• miércoles , 13 diciembre 2017

Profoto B1X

El mundo de la iluminación profesional es –probablemente– el que más ha sufrido la migración del haluro de plata al píxel. Marcas tan ilustres como Broncolor y Multiblitz (o muy recientemente, Bowens) han pasado a mejor vida o a un inmerecido lugar en el olvido. Sin embargo, un nombre ha sabido erigirse en menos de una década como el líder indiscutible de la iluminación profesional y el flash Profoto B1X es su última novedad.

Profoto es el vivo ejemplo que confirma que la Teoría de la Evolución de las Especies de Darwin es válida incluso en el mundo de los negocios (y discúlpenme los creacionistas). La firma escandinava no sólo ha sabido evolucionar y adaptar los rancios diseños de los fabricantes tradicionales de flashes hacia las preferencias y necesidades actuales, sino que también ha mejorado el márqueting y la atención personal al cliente de forma exquisita, rozando el cariño. A diferencia de otras marcas, Profoto facilita que el profesional tenga un acceso previo al equipo que desea adquirir a través de distribuidores seleccionados, pudiendo probar durante unos días tanto flashes como accesorios.

 

Diseño

El diseño del flash Profoto B1X poco tiene que ver con el aspecto aburrido y clasicón de la mayoría de flashes de estudio. Hace años que este fabricante nórdico apuesta por diseños más innovadores y arriesgados, utilizando materiales de calidad, tanto en el exterior de los flashes y generadores, como –especialmente– en su interior. La facilidad de manejo es absoluta (incluso para quien jamás haya trabajado con un equipo Profoto), racional e intuitiva.

Los controles del flash Profoto B1X se reducen al dial de potencia y los botones dedicados a:

  • luz de modelado, proporcional o a plena potencia
  • modo de sincronización, por simpatía o mediante el emisor Profoto Air Remote
  • READY, en modo silencio o señal acústica
  • TEST, que cumple también las funciones de encendido y apagado del flash

 

Prestaciones

Las características del flash Profoto B1X lo convierten en el sistema de iluminación profesional perfecto para sesiones en exteriores o en localizaciones donde la conexión a la red sea difícil, como eventos deportivos o pasarelas de moda. La batería facilita entre 350 y más de 400 disparos, lo habitual en una sesión de moda. El tamaño y peso del flash Profoto B1X no es muy superior al de otras unidades de flash de estudio de gama profesional y resulta mucho más cómodo que cargar con pesados sistemas de batería, como el Tralvelpak de Bowens.

 

Emisor Air Remote

Uno de los accesorios menos valorados a la hora de trabajar con sistemas de iluminación profesional por flash es el emisor; además de los clásicos y poco versátiles por luz infrarroja, los emisores por radio ofrecen mayores prestaciones, al poder controlar varias unidades de flash de forma simultánea y ser completamente funcionales en exteriores. El emisor Profoto Air Remote incorpora hasta 8 canales, que permiten controlar el mismo número de flashes Profoto.

Desde el emisor (que realmente se trata de un transceptor, pues sirve indistintamente de emisor y receptor) podemos activar el modo stand by, seleccionar el modo emisor/receptor, realizar disparos de prueba (ready) y variar la potencia del destello, desde el mínimo de 2.0 hasta 10. El alcance de la señal del emisor Air Remote es de 300 metros (100, si se trabaja en modo TTL).

 

Controles e información

El dial de potencia facilita variaciones de décimas, pero es posible variar en unidades de potencia (2–10) pulsando este dial y girando a derecha e izquierda para incrementar o reducir la potencia del destello. La pantalla LCD de información muestra los valores de potencia, carga de la batería, modo de luz de modelaje, testigo acústico (o no) del destello y modo de sincronización. El tamaño de los dígitos de la potencia seleccionada y de la carga de la batería permite una clara visualización desde 8-10 metros de distancia del flash.

 

Potencia

La potencia de la unidad de flash Profoto B1X es de 500 Watios/seg. y dispone de una escala de destello de hasta 9 pasos ƒ/ de diafragma. Esta versatilidad en el destello facilita al profesional trabajar con aberturas elevadas, rompiendo el mito que un flash profesional de estudio obliga a trabajar con los diafragmas más cerrados. Además de la potencia, la rapidez de recarga permite incluso trabajar con la cámara en modo ráfaga. He conseguido hasta 23 destellos consecutivos en ráfagas de 3 f.p.s. y una potencia intermedia.

 

Profoto B1X: el sol portátil

Solemos asociar la iluminación profesional de flash al trabajo en estudio, ya sea en sesiones de moda, retrato o fotografía de producto (bodegones). Las soluciones que ofrecía hasta ahora el mercado profesional solían basarse en pesadas baterías donde conectábamos las unidades de flash. Profoto ha diseñado una batería de dimensiones reducidas, que se integra de manera cómoda y discreta en el lateral en el cabezal B1X. Esto permite disponer de varias baterías y aumentar la autonomía del flash Profoto B1X para largas sesiones de moda.

La batería del flash Profoto B1X permite hasta 325 destellos a plena potencia, pero he pasado sin dificultad de los 400, utilizando potencias intermedias y no utilizando la luz de destello a plena potencia. Profoto dispone de una amplia gama de filtros de gelatina que facilitan al profesional la corrección de los tonos del destello, algo que sin duda agradecerán los fotógrafos de moda. Así, será posible añadir una luz cálida en fotografías en la playa de ropa de baño, sin importar si estamos a pleno sol o en la penumbra del atardecer.

 

Y además… ¡TTL!

Con el emisor Air Remote TTL es posible disparar en modo TTL con cámaras Canon, Nikon, Olympus y Sony (Fuji, en breve), de la misma manera que podemos hacer con cualquier flash tipo “cobra”, montado en la cámara. El control del flash Profoto B1X –ya sencillo per se– se simplifica hasta convertirse en el más fácil sistema de iluminación profesional, pues basta fijar una abertura para que el flash dispare el destello preciso para ese diafragma. La corrección más precisa se realiza con el control de flash de la cámara, igual que al montar un flash “cobra”.

Además de realizar TTL en los sistemas Canon, Nikon, Olympus y Sony, el emisor Air Remote TTL permite la sincronización en alta velocidad de obturación (HSS) hasta 1/8.000seg. Esta prestación facilita crear fondos más naturales al disparar en contraluces a pleno sol o al utilizar el flash Profoto B1X en fotografía deportiva, ámbito en el que es imprescindible utilizar velocidades de obturación muy rápidas para congelar la acción.

 

Accesorios

Una de las señas de identidad del flash Profoto B1X es el sistema de montaje de los accesorios de iluminación; a diferencia de otros modelos de la marca y otros fabricantes, los accesorios se montan a presión a lo largo de la boca del flash. El sistema OCF del flash Profoto B1X dispone de más de 120 accesorios de iluminación, desde ventanas de luz a parábolas de diferentes diámetros, que al podes desplazarse a lo largo de la parte frontal del flash logran incrementar la potencia del destello, hasta en 1,8 veces, consiguiendo una potencia similar a la que ofrecería un flash de 900 W/seg.

 

Pruebas

Todas las fotografías se han realizado con una cámara Fujifilm X-Pro2 y el teleobjetivo corto Fujinon XF 56mm ƒ/1.2 R APD. Al no estar todavía disponible el disparador Air Remote TTL para las cámaras de la Serie X de Fujifilm, tuve que medir la luz en cada disparo y ajustar según el flash se alejara de la modelo. He disparado en exteriores y en estudio, con los accesorios OCF Magnum, OCF Zoom y la ventana de luz OCF SoftBox Octa.

 

Conclusión

Tras semanas de pruebas, entiendo porqué Profoto se ha convertido el la elección preferida por los profesionales de la fotografía de moda y el retrato. La calidad del equipo de iluminación profesional Profoto B1X me ha aportado la máxima calidad en cada destello y eso se refleja en la seguridad que los trabajos van a mostrar una luz con la máxima calidad que ofrece el mercado. Tanto la velocidad de recarga (incluso a máxima potencia), como la estabilidad de la potencia y temperatura de color de cada destello transmiten al profesional la máxima seguridad en su equipo de iluminación.

La autonomía de la batería es similar a la de otros sistemas más pesados (como el TravelPak de Bowens) y no difícil superar los 400 destellos con una sola carga. La facilidad de trasladar un equipo de iluminación profesional a localizaciones en exteriores es una prestación al alcance de muy pocos fabricantes y en este aspecto, mi elección personal se decanta por el flash Profoto B1X, tanto por la calidad de la luz, como la amplia variedad de accsorios de iluminación de la serie OCF.

Reconozco que a primera vista el sistema OCF del flash Profoto B1X no me seducía, por estar acostumbrado a trabajar con sistemas de iluminación que disponen de monturas de bayoneta. En la práctica, el montaje es extremadamente rápido y sencillo. Las dos parábolas (zoom y Magnum de la serie OCF), la ventana Octa, los grids (paneles de abeja) y los filtros de gelatina de color utilizados en las pruebas aportan la mayor versatilidad y calidad de los destellos.

Tan sólo el precio (cercano a los 2.000 euros) impedirá popularizar más allá del uso entre profesionales el mejor equipo de iluminación para trabajar en exteriores sin conexión a red, pero la calidad tiene un precio y –en este caso– el flash Profoto B1X vale cada euro que se paga, pues ofrece unas prestaciones muy superiores a rivales que tampoco se sitúan tan lejos en precio.

 

Modelos:

  • Eli
  • Yolainne

 

Lo mejor:

  • sistema de iluminación profesional autónomo, con batería
  • potencia de 500 WS/seg. (se puede incrementar al usar las parábolas Zoom y Magnum)
  • facilidad de transporte (no se precisa cable alguno)
  • la pantalla LCD ofrece toda la información necesaria
  • tiempo de reciclaje extremadamente rápido: desde 0,1 seg.
  • velocidad máxima de destello de 1/19.000seg.
  • en cámaras Canon, Nikon, Olympus y Sony se puede trabajar en modo TTL
  • amplia variedad de accesorios de montura OCF
  • sistema Air Remote: permite variar la potencia del destello, conectar la luz de modelado o dejar el flash en “stand by”
  • actualización del firmware del flash vía mini-USB

Mejorable:

  • el disparador Air Remote carece de pantalla LCD de información y no se sabe con qué valor de potencia se está trabajando
  • precio: 1.945 euros

 

Valoración

  • construcción: 
  • diseño: 
  • prestaciones: 
  • calidad de destello: 
  • velocidad de recarga: 
  • autonomía de la batería: 
  • variedad de accesorios de montura OCF: 
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: