• sábado , 21 octubre 2017

Nuevas ópticas Canon Serie L

Canon presenta cuatro nuevas ópticas Serie L de alta gama, que ofrecen una serie de oportunidades creativas mejoradas para los fotógrafos profesionales y los aficionados avanzados. Construidos bajo las estrictas exigencias de la Serie L de Canon, los objetivos EF 85 mm ƒ/1,4L IS USM, TS-E 50 mm ƒ/2,8L MACRO, TS-E 90 mm ƒ/2,8L MACRO y TS-E 135 mm ƒ/4L MACRO ofrecen una increíble facilidad de uso, durabilidad y más posibilidades para la experimentación fotográfica en perspectiva y escala.

 

El camino hacia el retrato perfecto

Creado siguiendo la respuesta de fotógrafos de todo el mundo, el EF 85 mm f/1,4L IS USM ha sido diseñado para reproducir tonos de piel atractivos y bellas perspectivas, espectaculares retratos y fotos de bodas. Con un diseño óptico nuevo de 14 elementos, en 10 grupos, el EF 85 mm incorpora elementos de alta calidad y precisión para corregir la aberración cromática y proporcionar el rendimiento óptico requerido por los últimos sensores de alta resolución. La calidad de la imagen es aún mejor gracias a la tecnología de revestimiento Air Sphere Coating (ASC). Esta capa de índice de refracción ultra bajo, aplicada en el EF 85 mm, elimina el velo óptico y las luces parásitas, para garantizar imágenes claras y atractivas.

El EF 85 mm va equipado con un diafragma electromagnético, que utiliza una gran abertura f/1,4 compuesta por nueve palas. Esto permite que el objetivo capte unos bellos fondos desenfocados (“bokeh”), fundamental tomas impresionantes. La abertura es también capaz de transmitir más luz para aumentar la exposición y el control de la profundidad de campo. Este rápido comportamiento de la abertura resulta crucial para captar impactantes retratos en los que el sujeto sea el punto de interés principal. Los fotógrafos podrán también disfrutar de una estabilidad sin precedentes con el sistema de estabilización de la imagen de cuatro pasos del EF 85 mm, que evita que la trepidación de la cámara arruine las imágenes. La combinación de la estabilización de la imagen con una abertura muy luminosa convierte al EF 85 mm en un objetivo perfecto para las grabaciones de vídeo.

El EF 85 mm dispone de un sistema de Enfoque Automático (AF) por Motor Ultrasónico (USM) de alta velocidad, de tipo anillo, controlado por la CPU del objetivo y los algoritmos de la cámara para proporcionar un AF rápido y preciso. El AF que controla el USM es también completamente silencioso, lo que permite a los fotógrafos captar excelentes imágenes discretamente en eventos como las bodas. El AF también cuenta con un sistema de reajuste manual del enfoque en todo momento y es compatible con toda la familia de cámaras EOS Cine.

Este nuevo objetivo también se beneficia de la mayor durabilidad del sistema de construcción de los objetivos de la serie L de Canon. Gracias al sellado del EF 85 mm contra las inclemencias del tiempo, contra el polvo y al revestimiento de flúor, este objetivo está preparado específicamente para trabajar en condiciones climáticas difíciles y cambiantes.

Todas las características de este objetivo EF 85 mm lo convierten en la herramienta perfecta para los fotógrafos de retratos. Es ideal para cualquiera que necesite un teleobjetivo versátil, para enfrentarse a muchas situaciones, incluidas las bodas, eventos, la fotografía en estudio, así como en interiores o exteriores.

 

Máxima calidad para la creatividad fotográfica

Desde el lanzamiento del TS-E 17 mm ƒ/4L y el TS-E 24mm ƒ/3,5L II, Canon ha recibido muchas solicitudes para ampliar la gama de controles del desplazamiento de estos objetivos con longitudes focales más largas. Canon has respondido a estas peticiones con el lanzamiento de los objetivos TS-E 50 mm ƒ/2,8L MACRO, TS-E 90 mm ƒ/2,8L MACRO y TS-E 135 mm ƒ/4L MACRO. Estos nuevos objetivos ofrecen características adecuadas para la fotografía creativa, como los movimientos de basculamiento, desplazamiento y rotación para especialistas, así como una función macro. Todo ello, con el más avanzado diseño y precisión ópticos característicos de la serie L. El TS-E 135 mm enriquece la serie TS-E con la longitud focal más larga, mientras que el TS-E 50 mm y el TS-E 90 mm reemplazan a los actuales modelos TS-E 45 mm ƒ/2,8 y TS-E 90 mm ƒ/2,8, respectivamente.

El TS-E 50 mm es perfecto para captar imágenes creativas, espectaculares y precisas de paisajes, arquitectura y en el estudio, mientras que el TS-E 90 mm y el TS-E 135 mm son más adecuados para la fotografía de retratos y macro en el estudio.

La función de desplazamiento del TS-E 50 mm, TS-E 90 mm y TS-E 135 permite desplazar al objetivo hacia arriba, abajo, a izquierda y derecha, lo que permite minimizar la distorsión de la perspectiva. Esta característica se utiliza con frecuencia en fotografía de arquitectura, ya que permite corregir la perspectiva de la imagen, tal como la distorsión inherente que se aprecia en la parte superior de la imagen de los edificios altos. Uno de los usos creativos de la función de basculamiento es el “efecto miniatura”. Implica que se mueva el objetivo para que los diferentes elementos de una imagen permanezcan enfocados, lo que hace que ciertos aspectos parezcan muy pequeños.

La distancia mínima de enfoque de estos tres objetivos ha sido optimizada para fotografía macro, lo que permite captar imágenes a la mitad de su tamaño real, con un aumento máximo de 0,5x. Por ejemplo, el TS-E 135 mm permite a los fotógrafos situarse a tan solo 49 cm del sujeto y conseguir este aumento. Esto resulta ideal cuando se trabaja en el estudio, con equipos de iluminación, lo que simplifica la colocación de la iluminación para conseguir el efecto óptimo.

Siguiendo con la tradición de Canon de utilizar las lentes de vidrio moldeado de la máxima calidad y de una extrema precisión, tanto el TS-E 50 mm, como el TS-E 90 mm y el TS-E 135 mm permiten disfrutar de la más alta resolución de borde a borde de la imagen, así como de niveles muy bajos de distorsión. Estos tres nuevos objetivos cuentan con diseños ópticos específicos para reducir la refracción de la luz, que puede afectar en la consecución de un enfoque preciso, así como con lentes UD (ultra baja dispersión) para conseguir imágenes más nítidas. Los revestimientos de las lentes mejorados garantizan un equilibrio del color excelente, a la vez que minimizan las posibilidades de que se produzcan imágenes parásitas que afecten a la calidad final de la imagen.

Related Posts