• Domingo , 25 Junio 2017

Instax SQ10

Muchos de los que estudiamos EGB empezamos a dar nuestros primeros pasos en la fotografía con cámaras de película instantánea, regalos habituales para cumpleaños o primera comunión. Recuerdo aquel papel en blanco que salía con un sonido mecánico, en el que poco a poco iba apareciendo una imagen, primero fantasmagórica, para mostrar al final una foto real, en papel. En papel cuadrado. La Instax SQ10 recupera el formato cuadrado de la fotografía instantánea más primitiva, pero añade muchas de las prestaciones de la fotografía digital.

La SQ10 es la primera cámara de película instantánea Instax que incorpora un sensor digital y pantalla LCD; esto facilita visualizar los ajustes que se hagan en las capturas, además de poder reencuadrar la imagen, con un factor máximo de ampliación de x2,4.

 

En las manos

El formato cuadrado de la cámara refleja el formato de la película, que por primera vez en la historia del sistema Instax de Fujifilm es cuadrado. Vista de frente, la Instax SQ10 es una cámara simétrica; los ingenieros de desarrollo de Instax han dispuesto dos botones (a derecha e izquierda del objetivo), que facilitan el disparo con ambas manos. La parte trasera es asimismo simétrica, pues tanto la pantalla como los controles de la cámara se sitúan en el eje central de la Instax SQ10. Incluso la simetría se refleja en las pestañas de apoyo del pulgar, situados por duplicado a ambos lados de la pantalla LCD.

 

Diseño

La Instax SQ10 es la cámara de película instantánea más cómoda en las manos. Al utilizar película de formato cuadrado, el usuario de la Instax SQ10 no deberá girar la cámara en ningún momento y la disposición de cada botón disparador, de los salientes de apoyo y de los controles serán siempre los mismos, facilitando la máxima familiarización con la cámara. El amplio botón de acceso al menú (muy claro e intuitivo) y las pestañas de control de la imagen convierten a la Instax SQ10 en una cámara de manejo muy sencillo, adecuada para todo tipo de usuarios.

 

Características técnicas

Al tratarse de un modelo híbrido, combina el clásico funcionamiento de las cámaras Instax y la tecnología digital. Reconozco que tras dos semanas de uso, se me sigue haciendo haciendo extraño encontrar una pantalla LCD en una cámara Instax. Las principales características técnicas de la Instax SQ10 son:

  • sensor de 1/4″ de 3,67 Megapíxeles
  • óptica fija, equivalente a un 28,5mm en formato full frame
  • luminosidad máxima de ƒ/2.4
  • distancia mínima de enfoque: 10cm.
  • rango de sensibilidades: 100–1.600 ISO
  • fotometría: matriz de 256 zonas
  • balance de blancos automático
  • ajuste del brillo
  • sistema AF por detección de contraste
  • pantalla LCD de 3″ y 460.000 puntos de resolución (con máscara, para ofrecer visión cuadrada)
  • memoria interna para 50 capturas
  • ranura para memoria Micro SD (1Gb = 1.000 imágenes)
  • modo de exposición: programable
  • 10 filtros creativos
  • viñeteo (aclara y oscurece las esquinas)
  • modo de disparo estándar, doble exposición y disparo en “B” (10 segundos)
  • formato de la fotografía: 62 x 62mm
  • formato del papel: 86 x 72mm
  • impresión de 80 d.p.i.

 

Prestaciones

La Instax SQ10 va más allá del concepto tradicional de cámara de película instantánea, pues permite acceder a entornos poco iluminados y fotografiar en condiciones escasas de luz sin estar encadenados al uso del flash. La creatividad es –junto a la mayor libertad de fotografiar con poca luz– una de las señas de identidad de la Instax SQ10. Las fotografías obtenidas con la Instax SQ10 son eso, más fotografías. ¿Se pierde entonces la personalidad de las fotos Instax?

El usuario de la Instax SQ10 podrá optar por mantener “la magia Instax”, pero incrementando la calidad fotográfica y la creatividad. Los filtros creativos son más que una mera licencia a Instagram y saber conjugarlos con el viñeteo puede ofrecer imágenes que escapan a las prestaciones más humildes de las cámaras de la serie Instax Mini. La Instax SQ10 es –por descontado–una excelente cámara para guardar un recuerdo palpable de reuniones familiares o de amigos, pero también ser la herramienta para obtener en el formato de película instantánea parte de lo que conseguimos con una cámara fotográfica.

 

Paso a paso: menú

Basta girar el escudo frontal para conectar la cámara. El amplio botón de menú facilita el acceso a variar las preferencias de la cámara, pudiendo acceder a:

  • modo de disparo: estándar, Bulbo, doble exposición
  • flash: automático, forzado, suprimido, sincro lenta, ojos rojos y ralentización
  • autodisparador: 2 y 10seg.
  • iluminador AF
  • fecha y hora
  • sello de fecha
  • lenguaje
  • volumen: arranque, disparo y funcionamiento
  • ajustes del botón del obturador
  • autodesconexión
  • restablecer parámetros
  • formatear: memoria interna o tarjeta Micro SD

 

Disparo Auto/Manual

La metodología de disparo de la Instax SQ10 es la tradicional de las cámaras Instax: en el modo de disparo Auto basta pulsar el disparador para obtener una fotografía instantánea. Sin embargo, la Instax SQ10 cuenta con la posibilidad de modificar el brillo y el encuadre y aplicar filtros creativos y viñeteado, si seleccionamos el modo de disparo Manual. La posibilidad de seleccionar ambos modos de disparo racionaliza el gasto de película, pudiendo elegir el resultado final de la fotografía impresa, al poder corregir diferentes parámetros.

 

Memoria

La memoria interna de la Instax SQ10 permite guardar hasta 50 imágenes. Al utilizar una tarjeta de memoria Micro SD la capacidad de disparo se multiplica, para alcanzar cifras desorbitadas, pues en una tarjeta de 1Gb pueden almacenarse hasta 1.000 imágenes. Un dato curioso en la Instax SQ10 es que guarda en memoria las últimas 50 impresiones, facilitando sacar copias exactas de las fotografías ya impresas, algo imposible de conseguir con los modelos Instax anteriores.

 

Óptica

El objetivo fijo de la Instax SQ10 equivale (en formato completo) a un 28,5mm y ofrece la sorprendente luminosidad máxima de ƒ/2,4, cifra muy remarcable, pues otras cámaras Instax manejan cifras superiores a ƒ/11. Esta luminosidad tan elevada facilita disparar en condiciones de luz adversas, como interiores o al atardecer. El rango de sensibilidades de la Instax SQ10 alcanza un límite máximo de 1.600 ISO, capacitándola para disparar sin flash en interiores poco iluminados.

 

Pantalla LCD

Uno de los hechos diferenciales de la Instax SQ10 es su pantalla LCD de 3″ con una máscara que oscurece las bandas derecha e izquierda y muestra el formato cuadrado de la película. Los 460.000 puntos de resolución son suficientes para visualizar de manera efectiva las capturas. En mi opinión, en la pantalla reside uno de los pocos puntos mejorables de la Instax SQ10, pues –para mí– incorporar la tecnología táctil a la pantalla LCD hubiera convertido a la última novedad Instax en una cámara más práctica, ágil y moderna.

 

Instax SQ10: la cámara de película instantánea más sensible

Uno de los problemas insalvables al utilizar una cámara Instax es la imposibilidad de disparar sin flash en interiores… hasta hoy. El sensor de la Instax SQ10 ofrece un rango de sensibilidades comprendido entre 100–1.600 ISO, facilitando disparar sin flash en situaciones adversas de iluminación, como el atardecer o interiores. ¿Cuántas fotos hemos perdido por no poder fotografiar anteriormente con una cámara Instax en interiores? La nueva SQ10

 

Sistema AF

No es difícil pensar que estamos ante la primera cámara Instax con enfoque automático, pero no es así. Hace casi dos décadas, la Instax Wide 500AF fue la precursora en un terreno que –hasta hoy– apenas se ha vuelto a pisar. El sistema AF de la Instax SQ10 es sencillo, pero mucho más rápido y preciso de lo que podría esperarse en una cámara de película instantánea. El nuevo sistema AF de la SQ10 resulta de vital importancia al disparar en las distancias de enfoque más cercanas.

 

 

Macro

La distancia mínima de enfoque de 10cm. facilita conseguir auténticas fotografías macro, si bien el objetivo angular (equivalente a un 28,5mm) proporciona primeros planos con cierta distorsión. Para conseguir un efecto más cercano al macro tradicional recomiendo alejarse un poco del motivo y ampliar el encuadre de la imagen. De esta manera se pierden las fugas típicas de los angulares y se mantiene el efecto macro.

 

Corrección de exposición

Si seleccionamos el modo de disparo manual es posible corregir la exposición, en valores de ±2 E.V, en pasos de 1/3. De esta manera, el usuario de la Instax SQ10 amplía las prestaciones creativas de la cámara y –a la vez– puede corregir escenas a contraluz o en clave alta (dominancia del color blanco o tonos muy claros), pues el sistema de exposición automático de la Instax SQ10 actúa de manera promediada en todas las escenas.

 

Viñeteo

Es posible aplicar viñeteo a las fotografías realizadas con la Instax SQ10, tanto para oscurecer las esquinas, como para aclararlas. Todos tenemos muy claro el efecto de oscurecer las esquinas, muy similar al que daban las primeras cámaras fotográficas, pero qué sentido tiene aclarar los bordes de la imagen? Además del mero efecto creativo, en la práctica el aclarado en el viñeteo se ha revelado como una herramienta muy práctica al disparar en interiores poco iluminados, pues este efecto ayuda a compensar la iluminación ambiente.

 

Filtros creativos

La Instax SQ10 dispone de hasta 10 filtros artísticos, que logran efectos tan dispares que un mismo disparo puede crear imágenes radicalmente distintas. Sólo la práctica nos enseñará a “ver” qué foto deseamos obtener, pues al final el usuario de la Instax SQ10 tendrá unos filtros favoritos y con el tiempo sabrá intuir qué efecto proporciona cada uno antes de apretar el disparador de la cámara.

 

Capacidad de recorte

Una de las sorpresas que me he llevado probando a fondo la Instax SQ10 es que permite realizar un recorte de x2,4 de la imagen capturada. Esto facilita variar el ángulo de visión y pasar de un angular equivalente de 28,5mm a un objetivo estándar o un teleobjetivo corto de casi 70mm. La pérdida de calidad al realizar un recorte ha sido muy inferior a lo que esperaba y en algunas ocasiones mejora el resultado final de la fotografía.

 

Calidad de imagen

Soy usuario asiduo de la Instax mini 90 Classic (hasta ahora, la cámara Instax que mayor calidad ofrecía) y puedo asegurar que la Instax SQ10 juega ligas mayores. El sistema AF garantiza siempre un enfoque perfecto, incluso a la mínima distancia de 10cm. Poder ajustar la exposición, aplicar diferentes filtros y viñeteos y disparar en condiciones de luz que anteriormente eran imposibles de utilizar con los modelos existentes de Instax son aspectos que incrementan la calidad general de las fotografías.

 

Pruebas y resultados

En fotografía de soporte digital no es difícil calibrar los perfiles del brillo, el contraste y el color de todos los dispositivo, si se dispone de las herramientas adecuadas. La Instax SQ10 realiza una captura digital a través de un sensor, la imagen se visualiza en una pantalla LCD, pero la imagen que se imprime en el papel es muy distinta a la que aparece en la pantalla LCD. Personalmente, compenso la exposición en la cámara en ±3 E.V. para que la fotografía impresa ofrezca un brillo muy similar al original.

El manejo de la cámara es extraordinariamente sencillo, incluso para aquellos usuarios que jamás han disparado con una cámara fotográfica. Los menús son claros, simples e intuitivos y los controles de la cámara son los mínimos para lograr excelentes resultados.

Es importante señalar que las reproducciones de las fotografías obtenidas con la Instax SQ 10 que ilustran este análisis ofrecen una ampliación extremadamente superior al tamaño de la imagen de las fotografías (62x62mm) y muestran una calidad muy superior a las fotografías instantáneas del mercado.

 

Conclusión

La calidad de las fotografías es la mejor que he conseguido con una cámara Instax. El sistema AF proporciona una precisión elevada, muy superior a la que obtengo con mi Instax mini 90 Classic. La posibilidad de guardar la imagen y corregir posteriormente el brillo o aplicar filtros creativos es una de las señas de identidad que mejor definen el concepto Instax SQ10, más allá del formato cuadrado. La SQ10 es la cámara más instagramera de Instax.

La Instax SQ10 es una cámara divertida, que pone a prueba la creatividad de cada usuario. Es un modelo pionero en muchos aspectos, como el sistema AF, la luminosidad elevada de su óptica o el amplio rango de sensibilidades. Si se desea incrementar la creatividad, basta frotar sin delicadeza la superficie de la fotografía, mientras se está revelando, para conseguir que los copulantes de color rompan sus cadenas y creen aguas y zonas de colores alterados, tal como se aprecia en la imagen inferior.

El formato cuadrado recupera el formato primigenio de la película instantánea y los filtros creativos convierten una simple imagen en más de una docena de posibilidades creativas, pues desde los filtros al viñeteo (oscureciendo o aclarando) y la corrección de la exposición se amplía de manera muy significativa la posibilidad de variar la captura original y convertir una foto convencional en una imagen mucho más creativa.

Dejo para el final un detalle que no pienso revelar, pero que sin duda es una de las señas de identidad de la Instax SQ10: mirad la pantalla LCD en el momento en que sale la foto impresa… El precio (289€) será sin duda otro de los factores que conviertan a la Instax SQ10 en la cámara de película instantánea preferida por los amantes de esta forma de expresión, más fotográfica que nunca.

 

Lo mejor:

  • formato cuadrado
  • diseño atrevido y elegante
  • sistema de enfoque automático
  • óptica luminosa: ƒ/2.4
  • macro de 10cm.
  • captura digital
  • pantalla LCD
  • permite guardar hasta 50 imágenes en memoria interna
  • facilita ajustar la exposición y aplicar filtros y viñeteo en las fotografías almacenadas
  • permite recorte x2,4
  • es la cámara de película instantánea más fotográfica
  • excelente relación calidad-precio: 289 euros (precio estimado)

Mejorable:

  • la óptica carece de iris protector
  • pantalla LCD sin tecnología táctil

 

Valoración personal

  • construcción: 
  • diseño: 
  • óptica: 
  • prestaciones: 
  • facilidad de manejo: 
  • calidad de las imágenes: 
  • efectos de los filtros: 
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: 

 

Related Posts