• miércoles , 13 diciembre 2017

Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM

El nuevo objetivo Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM es el primer zoom todoterreno para el sistema EOS M, las cámaras sin espejo del gigante japonés. La llegada de la Canon EOS M5 ha supuesto la ampliación en dos ópticas más la oferta de objetivos originales Canon EF-M, que a todas luces me parece absolutamente insuficiente, comparada con otros fabricantes del entorno mirrorless.

 

En las manos

Tras descubrir las excelencias de la Canon EOS M5 (el primer modelo sin espejo que –para mí– merece vestir el logo de la multinacional nipona) la construcción del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM me devuelve a la dura realidad: plástico a doquier, desde la tapa del objetivo hasta la bayoneta. Canon debería plantearse muy seriamente diferenciarse de los fabricantes de ópticas independientes, pues incluso marcas asiáticas no japonesas como Samyang ofrecen una mejor calidad de los materiales de construcción.

Bien es cierto que al tratarse de un zoom todoterreno aligerar el peso del conjunto formado por cámara y objetivo es una cuestión de principios, más aún en el sistema mirrorless. El zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM no será el objetivo que transmita en las manos las mejores sensaciones de durabilidad y resistencia, pero dudo mucho que los usuarios de la Canon EOS M5 elijan este zoom todoterreno para afrontar un safari fotográfico en la sabana africana o fotografiar auroras boreales en el Ártico.

 

Ergonomía y diseño

Pasado el mal trago de su construcción, admito que es un zoom cómodo en las manos y que forma un excelente conjunto con la Canon EOS M5. El amplio aro de selección de distancias focales imposibilita no encontrarlo, algo que no sucede con el aro de enfoque, situado en el frontal, aunque por otra parte sé muy bien que muy pocos usuarios de este zoom lo utilizarán en modo de enfoque manual. El zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM se encuentra disponible en los colores cromado y grafito.

 

Características técnicas

Equivalente a un 29–240mm en formato completo (full frame), el zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM está formado por 17 elementos, distribuidos en 13 grupos ópticos; una lente UD de ultrabaja dispersión se encarga de impedir la caída del contraste, mientras que dos lentes asféricas corrigen las aberraciones cromáticas. La distancia mínima de enfoque es de 25cm. en las focales comprendidas entre 18–50mm y de 45cm, entre 50–150mm. El diafragma está formado por 7 láminas. Incorpora sistema de estabilización IS de 4 pasos. El diámetro de la rosca para filtros es de ø55mm y ofrece un peso de apenas 300 gramos.

 

Prestaciones

La esencia todoterreno del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM lo convierte en una óptica idónea para la fotografía de viajes, pues su angular (equivalente) de 29mm permitirá captar paisajes y los 240mm (equivalentes), pequeños detalles cercanos o fotografiar escenas en la distancia. Es también uno de los mejores (y pocos) objetivos para retrato disponible con montura EOS EF-M nativa.

Sin embargo, su construcción debe mantener alejado al zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM de entornos lluviosos, pues su construcción no es estanca y carece de los sellados de los mejores objetivos del entorno mirrorless. Tampoco su luminosidad máxima en modo teleobjetivo (ƒ/6.3) ayuda para convertirlo en la óptica preferida por los amantes de la fotografía nocturna sin trípode.

 

Estabilizador IS

El sistema de estabilización IS del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM facilita disparar con velocidades hasta 4 pasos más lentas y obtener imágenes libres de trepidación; no es difícil conseguir imágenes perfectas con velocidades de hasta 1/4seg. El estabilizador IS resulta de especial ayuda a la hora de grabar clips de vídeo, pues el sistema IS dinámico contrarresta el cabeceo clásico al grabar sin la ayuda de un trípode o cualquier otro soporte para vídeo.

 

Enfoque AF

El enfoque del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM se realiza por medio de motores de enfoque STM, que Canon ha orientado a los objetivos más sencillos del formato APS-C. Sin alcanzar una respuesta tan rápida como los motores de enfoque ultrasónicos USM, el motor STM del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM proporciona una respuesta adecuada a una cámara como la Canon EOS M5, de uso generalista y no especializada en deportes o fotoperiodismo, ámbitos fotográficos en los que la velocidad del sistema AF es primordial para tener o perder la mejor instantánea.

 

Calidad óptica

Confieso que nunca he sido un amante de los zooms todoterreno. Dicho esto, entiendo que muchos usuarios prefieren sacrificar parte de la calidad de imagen y la luminosidad a favor de cargar con un solo objetivo. La calidad óptica del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM me ha sorprendido gratamente, pues es superior a lo que esperaba: utilizando aberturas intermedias es posible conseguir una buena calidad de imagen, muy por encima de los previsible en un objetivo Canon de menos de 500 euros.

 

Pruebas y resultados

Todas las fotografías se han realizado con la cámara Canon EOS M5, disparando en los modos de exposición manual y prioridad de abertura. Equivalente a un 29–240mm en formato full frame, el zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM es una óptica divertida, idónea como único objetivo a montar en una cámara Canon EOS M y nada mejor que salir a turistear por la ciudad para probar sus virtudes y defectos.

El rango de aberturas que ofrece mayor calidad óptica está comprendido ƒ/5.6 y ƒ/11; no recomiendo disparar a máxima abertura, pues es posible que aparezcan aberraciones cromáticas y la caída del contraste nos obligue a ajustar las fotografías en la post-producción. El detalle de las capturas es más elevado de lo que esperaba, siendo –junto al precio y su excelente relación tamaño/peso– la seña de identidad más positiva de este zoom.

 

Conclusión

El zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM era una necesidad por parte de los usuarios del sistema mirrorless Canon M, pues carecían de un zoom todoterreno capaz de afrontar desde un paisaje a un retrato o la captura de un detalle alejado con un solo objetivo. Los zooms todoterreno gozan en el entorno réflex de una personalidad y por fin Canon ha decidido importarlo a su sistema de cámaras sin espejo.

El usuario del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM no busca la máxima luminosidad, ni una calidad óptica sobresaliente, pero sí unas prestaciones, un peso y unas dimensiones que lo conviertan en la óptica capaz de reducir el equipo a un único objetivo, siempre montado en el cuerpo de una Canon EOS M, y en este aspecto el zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM cumple su función a la perfección.

Los materiales de construcción del zoom Canon EF-M 18-150mm f/3.5-6.3 IS STM son muy pobres, pues el plástico alcanza desde el frontal del objetivo hasta la bayoneta. Sin embargo, un precio inferior a los 500€ lo convierte en un objetivo asequible a todos los bolsillos y sin duda será el precio uno de los factores que más determine su éxito entre los usuarios del sistema de cámaras sin espejo Canon EOS M.

 

Lo mejor:

  • prestaciones fotográficas
  • filosofía todoterreno
  • sistema de estabilización IS
  • respuesta del sistema AF
  • calidad óptica superior a lo que se espera de un zoom todoterreno
  • tamaño compacto y peso ligero
  • precio: 477,80 euros

Mejorable:

  • materiales de construcción
  • luminosidad
  • mínima focal (equivalente) de 29mm

 

Valoración personal

  • construcción: 
  • diseño: 
  • prestaciones: 
  • sistema AF: 
  • estabilizador: 
  • calidad óptica: 
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: