• lunes , 23 julio 2018

Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO

El segmento mirrorless se ha convertido en el auténtico motor de la industria fotográfica. Basta saber que Sony ha desbancado a Canon como líder absoluto en ventas y ha sido –durante el segundo semestre del año– el fabricante que más cámaras ha vendido. Tanto Fujifilm como Olympus mantienen excelentes cifras de negocio, animando a desarrollar nuevas cámaras y ópticas de altas prestaciones, como el objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO que hoy analizo.

La Serie PRO de Olympus reúne al selecto grupo de objetivos de calidad profesional, que ofrecen la máxima calidad óptica y una luminosidad muy elevada. El nuevo objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO es el primero de una serie de 3 ópticas de luminosidad máxima de ƒ/1.2 y mantiene las señas de identidad propias de la Serie PRO, utilizando elementos ópticos de altas prestaciones.

 

En las manos

Construido en metal (como todas las ópticas de la Serie PRO), el objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO es uno de los objetivos del catálogo Micro 4/3 que se siente más sólido y robusto en las manos. Sus dimensiones –lejos de ser comedidas– se asemejan a las de un teleobjetivo medio y el diámetro de la lente frontal ya nos indica que estamos ante una óptica de elevada luminosidad.

El amplio aro de enfoque facilitará a los usuarios más aventureros escapar (si desean experimentar placeres ya casi olvidados) de la tiranía del enfoque automático, pues el largo y suave recorrido del aro de enfoque y los sistemas de ayuda al enfoque manual convierten al objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO en una de las ópticas más adecuadas para retomar la vieja filosofía que invita al fotógrafo en participar en el máximo de acciones en la cámara, ya sea tanto fijar velocidad o abertura, como enfocar de manera manual.

 

Diseño

Solemos asociar los objetivos con dimensiones reducidas y un peso liviano, más aún si nos referimos a objetivos de formato Micro 4/3, pero el Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO rompe con este esquema preconcebido y su diseño, peso y tamaño se asemejan al teleobjetivo Olympus M.Zuiko ED 75mm ƒ/1.8, una de las ópticas preferidas por los usuarios de cámaras de formato Micro 4/3 y amantes del retrato o la fotografía de moda.

 

Características técnicas

El objetivo Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO está compuesto por 19 elementos, distribuidos en 14 grupos ópticos; incorpora 1 lente asférica, 3 lentes HR de alta refracción, 1 lente S-HR de súper alta refracción, 2 lentes ED de dispersión extrabaja y 1 lente S-ED de dispersión súper extrabaja, que corrigen las aberraciones cromáticas y la caída del contraste, tanto al utilizar las aberturas más altas, como al disparar en las distancias más cercanas.

El rango de aberturas está comprendido entre ƒ/1.2 y ƒ/16 y el diafragma consta de 9 láminas, proporcionando un efecto bokeh acusado, pero a la vez cremoso y elegante. La distancia mínima de enfoque es de 30cm. y el diámetro de rosca para filtros es de ø62mm. Ofrece un peso de 410 gramos.

 

Prestaciones

Lejos de ofrecer las prestaciones fotográficas características de las ópticas estándar más comunes, el objetivo Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO debe valorarse más desde su luminosidad de ƒ/1.2 que por su focal. Equivalente a un 50mm en formato completo (full frame) es el objetivo estándar más luminoso de todo el segmento mirrorless y tan sólo el Canon EF 50mm ƒ/1.2 L USM del entorno réflex es comparable en características y prestaciones.

Una calidad óptica soberbia y su capacidad única para alterar la realidad (aislando de manera magistral sujetos y motivos del fondo) son dos de las señas de identidad que mejor definen las prestaciones del objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO, una óptica muy adecuada para la captura de instantáneas urbanas (street photo) y que gracias a su luminosidad máxima de ƒ/1.2 podremos utilizar incluso en interiores muy poco iluminados, como sitios de culto.

 

Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO: luz por un tubo

Hasta hoy, desarrollar un objetivo de máxima calidad óptica y luminosidad ƒ/1.2 tan sólo estaba al alcance de Fujifilm y Canon, que disponen de ópticas tan excelentes como el Fujinon XF 56mm ƒ/1.2 R APD o el Canon EF 85mm ƒ/1.2 L II USM. El nuevo objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO incorpora lentes asféricas, de muy baja dispersión y alta refracción para ofrecer la máxima calidad óptica, pues el diseño de objetivos con una luminosidad de ƒ/1.2 es crítico; el contraste sufre una caída muy visible tanto al utilizar las aberturas más elevadas, como al disparar en las distancias de enfoque más cercanas.

La luminosidad de ƒ/1.2 facilitará al usuario del objetivo Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO franquear la entrada a un mundo onírico, donde sólo su propia creatividad le hará ser dueño de la realidad y manipularla a su gusto. Recomiendo al disparar a máxima abertura seleccionar el enfoque manual, pues los visores de las cámaras Olympus OM-D proporcionan una excelente calidad de imagen en la visualización y para motivos tan pequeños como esas minúsculas gotas de agua es preciso recurrir al ojo y a la suavidad del aro de enfoque del Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO.

 

Sistema AF

Olympus se ha caracterizado por ser el fabricante que –hasta la aparición de la Sony A9– ofrece una respuesta AF más rápida, debido en gran parte a que el tamaño de las lentes es inferior a los de los objetivos dedicados para sensores full frame o APS-C. El sistema de enfoque automático FAST AF de Olympus es garantía de rapidez y precisión y –pese a ser una óptica de luminosidad ƒ/1.2 y disponer de lentes más grandes y pesadas– el objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO mantiene (sino incrementa) la excelente velocidad de enfoque de los objetivos Olympus.

Incluso en las condiciones de luz más adversas (una calle en plena noche) es posible conseguir una respuesta rápida y precisa, sin encontrar “efecto rebote” por no encontrar un punto de contraste sobre el que enfocar. Además, los diferentes modos de enfoque automático de las cámaras Olympus OM-D facilitan seleccionar el modo AF más adecuado para cada toma, añadiendo la facilidad de desplazar el punto de detección de foco por prácticamente toda el área de la imagen.

 

 

Calidad óptica

El objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO reúne –en una óptica de máxima luminosidad– una elevada riqueza en el detalle, alto contraste y una corrección de aberraciones cromáticas casi perfecta. La utilización de cristales de alto rendimiento óptico (de baja dispersión, de alta refracción y asféricos) proporcionan la máxima calidad de imagen que puede obtenerse con un objetivo del formato Micro 4/3.

Los amantes de la calidad óptica más elevada, del efecto bokeh más acusado y aquellos usuarios que disparan en las condiciones de iluminación más críticas tienen en el objetivo estándar Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO la herramienta de trabajo más resistente y adecuada a sus exigencias, que cubrirá de manera solvente las necesidades de calidad, durabilidad y máxima luminosidad.

 

Las pruebas

Todas las fotografías se han realizado con la cámara Olympus OM-D EM-D 10 Mark II, el modelo de iniciación de la serie OM-D del fabricante japonés. Pese a ser un modelo de gama de aficionado, la calidad de los archivos es elevada y permite comprobar la calidad óptica del objetivo Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO. He utilizado los modos de exposición manual y prioridad de abertura, con resultados excelentes.

La gama de diafragmas seleccionados para ilustrar las fotografías de esta prueba están comprendidas desde la máxima abertura de ƒ/1.2 hasta ƒ/8, observando un mejor rendimiento en la horquilla de valores comprendidos entre ƒ/2.5 y ƒ/7.1, si bien es posible conseguir una excelente calidad de imagen con las aberturas más altas. La respuesta del sistema AF ha sido rápida y muy precisa, incluso en escenas con una iluminación mínima, como escenas nocturnas en la calle.

 

Conclusión

Elevada riqueza en el detalle, alto contraste, fidelidad cromática y corrección de aberraciones cromáticas son las señas de identidad de uno de los mejores objetivos estándar del mercado, sin importar del formato del sensor. Desarrollar ópticas con una abertura máxima de ƒ/1.2 de altas prestaciones ópticas está tan sólo al alcance de muy pocos fabricantes  y tan sólo Canon, Fuji y Olympus merecen mi plena confianza en sus objetivos de tan alta luminosidad.

La abertura máxima de ƒ/1.2 facilita disparar en entornos con iluminación muy pobre, a la vez que nos regala toneladas de desenfoques posteriores muy acusados. Sin embargo, lejos de ser un potro salvaje, la elegancia y suavidad del efecto bokeh que se consigue con el objetivo Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO transmite al usuario de este objetivo la tranquilidad de tener entre las manos una óptica amable y amiga, cuyo desenfoque siempre podremos ajustar a nuestras necesidades.

Idónea la para la fotografía en entornos pobres de luz y para obtener imágenes con desenfoques muy acusados, el Olympus M.Zuiko ED 25mm ƒ/1.2 PRO es también el mejor objetivo estándar para cámaras con sensor de formato Micro 4/3 y –en mi opinión– no hay en todo el segmento mirrorless un objetivo estándar que ofrezca mejores prestaciones ópticas. Tan sólo un precio superior a 1.000 euros impedirá que se convierta en una óptica de referencia para los usuarios del formato Micro 4/3.

 

Lo mejor:

  • construcción
  • diseño
  • sellado contra polvo, humedad y salpicaduras
  • prestaciones
  • luminosidad de ƒ/1.2
  • respuesta rápida del sistema AF
  • resolución lineal muy elevada
  • alto contraste
  • ausencia de aberraciones cromáticas
  • distancia mínima de enfoque de 30cm.
  • peso: 410 gramos

Mejorable:

 

Valoración

  • Construcción: 
  • Diseño: 
  • Prestaciones: 
  • Luminosidad: 
  • Sistema AF: 
  • Calidad óptica: 
  • Relación calidad-precio: 
  • Valoración personal: