• lunes , 10 diciembre 2018

Sony A7 III

El segmento mirrorless nos regala hoy otra impresionante incorporación a su gama de cámaras de fotograma completo sin espejo: la Sony A7 III. Incorpora un nuevo sensor de imagen CMOS Exmor R retroiluminado de 24,2 Megapíxeles, que ofrece un mejor rendimiento al disparar con sensibilidades elevadas, mayor riqueza en el detalle y un impresionante rango dinámico de 15 pasos en ISO bajos.

Al combinar el nuevo sensor retroiluminado con una amplia variedad de funciones, como la enorme cobertura de enfoque automático del 93 %, el disparo rápido de hasta 10 f.p.s. con disparo silencioso u obturador mecánico y capacidad de vídeo 4K, Sony ha desarrollado una nueva herramienta para todo tipo de fotógrafos, desde aficionados a profesionales, que permite capturar imágenes con mayor calidad y rapidez.

 

Espectacular calidad de imagen de fotograma completo

El nuevo sensor de imagen CMOS Exmor R retroiluminado de 24,2 Megapíxeles se combina con una integración inicial a gran escala que duplica eficazmente la velocidad de lectura del sensor, así como una versión actualizada del motor de procesamiento BIONZ X que aumenta la velocidad de procesamiento hasta en 1,8 veces en comparación con la A7 II.

Ambos componentes trabajan de manera conjunta para permitir que la cámara dispare a velocidades más rápidas, además de otorgarle un impresionante rango ISO de 100–51200 (ampliable a 50–204.800 para fotografías) y una mejora general de 1,5 pasos en la calidad de imagen al disparar con sensibilidades elevadas.

La cámara también ofrece un increíble rango dinámico de 15 pasos a baja sensibilidad, con mejoras en la precisión de la reproducción del color de los tonos de piel y los vibrantes colores de la naturaleza. Este nuevo modelo de fotograma completo, que puede transmitir datos RAW de 14 bits incluso cuando se dispara en modo silencioso o continuo, dispone de un sistema de estabilización de imagen óptica de 5 ejes que ofrece las ventajas de la velocidad de obturación de 5 pasos.

 

Avance notable en la velocidad y rendimiento del enfoque automático

La nueva cámara Sony A7 III ofrece un nivel de rendimiento de enfoque automático considerablemente superior con respecto al de la A7 II, con la incorporación de la tecnología 4D FOCUS. La nueva cámara tiene 425 puntos de enfoque automático con detección de contraste, que funcionan con el sistema AF con detección de fases de 693 puntos del aclamado modelo Sony A9. Este innovador sistema de enfoque automático cubre aproximadamente el 93 % del fotograma, garantizando un seguimiento y un enfoque fiables incluso en las condiciones más adversas.

La respuesta del enfoque automático y el seguimiento también han mejorado notablemente, con casi el doble de velocidad de enfoque en condiciones de luz escasa y el doble de velocidad de seguimiento en comparación con los modelos anteriores, gracias a la mayor capacidad de lectura del sensor de imagen. De este modo, es posible capturar movimientos complejos e impredecibles con una precisión mucho mayor.

La nueva cámara Sony A7 III incorpora la función Eye AF (incluso en el modo AF-C), que resulta de gran utilidad cuando el sujeto se está girando o mirando hacia abajo, o cuando hay algo que lo oculta; también es posible utilizar lentes con montura tipo A de Sony mediante un adaptador LA-EA3. Las mejoras adicionales en la flexibilidad de enfoque incluyen la adición de un joystick que permite mover los puntos de enfoque con rapidez, un nuevo enfoque táctil, la disponibilidad del enfoque automático en el modo Amplificador de enfoque y un botón “AF On”.

 

Velocidad para capturar cada momento decisivo

La nueva Sony A7 III cuenta con un sistema de procesamiento de imagen actualizado que permite realizar fotografías de resolución completa a 10 f.p.s. con seguimiento AF/AE continuo y preciso para hasta 177 imágenes JPEG estándar, 89 imágenes RAW comprimidas o 40 sin comprimir. Este modo de alta velocidad está disponible con obturador mecánico o disparo totalmente silencioso, lo que amplía aún más la gran flexibilidad de la cámara. Además, la cámara puede disparar de manera continua a hasta 8 f.p.s. en modo Live View con un retraso mínimo en el visor o en la pantalla LCD.

Para mayor comodidad, mientras se registran grandes grupos de imágenes en ráfaga en la tarjeta de memoria, muchas de las funciones clave de la cámara siguen funcionando, incluidos el acceso a los botones “Fn” y de menú, la reproducción de imágenes y otros menús y parámetros, incluida la clasificación de imagen y la categorización según la ubicación.

Además, si hay fluorescentes o iluminación artificial en el entorno de grabación, los usuarios pueden activar la función antiparpadeo para permitir que la Sony A7 III detecte automáticamente la frecuencia de la iluminación y el tiempo que requiere el obturador para minimizar su efecto en las imágenes capturadas. Esto reduce al mínimo toda exposición y las anomalías de color que se producen a veces en la parte superior e inferior de las imágenes tomadas a altas velocidades de obturación.

 

Vídeo 4K de alta calidad

La nueva Sony A7 III también constituye una gran videocámara, ya que ofrece grabación de vídeo 4K (3840 x 2160 píxeles) en toda la amplitud del sensor de imagen. En el modo de vídeo, la cámara utiliza la lectura de píxeles completa sin agrupamiento de píxeles para recopilar 2,4 veces la cantidad de datos que requieren los vídeos 4K y sobremuestrearlos para producir metraje 4K de alta calidad con niveles de detalle y profundidad excepcionales.

También hay disponible un perfil de imagen HLG (gamma Log híbrida) en la Sony A7 III, que admite un flujo de trabajo HDR inmediato, lo que hace posible reproducir imágenes 4K HDR de gran belleza y realismo en televisores compatibles con HDR (HLG). Además, S-Log2 y S-Log3 permiten aumentar la flexibilidad en la gradación del color así como la función Zebra, el asistente de visualización de gamma y la grabación proxy. La cámara también puede grabar Full HD a 120 f.p.s. y hasta 100 Mbps, lo que permite la revisión del metraje y su edición final en archivos de vídeo a cámara lenta de 4x o 5x con resolución Full HD y seguimiento de enfoque automático.

 

Configuración, diseño y personalización actualizados

La Sony A7 III cuenta con amplias capacidades mejoradas, que se implementaron por primera vez en la Sony A9 y de nuevo con la Sony A7R III. Entre ellas se incluyen dos ranuras para tarjetas SD, una de ellas compatible con tarjetas de memoria SD tipo UHS-II. Los usuarios disponen de diversas opciones de almacenamiento de contenido, como la separación de la grabación en formato RAW y JPEG o la separación de fotografías y vídeos, entre otras. La vida útil de la batería se ha ampliado considerablemente hasta alcanzar un promedio de 710 fotografías por carga, de modo que ofrece la mayor duración de batería de la gama de cámaras sin espejo, gracias a la batería NP-FZ100 de la serie Z de Sony, que ofrece aproximadamente una capacidad 2,2 veces superior a la de la batería NP-FW50 de la serie W que se utilizó en la α7 II.

La nueva cámara incluye la función “Mi menú”, que permite registrar hasta 30 elementos del menú para acceder a ellos al instante cuando sea necesario. Los usuarios también pueden aplicar clasificaciones de estrellas a las fotografías mediante los controles de la cámara para facilitar la reproducción y revisión de las imágenes, así como editar los tres primeros caracteres de todos los archivos de fotografías. Asimismo, disponen de un total de 81 funciones asignables a 11 botones personalizados, y la cámara es resistente al polvo y la humedad.

La nueva Sony A7 III incluye un visor XGA OLED Tru-Finder de arranque rápido, alta resolución y gran contraste con aproximadamente 2,3 millones de puntos para disfrutar de una reproducción de detalles extremadamente exacta y realista. Los ajustes de calidad de pantalla “Estándar” y “Alta” están disponibles tanto para el visor como para el monitor. También permite transferir archivos a un smartphone, tablet, ordenador o servidor FTP con fluidez mediante Wi-Fi, además de ofrecer SuperSpeed USB (USB 3.1 Gen 1) con terminal USB Type-C para disfrutar de una mayor flexibilidad de la fuente de alimentación y mayores velocidades de transferencia durante la captura anclada.

 

La nueva Sony A7 III empezará a distribuirse en Europa en abril de 2018 con un precio aproximado de 2.300 € (solo el cuerpo) o 2.500 € en un kit con la lente SEL2870.