el rey de las distancias cercanas

La capacidad de reproducción 1:1 y el sistema de estabilización OSS facilitan el trabajo en exteriores, sin la pesadez de cargar con un trípode a cuestas, ni las limitaciones al trabajar con la cámara montada en el mismo. Conozco muchos aficionados que no se adentran con más pasión en el mundo del macro por tener que moverse con un trípode a cuestas, pero los usuarios de cámaras Sony de la serie A7 tendrán en el teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS al compañero anhelado, pues el sistema de estabilización OSS facilita el disparo a velocidades de obturación lentas, mientras que la capacidad de reproducción 1:1 permite capturar detalles que escapan al resto de objetivos.

 

Enfoque

El sistema de enfoque del Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es –como es habitual en la mayoría de objetivos macro– el apartado más mejorable, pues pese al sistema de enfoque interno, la velocidad de enfoque no es todo lo rápida que puede esperarse en un objetivo de última generación, incluso tratándose de una óptica macro. A favor del sistema AF del Sony FE 90/2.8 Macro G OSS juegan el enfoque por contraste de las distintas versiones Sony A7 –garantizando la máxima precisión de foco– y la extrema facilidad para pasar de modo AF a modo de enfoque manual (MF), rápida y sencilla, desplazando el aro de enfoque hacia el frente. El joystick de fijación de foco de los últimos modelos mirrorless de Sony agilizan la selección del punto de enfoque.

 

Relación 1:1

Los amantes de la fotografía de insectos, flores, numismática o filatelia tendrán en el teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS la herramienta soñada, capaz de mostrar hasta el mínimo detalle y mantener un nivel de contraste óptimo. Asimismo, los profesionales de la fotografía de joyería y pequeños objetos podrán plasmar piezas tan pequeñas como pendientes o anillos, dos de las joyas más difíciles de fotografiar –por sus dimensiones– en el estudio.

 

 

Estabilizador OSS

El sistema de estabilización OSS garantiza disparar a mano alzada con la seguridad de conseguir imágenes libres de trepidación con velocidades de obturación –según mi propia experiencia– de hasta 1/6seg. Esto facilitará a los usuarios del teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS utilizar sensibilidades más bajas y conseguir así una mayor calidad de imagen. La fotografía inferior se disparó a 1/10seg. y cada una de las cuatro tomas ofreció una excelente respuesta del estabilizador OSS, aún teniendo en cuenta que el conjunto de cámara y objetivo supera el kilogramo de peso.

 

Y también teleobjetivo

Pese a ser un objetivo desarrollado para fotografiar a las distancias más cercanas, nunca debemos olvidar que los objetivos macros suelen disponer de focales superiores a los 85mm, característica que amplía las prestaciones de estas ópticas al segmento de teleobjetivos. Un macro no es el objetivo más idóneo para el retrato, pues su elevada resolución lineal es capaz de mostrar de manera cruel la mínima imperfección de la piel, pero basta aplicar una máscara de desenfoque en la edición de la fotografía para rebajar el “exceso de calidad”.

 

Calidad óptica

El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es –en mi opinión– uno de los objetivos con mayor calidad óptica desarrollado para la montura E de las cámaras Sony A7. La riqueza en el detalle (resolución lineal) es muy elevada, así como la fidelidad cromática y el alto contraste contribuye a obtener el máximo rendimiento del nuevo sensor de alta resolución de la Sony A7R III. Es una óptica muy adecuada para trabajar en estudio con luz controlada, donde el profesional podrá obtener todo el rendimiento de los sensores de alta resolución del modelo A7R III.

 

Las pruebas

Todas las fotografías se han realizado con las cámaras Sony A7R II y Sony A7R III de 42,4 millones de píxeles de resolución, utilizando los modos de exposición manual y prioridad de abertura. Las capturas se han realizado en formato JPEG, para no alterar ni brillo, ni contraste, ni color al revelar un archivo RAW. El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS se ha revelado como una óptica muy cómoda en las manos, pues mantiene un perfecto equilibrio con el peso de las cámaras Sony de la serie A7.

El sistema de enfoque automático carece de la velocidad que se debe exigir a una óptica de última generación, si bien los objetivos macro son los más lentos de todo el panorama fotográfico, por el recorrido tan largo de su enfoque. La calidad óptica es soberbia: alto contraste, elevada resolución lineal y la máxima fidelidad cromática. El teleobjetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es –para mí– una óptica imprescindible para todos los usuarios de cámaras Sony de las series A7 que busquen la máxima calidad de imagen.

 

Conclusión

Sony necesitaba un objetivo macro de elevadas prestaciones ópticas, pues el incremento en la resolución de sus cámaras precisa de una resolución lineal muy elevada y un alto contraste. El objetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es –en mi opinión– la óptica idónea para trabajar con la nueva Sony A7R III en estudio, pues consigue sacar el máximo rendimiento al sensor de 42,2 Megapíxeles, mostrando una exquisita riqueza en el detalle y un alto contraste.

El rendimiento óptico del objetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS es excelente, destacando su alto contraste, una resolución lineal muy elevada y una fidelidad cromática perfecta. No se aprecia un viñeteo significativo (incluso disparando a máxima abertura) y las aberraciones cromáticas se han controlado muy bien, gracias a la incorporación de una lente asférica. La versatilidad como teleobjetivo amplía las prestaciones de una de las ópticas más interesantes del catálogo Sony de la serie E.

Tan solo el precio (superior a los 1.000 euros) será el escollo que deba superar el objetivo Sony FE 90/2.8 Macro G OSS, una óptica indispensable en el equipo de cualquier usuario de cámaras Sony de las diferentes series A7, pues tanto por prestaciones, como por calidad óptica se sitúa por encima de la media del resto de objetivos macro del mercado.

 

Lo mejor

  • construcción
  • diseño y ergonomía
  • calidad óptica excelente
  • alto contraste
  • elevada resolución lineal
  • fidelidad cromática
  • sistema AF preciso
  • estabilizador OSS

Mejorable

  • el parasol se vende por separado
  • velocidad del sistema AF
  • precio: 1.049,09 euros

 

Valoración

  • construcción: estrellas 4,5
  • diseño y ergonomía: estrellas 5
  • prestaciones: estrellas 4,5
  • sistema AF: 
  • estabilizador: estrellas 4,5
  • calidad óptica: estrellas 5
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: estrellas 4,5

 

Valoración 4,5