• Martes , 22 Agosto 2017

Fujifilm X-T20

Tras la llegada de la Fujifilm X-T2 era sólo cuestión de tiempo que la X-T20 hiciera su aparición en escena y compartiera el sensor X-Trans III de 24,3 Megapíxeles y el procesador de imagen X-PRO para ofrecer una calidad de imagen idéntica a la que ofrecen los modelos de prestaciones profesionales X-T2 y X-Pro2. La cámara Fujifilm X-T20 mejora las prestaciones de su predecesora X-T10, manteniendo una muy buena relación calidad-precio.

 

En las manos

La cámara Fujifilm X-T20 es cómoda en las manos: de dimensiones compactas y con los diales, botones y palancas situados de manera racional y fotográfica, es posible variar los diferentes parámetros de la exposición sin despegar el ojo del visor electrónico. El aspecto exterior es idéntico al de la Fuji X-T10 y tan sólo los ojos más expertos podrán diferenciar los detalles más sutiles entre ambos modelos.

 

En la tapa superior se encuentran la leva de conexión ON/OFF y el botón disparador, el aro de velocidades y el dial de compensación (característicos de las cámaras de la serie X de Fujifilm) y el botón de funciones, que sustituye (¡por fin!) al de acceso al modo vídeo. Se mantiene la palanca del pánico, que automatiza por completo la cámara y será la tabla de salvación de aquellos usuarios que deseen recuperar el manejo más sencillo y efectivo con un simple movimiento. A la izquierda del visor se encuentra el dial de modos de disparo y la leva de liberación del flash incorporado.

 

La tapa trasera de la Fujifilm X-T20 es espartana, pues tan sólo se incluyen la pantalla LCD de 3″ basculante, el dial de control posterior y los botones dedicados a la visualización y borrado de las capturas, modo de visualización del visor y pantalla, bloqueo AF y de exposición (AE-L), acceso a menú rápido “Q”, información y los cursores, que pueden programarse a antojo del usuario y garantizan el pleno acceso y control de los parámetros más utilizados a la hora de disparar, como sensibilidad, área de enfoque, modo de simulación de película, fotometría, balance de blancos, etc…

 

 

Ergonomía y diseño

Incluso para un fujista será difícil no confundir a primera vista el frontal de la nueva Fujifilm X-T20 con la “vieja” X-T10, pues el diseño es idéntico entre ambos modelos y tan solo el color negro de los diales de control y la ausencia del botón de acceso a vídeo diferencian a ambos modelos. En la parte trasera ha desaparecido el incómodo botón de función personalizada, que en la Fujifilm X-T20 se ha colocado a la derecha del disparador, que mantiene un acceso incómodo.

 

 

Fujifilm X-T20: las apariencias engañan

Como ya demostró en su día la X-T10, las prestaciones fotográficas de la cámara Fujifilm X-T20 son prácticamente idénticas a las que se pueden conseguir con una Fuji X-T2, salvo en el terreno del sistema de enfoque automático, mucho más completo en el buque insignia de Fujifilm. La calidad de imagen que ofrece la X-T20 es la misma que incorporan los dos modelos de prestaciones profesionales X-Pro2 y X-T2, con quienes comparte sensor y procesador de imagen. Respecto a la X-T10, la Fujifilm X-T20 mantiene señas de identidad propias, como las palancas dedicadas a la liberación del flash o la automatización completa de la cámara, que pasa a utilizar el modo SR+ Auto (automático inteligente).

 

Sensor X-Trans III

La calidad de los sensores X-Trans se evidenció de manera definitiva en la versión II, con cámaras como la líder en ventas X-T1 o la propia X-T10. El nuevo sensor X-Trans III proporciona una resolución de 24,3 millones de píxeles, pero lo que –en mi opinión– es más importante, ofrece una mejor gestión del color, que se refleja tonos más naturales. Las fotografías realizadas con la cámara Fujifilm X-T20 mejoran aspectos como el contraste o la saturación del color de cámaras de la Serie X con sensores X-Trans II.

 

Prestaciones

La cámara Fujifilm X-T20 incorpora toda la versatilidad de la Serie X, pero con unas dimensiones más compactas que los modelos de prestaciones profesionales X-T2 y X-Pro2. El nuevo sistema de enfoque automático garantiza una respuesta rápida y precisa y la excelente gestión del color, imágenes más naturales que las ofrecidas por el modelo anterior X-T10. En la nueva cámara Fujifilm X-T20 se mantienen la fiabilidad de la fotometría y del sistema automático de balance de blancos.

Las prestaciones de la Fujifilm X-T20 y la cada vez más amplia variedad de objetivos para la Serie X convierten a este modelo en un modelo versátil, capaz de afrontar desde la captura de instantáneas urbanas (street photo) a retrato, paisaje, fotografía de viajes o simplemente, ser la cámara con la que plasmamos una reunión familiar. El incremento de la resolución facilita al usuario de la Fujifilm X-T20 una mayor capacidad de recorte, como se ha realizado en las dos fotografías que ilustran este apartado.

 

Características técnicas

El notable incremento en la resolución es la principal novedad –sobre el papel– en la cámara Fujifilm X-T20, respecto a su predecesora X-T10. Sin embargo, considero que aspectos como una reproducción mucho más natural del color serán de mayor utilidad para los usuarios de la X-T20. Por otra parte, la gestión mejorada de la señal de ruido al disparar con sensibilidades elevadas proporciona imágenes con mayor contraste y fidelidad cromática, que se refleja en imágenes más naturales.

Las principales características de la cámara Fujifilm X-T20 son:

  • 24,3 millones de píxeles de resolución
  • rango de sensibilidades: 200–12.800 ISO (nominal) / 100–51.200 ISO (ampliada)
  • visor electrónico de 2,36 millones de puntos
  • pantalla LCD de 3″ y 1,04 millones de puntos, abatible y con tecnología táctil
  • 7 modos de exposición
  • 58 modos de escena
  • 12 filtros creativos
  • 12 tipos de simulación de película
  • 3 modos de fotometría
  • 10 modos de balance de blancos
  • cadencia máxima de disparo de 8 f.p.s.
  • sistema AF inteligente, que combina enfoque por contraste y detección de fase (rápido y muy preciso)
  • hasta 325 puntos de enfoque, con 3 modos de detección: punto variable, zona y amplio
  • compensación de exposición en ±5 E.V.
  • vídeo 4K 30p

 

Modos de exposición

Mantiene la herencia recibida de la X-T10 y al igual que los modelos de gama alta de Fujifilm carece de aro de modos de exposición: el usuario de la cámara Fujifilm X-T20 deberá seleccionar “A” en el dial de velocidades de obturación para seleccionar el modo de prioridad de abertura, fijar en “A” el aro de diafragmas para disparar en prioridad de obturación y situar ambas “A” para disparar en modo automático programable. Este último modo de exposición es posible utilizarlo al recurrir a la palanca del pánico.

Fujifilm ha decidido mantener la palanca del pánico situada al lado del dial de velocidades, que fija todos los parámetros de la cámara en modo automático inteligente (SR+ Auto, en otros modelos Fujifilm). Esto indica que el fabricante nipón sigue pensando que se trata de un modelo para el usuario más novel y menos experto, algo que –bajo mi punto de vista– no es así, pues no descarto que muchos usuarios expertos recurran a la cámara Fujifilm X-T20 como segundo cuerpo de una X-T2.

Los modos de exposición incluidos en la X-T20 de Fujifilm son:

  • manual
  • programable
  • prioridad de abertura
  • prioridad de obturación
  • SR+ (auto inteligente o avanzado con 58 modos de escena)
  • filtros artísticos
  • panorámica

 

Modos de escena

Para acceder a los modos de escena de la Fujifilm X-T20 basta recurrir a la palanca del pánico. Es frecuente que cuando los usuarios menos expertos empiezan a dar los primeros pasos con una cámara de nivel medio prefieran disparar en modo completamente automático y asegurar así el buen resultado de una fotografía, antes que adentrarse en modos de exposición más participativos (como el modo manual) y en los que no siempre el éxito está garantizado.

El modo de exposición SR Auto dispone de las herramientas necesarias que aseguran una fotografía perfecta en exposición. Los 58 modos de escena incluidos se adecuan a las situaciones fotográficas más frecuentes a los que podrá enfrentarse el usuario de la cámara Fujifilm X-T20, como son (entre otros):

  • retrato
  • paisaje
  • paisaje nocturno
  • atardecer
  • fotos en la playa o en la nieve
  • cielos azules
  • sujetos en movimiento

 

Filtros creativos

Fujifilm no es el fabricante que mayor número de filtros artísticos incorpora en sus cámaras, pero la calidad de los efectos es superior a la de muchas marcas. Los filtros creativos incorporados en la cámara Fujifilm X-T20 proporcionan mayor creatividad y evitan horas de postproducción con programas de retoque y manipulación de imágenes.

La Fujifilm X-T20 incluye los filtros:

  • cámara de juguete
  • efecto miniatura
  • color pop
  • clave alta
  • clave baja
  • tono dinámico
  • enfoque suave
  • color parcial (rojo, amarillo, verde, azul y morado)

 

 

Simulación de película

La experiencia de Fujifilm en la fabricación de película fotográfica sienta las bases de la simulación de película (estilo de foto, en otros fabricantes), uno de los aspectos a descubrir por buena parte de los usuarios de cámaras fotográficas. Una misma imagen dará resultados radicalmente diferentes, según el modo de simulación de película seleccionado. La incorporación del modo Acros amplía las bondades del blanco y negro en la Fujifilm X-T20, proporcionando mayor riqueza en los grises medios y obteniendo más detalle en los blancos.

El modo de simulación de película rinde tributo a las películas más conocidas de la firma japonesa y la nueva cámara Fujifilm X-T20 dispone de:

  • Provia (estándar)
  • Velvia (vívido)
  • Astia (suave)
  • Provia (estándar)
  • Classic Chrome
  • Pro Negativo Hi
  • Pro Negativo Estándar
  • Acros (con filtros amarillo, rojo y verde)
  • Monocromo (con filtro amarillo, rojo y verde)
  • Sepia

 

Visor electrónico/pantalla LCD

El visor electrónico de la nueva Fujifilm X-T20 ofrece la misma resolución de 2,36 millones de píxeles que ya incorporaba el visor de la X-T10. La velocidad de refresco es suficiente para no encontrarnos con un retraso de la visión del visor, así como tampoco de la pérdida de imagen momentánea producida por el propio disparo. Es posible seleccionar entre visión directa (modo Live View) o el modo de visión real, donde el usuario podrá comprobar la exposición, balance de blancos y modo de simulación de película al instante.

X-T10_Finder

La pantalla LCD de la cámara Fujifilm X-T20 sí ha mejorado, respecto al modelo anterior X-T10, pues la resolución se ha incrementado hasta 1,040.000 puntos de resolución y se la ha dotado con tecnología táctil, que facilita –por ejemplo– situar el punto de enfoque en cualquier parte del área de la imagen. Su capacidad basculante facilita fotografiar a ras de suelo, característica muy práctica en la fotografía macro.

 

Fotometría

Una de las características comunes en todas las cámaras Fujifilm de la Serie X es la fotometría, basada en una matriz de 256 zonas. La medición de luz de la Fujifilm X-T20 ofrece una perfecta respuesta de la medición de luz, siendo uno de los factores –junto al balance de blancos– que determinan la elevada calidad de los archivos, sin importar si son JPEG o RAW. Pese a disponer de un menor número de zonas que otros fabricantes (que incluso superan el millar), la precisión de la fotometría de la cámara Fujifilm X-T20 se manifiesta óptima en condiciones de luz difíciles, como las dos imágenes inferiores.

La cámara Fujifilm X-T20 incluye los modos de medición:

  • multizonal
  • promedio
  • puntual

 

Balance de blancos

Una respuesta precisa en la medición automática del balance de blancos determina perder o ahorrar horas frente a la pantalla del ordenador para corregir el color o los tonos de las capturas. La nueva cámara Fujifilm X-T20 incorpora un balance de blancos fiable, pues incluso en interiores iluminados con luz de tungsteno la fidelidad cromática es elevada. Asimismo, en condiciones de iluminación mixta (luz natural + luz artificial) el balance automático de blancos de la Fujifilm X-T20 soluciona de manera solvente iluminaciones complejas.

La cámara Fujifilm X-T20 dispone de los modos de balance de blancos:

  • automático
  • luz día
  • sombra
  • fino
  • fluorescente luz diurna
  • fluorescente blanco cálido
  • fluorescente blanco frío
  • tungsteno
  • subacuático
  • manual, en ºKelvin

 

Sistema AF

Uno de los aspectos que han mejorado –respecto al modelo anterior X-T10– es el sistema de enfoque automático. Combina los modos de enfoque por contraste y de detección de fase para lograr una respuesta más rápida y precisa, incluso al disparar en condiciones adversas de luz, como espectáculos en interiores poco iluminados. El área cubierta por el sistema AF es del 50% a lo ancho de la imagen y del 75%, de arriba a abajo. Sin embargo, no todo son buenas noticias y lamento que no se haya incluido el joystick dedicado al punto de enfoque en la Fujifilm X-T20.

Disparar en modo de enfoque continuo con la cámara Fujifilm X-T20 deja de ser la amarga aventura que suele convertirse fotografiar sujetos en movimiento con cámaras de segmento medio, pues parece que muchos fabricantes reservan este aspecto para sus modelos de gama alta o profesional los sistemas AF-C de altas prestaciones. Sin llegar a ser la cámara ideal para cubrir unos Juegos Olímpicos, la Fujifilm X-T20 logrará seguir la acción de muchas competiciones deportivas en exteriores.

 

Calidad de imagen

Llegamos al punto más crítico de cualquier análisis de cámaras y objetivos: la calidad de imagen… Y la pregunta es: ¿ofrece mayor calidad de imagen la nueva cámara Fujifilm X-T20 que su predecesora X-T10? Tras comprobar las imágenes he observado una gestión del color mejorada y más natural. El superior tamaño de los archivos mantiene la excelente calidad de imagen tradicional de las mejores cámaras Fujifilm de la Serie X, gracias en parte a la excelente calidad óptica de los objetivos Fujinon XF.

La cámara Fujifilm X-T20 ofrece una calidad de imagen exactamente igual a la ofrecida por la X-T2, el buque insignia de Fujifilm y modelo que inspira la estética del modelo que aquí analizo. La reproducción del color es –junto a un incremento del 50% del tamaño de la imagen– el factor más destacable, mostrando tonos y colores más fieles a la realidad. Por otra parte, aplicar los modos de simulación de película de manera correcta en cada ámbito fotográfico (retrato, paisaje, fotografía de producto…) remarca la importancia que tiene para Fujifilm disponer de las herramientas que garantizan la máxima fidelidad cromática.

 

Respuesta a ISO altos

La cámara Fujifilm X-T20 dispone del mismo sensor y procesador de imagen que la X-T2, factor que determina una calidad de imagen idéntica, sin importar la sensibilidad seleccionada. Esto significa que el usuario de la Fujifilm X-T20 obtendrá –en igualdad de condiciones– los mismos resultados que aquel que dispare con una X-T2 o una X-Pro2. La sensibilidad nominal está comprendida entre 200–12.800 ISO, pero es ampliable a 100–51.200 ISO.

La señal de ruido es comedida hasta 4.000 ISO, mostrando una calidad de imagen elevada hasta esta sensibilidad (ver foto inferior). Pese a que el límite de la sensibilidad es de 51.200 ISO, considero que en la práctica no se debe sobrepasar la cifra de 6.400 ISO, si se desea mantener una elevada calidad de imagen.

 

Modo vídeo

Fujifilm es el fabricante que mayor prioridad ha dado a la fotografía en sus cámaras, teniendo el modo vídeo como una opción más, pero no la principal, tal y como sucede con las cámaras mirrorless de Sony. La calidad 4K 30p y una mejorada respuesta del sistema de enfoque automático proporcionan clips de vídeo con una calidad de visualización superior a la ofrecida por la X-Pro2, un modelo de precio y prestaciones superiores que “sólo” se queda en calidad Full HD.

 

Pruebas y resultados

Todas las fotografías se han disparado en formato JPEG con el teleobjetivo Fujinon XF 60mm ƒ/2.4 R Macro y el angular Fujinon XF 23mm ƒ/2 R WR. Se han utilizado los modos de exposición manual (fijando el dial en la posición “T”), prioridad de abertura y completamente automático, recurriendo a la palanca del pánico. La calidad de imagen de las fotografías realizadas con la nueva cámara Fujifilm X-T20 roza en muchos casos la excelencia, sin encontrar apenas diferencias con las que pueda obtener con los modelos X-T2 o X-Pro2.

 

Conclusión

La cámara Fujifilm X-T20 es una cámara excelente para aquellos usuarios capaces de vivir sin complejos su amor por la fotografía. La calidad final de las capturas no difiere de las que podemos obtener con la X-T2, lo que bastará para muchos usuarios que buscan una elevada calidad de imagen y no les importa sacrificar un aspecto más profesional (como en la X-T2) en pos de un precio más asequible. Los resultados ofrecidos por la Fujifilm X-T20 satisfarán de manera sobrada las necesidades del usuario medio, tanto en manejo como en resultados.

La calidad de los materiales de construcción de la cámara Fujifilm X-T20 y un diseño 100% fotográfico deberían ser argumentos suficientes para enamorar a los amantes de la fotografía más clásica, aquella que sólo sabía de velocidades de obturación, diafragmas y una experiencia basada en error/acierto. La disposición de los diales de control y de los botones es racional y la facilidad para personalizar la posición de los mismos convierte a la Fujifilm X-T20 en una cámara cómoda y de manejo muy sencillo.

El sensor X-Trans III de la cámara Fujifilm X-T20 proporciona colores fieles a la realidad, que –por fin– se alejan de esa visión excesivamente saturada y contrastada de muchas cámaras que prefieren mostrar culto a la infidelidad (cromática) que a la realidad. La calidad de imagen de las fotografías es idéntica a las que ofrecen los dos buques insignia del fabricante nipón, pero a un precio mucho más asequible. La precisión de la fotometría y el sistema automático de balance de blancos proporcionan originales que apenas precisan correcciones en la edición de las capturas.

La cámara Fujifilm X-T20 se presenta en tres kits distintos: con uno y dos zooms Fujinon XC y mi preferida, con el zoom Fujinon XF 18–55mm R OIS, que ofrece una calidad óptica superior a la tradicional en un zoom de kit. Un precio ligeramente superior a los 1.000€ convierte a la cámara Fujifilm X-T20 en uno de los modelos de gama media-alta con mejor relación calidad-precio del segmento mirrorless, capaz de medirse en calidad de imagen con sus hermanas mayores X-T2 y X-Pro2.

 

Agradecimientos: Anna

 

Lo mejor:

  • calidad de los materiales de construcción
  • diseño cómodo y fotográfico
  • facilidad de manejo
  • amplia variedad de modos de exposición y modos de escena (58)
  • fotometría precisa
  • fidelidad del balance de blancos
  • sistema AF rápido y preciso
  • elevada calidad de imagen
  • buena respuesta en ISO altos
  • pantalla LCD basculante, con tecnología táctil
  • palanca del pánico, que automatiza la cámara
  • flash incorporado funcional
  • vídeo 4K
  • relación calidad-precio: 1.095,68 euros (cámara + zoom Fujinon XF 18–55/2.8-4 R LM OIS)

Mejorable:

  • carece del joystick de ajuste de foco, incluido en las X-T2 y X-Pro2
  • acceso al botón de función personalizada

 

Valoración

  • construcción: 
  • diseño y ergonomía: estrellas 4,5
  • prestaciones: estrellas 4,5
  • fotometría: estrellas 4,5
  • balance de blancos: 
  • sistema AF: estrellas 4,5
  • calidad de imagen: 
  • respuesta a ISO altos: 
  • modo vídeo: 
  • relación calidad-precio: estrellas 4,5
  • valoración personal:estrellas 4,5

 

 

 

Related Posts