• sábado , 21 octubre 2017

Instax 300 Wide

Tras las pruebas de los modelos mini 90 Neo Classic y SQ10, llega el turno de la review de la Instax Wide 300, la más grande de la clase. Tanto el tamaño del papel como el de la propia cámara rompen con las tradicionales dimensiones contenidas de los modelos Instax, resultando la cámara de película instantánea con una personalidad más extrema. La Instax Wide 300 es una cámara de extremos: se ama o se aborrece.

 

En las manos

El tamaño de la carga de película determina las dimensiones externas de un modelo que jamás nadie en su sano juicio se atrevería a calificar de compacto. Las líneas de la Instax Wide 300 son rotundas, no aptas para pusilánimes o manos de niños. Sin ser una cámara pesada, las dimensiones de la Instax Wide 300 determinan su público objetivo: amantes de la fotografía instantánea que buscan los mayores tamaños de foto.

Los controles de la Instax Wide 300 son –como es tradicional en los modelos anteriores a la Instax SQ10– escasos, lo que determina un manejo sencillo y completamente automatizado. Para activar la cámara basta mover la leva de conexión; los botones dedicados al modo de flash y una corrección de ±2/3 E.V. son los únicos controles que incorpora la Instax 300 Wide. En la óptica es posible seleccionar el modo de enfoque estándar (0,9-3 metros) o el panorámico (3m-∞).

 

Ergonomía y diseño

Pese a ser una cámara de dimensiones considerables, la Instax Wide 300 tiene un peso de apenas 612 gramos, siendo un modelo fácilmente transportable. Su empuñadura garantiza una sujeción segura, haciendo de la Instax Wide 300 un modelo relativamente cómodo en las manos. La posición del visor óptico (que incorpora un círculo central donde está situado el punto de enfoque) queda –en mi opinión– en un lugar poco racional y que puede contribuir a perder la comodidad de la cámara en las manos.

 

Características técnicas

La Instax Wide 300 es la cámara de película instantánea que ofrece el mayor tamaño de impresión, de cuantas aún se comercializan en la actualidad. El tamaño de las copias en papel es la principal seña de identidad de la Instax Wide 300, junto a su extraordinaria sencillez de manejo. Sus principales características técnicas son:

  • objetivo equivalente a un 35mm (aprox.)
  • luminosidad ƒ/14
  • alimentación: 4 pilas AA
  • flash incorporado
  • compensación de exposición de ± 2/3 E.V.
  • tamaño del papel: 86 x 108mm
  • tamaño de la imagen: 62 x 99mm
  • enfoque automático, con dos rangos de distancias: 0,9-3m / 3m-∞
  • peso: 612 gramos

 

Prestaciones

La cámara Instax Wide 300 es un modelo idóneo –por el tamaño de sus fotografías instantáneas– para guardar recuerdos de reuniones familiares y de amigos, además de ser una cámara muy válida para la fotografía de viajes. Asimismo, la mayor superficie del papel facilita una manipulación más sencilla de las imágenes, mientras se desarrolla el revelado de éstas. He querido mostrar otros ámbitos en los que la Instax Wide 300 puede convertirse en uno de los mejores modelos de película instantánea, como son la fotografía de moda y de arquitectura.

 

Manejo

Pocas cámaras resultan más sencillas de utilizar que la Instax Wide 300, muy parecida en manejo a la Instax 80, la cámara de película instantánea más sencilla del mercado. Basta conectar la cámara, encuadrar por el visor y disparar: la magia corre a manos de la película Instax. El usuario de la Instax Wide 300 apenas se tendrá que preocupar en 3 simples aspectos:

  • escala de enfoque: 90cm-3 metros / 3 metros – ∞
  • activación del flash integrado
  • aclarar / oscurecer la imagen

 

Instax Wide 300: más allá del paisaje

Uno de los aspectos que más me han gustado de la Instax Wide 300 es su capacidad de adaptación a distintos ámbitos fotográficos. Más allá de la fotografía de paisajes, no es difícil conseguir resultados muy originales en –por ejemplo– la fotografía de moda, gracias al encanto de la fotografía instantánea. Lejos de ser una cámara discreta (su tamaño la delata a los ojos más desconfiados) es un modelo capaz de regalarnos imágenes únicas en la fotografía de arquitectura.

 

Enfoque

El visor de la Instax Wide 300 incorpora un círculo que puede llevar a pensar a más de uno que la cámara dispone de enfoque automático: no es así. La óptica dispone de dos escalas de enfoque que deben seleccionarse de forma manual. Para los planos más cercanos (como la fotografía de personas) la Instax Wide 300 ofrece un enfoque comprendido entre 90cm. y 3 metros. Para paisajes y fotografía de arquitectura, de 3 metros a infinito (∞).

 

Flash

El flash incorporado proporciona resultados efectivos en distancias de hasta 3-4 metros, incluso en exteriores. Mediante el botón de selección de flash (situado sobre la tapa de carga de la película), el usuario de la Instax Wide 300 podrá activarlo en contraluces, pero no cancelar el disparo con flash en ambientes poco iluminados, reduciendo la creatividad de la cámara. Asimismo, realizar todos los disparos con flash merma la autonomía de las 4 pilas AA que alimentan la cámara, que permiten disparar hasta 100 fotos.

 

Conclusión

La Instax Wide 300 es el modelo outsider de la gama de cámaras de película instantánea desarrolladas por Fujifilm, pues tanto el tamaño de la cámara como el de las fotografías (el área de la imagen cubre aproximadamente el doble que una Instax Mini) rompe con el tradicional concepto compacto de las cámaras Instax. Sin embargo, romper con lo establecido es lo que proporciona a la Instax Wide 300 una personalidad muy marcada, alejada de los estándares convencionales en la fotografía instantánea.

Su fácil manejo, la efectividad de sus resultados (cada disparo asegura no desperdiciar película), el tamaño de las fotografías y la posibilidad de manipular las imágenes durante el revelado son argumentos más que suficientes para valorar a la Instax Wide 300, si se piensa adquirir una cámara de película instantánea. Un precio inferior a 110 euros será el empujón definitivo para entrar en un mundo alejado de píxeles.

 

Lo mejor:

  • tamaño de las fotografías
  • manejo fácil e intuitivo, incluso para los usuarios más noveles
  • utiliza pilas AA (fáciles de encontrar en cualquier parte del mundo)
  • autonomía (hasta 100 fotos)
  • peso: 612 gramos
  • excelente relación calidad-precio de la cámara: 109,99 euros
  • muy buena relación calidad-precio de la película: 16,95 euros (pack de 2 cargas de 10 fotos)

Mejorable:

  • cámara demasiado automatizada
  • imposibilidad de cancelar el flash, cuando la cámara determina que lo necesita
  • dimensiones

 

Valoración

  • construcción: 
  • diseño: 
  • prestaciones: 
  • facilidad de manejo: 
  • tamaño de las fotografías: 
  • calidad de las fotografías: 
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: 

 

Related Posts