• lunes , 24 septiembre 2018

Profoto A1

El equipo de iluminación Profoto A1 sintetiza todas las virtudes que un profesional requiere en sus trabajos en exteriores: portabilidad, máxima fiabilidad del sistema, amplia gama de accesorios y la más absoluta calidad del destello. Con un tamaño no muy superior a un flash convencional tipo “cobra”, el flash Profoto A1 se ha convertido en una herramienta muy popular entre los profesionales y ansiada por los aficionados que buscan la máxima calidad de iluminación.

 

En las manos

No existe en el mercado un equipo de iluminación profesional tan cómodo, ligero y compacto como el Profoto A1; sus dimensiones, peso y la variedad de accesorios de iluminación lo convierten en el compañero idóneo para sesiones de retrato y moda en exteriores, así como también para la fotografía de viajes. La batería recargable (integrada en el frontal del flash) facilita hasta 350 destellos a máxima potencia, siendo uno de los valores añadidos del flash Profoto A1. El peso (560gr. con batería incluida) no es superior al de los flashes de gama profesional de Canon, Metz, Nikon y Sony.

 

Diseño

Quienes hayan trabajado con los flashes de gama profesional de Canon, Metz, Nikon o Sony reconocerán el esfuerzo de Profoto en desarrollar un sistema de iluminación en cámara más cercano en resultados a los equipos de iluminación de estudio que a los flashes tipo cobra. El diseño es –a primera vista– muy similar a los flashes tradicionales, pero son los detalles los que diferencian el Profoto A1 del resto de flashes del mercado. El panel de destello es redondo, a diferencia del clásico rectángulo de los flashes convencionales, lo que proporciona una luz más natural.

El aro de goma del cabezal sirve para ajustar la posición del zoom, que también puede modificarse mediante el sistema de motorización del propio flash. El frontal del panel de destello imantado ayuda a fijar los filtros de gelatina de color y el resto de los accesorios de iluminación dedicados al Profoto A1. La potente luz infrarroja frontal sirve de ayuda al enfoque, en condiciones lumínicas muy adversas, como disparar en interiores o en plena noche, mientras que la luz led será de gran ayuda si se dispara en modo de enfoque manual o se graba un vídeo a corta distancia. La pantalla LCD monocroma de información es –junto a los botones y el dial de control– los elementos distribuidos en la parte trasera del flash.

 

Características técnicas

El flash Profoto A1 no es el más potente del mercado, pero sus prestaciones y la calidad de los destellos proporcionan una iluminación de resultados profesionales, muy en la línea de la gama de flashes de la firma sueca, como el Profoto B1X. Los accesorios dedicados y –especialmente– el diseño redondo del panel de destello transforman la luz en iluminación de calidad profesional.

Las principales características técnicas del flash Profoto A1 son:

  • potencia máxima: 76 Ws.
  • rango de potencias: 9 pasos (ƒ/2–ƒ/10)
  • rango de potencias en alta velocidad HSS: 9 pasos (ƒ/2–ƒ/10)
  • panel de destello redondo, que proporciona luz más natural
  • montura frontal magnética, para accesorios
  • 5 accesorios de iluminación dedicados
  • AirTTL y sincronización de alta velocidad HSS
  • Air Remote integrado
  • interruptor TTL/Manual
  • zoom motorizado integrado con control manual
  • pantalla LCD de control
  • actualización del firmware vía USB
  • tipo de la luz de modelado: LED
  • batería recargable de ión de litio
  • tiempo de recarga entre destellos muy rápido (capacidad para hacer ráfagas)
  • capacidad de la batería: hasta 350 destellos a plena potencia
  • tiempo de recarga de la batería: 80 minutos
  • disponible para Canon, Fujifilm, Nikon y Sony

 

Facilidad de manejo con resultados profesionales

El sistema de iluminación Profoto A1 destaca por su extraordinaria sencillez de manejo. Pese a tratarse de un flash de prestaciones profesionales, hasta el usuario más novel sabrá sacar un excelente rendimiento desde el primer destello. Los sistemas de iluminación de Profoto (incluidos los más profesionales de estudio) se caracterizan por su facilidad de manejo y el flash Profoto A1 no es la excepción. Los menús son claros, racionales y muy intuitivos, facilitando la más rápida familiarización.

La pantalla LCD de información es clara, dividida en 2 grupos de parámetros variables. El usuario del flash Profoto A1 podrá modificar –entre otros– parámetros como la velocidad de sincronización, los canales y grupos de flashes. En mi opinión, hubiese preferido la incorporación de tecnología táctil en la pantalla LCD y así agilizar los cambios –al trabajar con una sola mano– en los diferentes parámetros modificables por el usuario.

 

Accesorios de iluminación

Junto al cabezal redondo de destello, la naturalidad de la iluminación del Profoto A1 recae en sus accesorios de iluminación. El kit de compra del flash Profoto A1 incluye tres accesorios de iluminación, que facilitan modelar la luz según las preferencias de cada situación fotográfica. A diferencia de los flashes de sistema (Canon, Fuji, Metz, Nikon, Olympus y Sony) el Profoto A1 dispone de hasta 5 herramientas para el modelado de la luz, que ofrecen desde suavizar la luz a aplicar filtros de color.

Hasta ahora, los accesorios de iluminación disponibles para el flash Profoto A1 son:

  • Dome Diffuser (incluido)
  • Bounce Card (incluido)
  • Wide Lens (incluido)
  • Gel Kit de filtros de color (accesorio)
  • Soft Bounce (accesorio)

El sistema magnético de fijación facilita y agiliza montar estos accesorios y crear una iluminación profesional, alejada del clásico “castañazo” de un flash de sistema. Cada accesorio ofrece resultados únicos y radicalmente diferentes a disparar de forma directa con el Profoto A1. Dome Diffuser y Soft Bounce suavizan la luz, mostrando un resultado muy similar al que se obtiene con un una caja de luz octogonal en el estudio. El accesorio Wide Lens es idóneo para utilizar angulares extremos, mientras que Bounce Card reflejará el destello del Profoto A1 y creará una luz de relleno menos dura que al disparar rebotando la luz.

 

Profoto A1: iluminación profesional en la palma de la mano

El flash Profoto A1 reúne todas las características de la filosofía de la firma escandinava: excelente calidad del destello, amplia investigación en I+D, facilidad de manejo y amplia gama de accesorios de iluminación. Todo esto conforma el sistema de iluminación de prestaciones profesionales más compacto y portátil del mercado. El tamaño y peso del Profoto A1 no es superior al de otros flashes de sistema de Canon, Metz, Nikon o Sony.

El cabezal de destello redondo, los accesorios dedicados, un manejo muy sencillo y la batería de ión de litio superan las prestaciones del resto de flashes tipo “cobra”, ofreciendo un resultado muy cercano al que podemos obtener al utilizar un equipo de iluminación profesional en el estudio. El flash Profoto A1 cabe en cualquier bolsa de fotografía y –utilizando el accesorio adecuado– acabará por ser un elemento fijo en nuestro equipo.

 

Pantalla LCD/Menú

Basta sopesar el libro de instrucciones de los flashes de gama alta de Canon, Metz, Nikon o Sony para saber que –si deseamos sacar el máximo rendimiento posible– deberemos estudiar a fondo el manual de usuario. La práctica totalidad de los flashes del mercado ya incorporan una pantalla LCD de información (algunas táctiles) que facilitan el acceso a los menús; sin embargo, suelen ser menús complejos que obligan a aprenderse el manual de instrucciones, si se desea exprimir al máximo el rendimiento del flash. El menú del flash Profoto A1 es claro, racional y muy intuitivo, sinónimos de sencillez en el manejo.

Sorprende la escasez de botones, la mayoría dedicados a los 4 canales (A, B, C y D). El botón de conexión del Profoto A1 sirve también como botón “TEST” y junto el dedicado a la activación de la luz de modelado y el botón situado en el centro del dial de control general, que sirve como botón de acceso al menú general del flash. En la pantalla LCD se han dispuesto 10 parámetros modificables por el usuario:

  • luz de modelado
  • señal de flash preparador (READY)
  • cabezal
  • zoom
  • canales
  • iluminación de la pantalla LCD
  • STANDBY
  • AF Assist
  • Versión del firmware
  • Modo de sincronización

Cada parámetro facilita la personalización más adecuada a cada tipo de destello, según sean las necesidades del disparo. Es posible sincronizar el flash en ambas cortinas, así como realizar disparos en alta velocidad (HSS). Un detalle que habla positivamente del buen hacer de Profoto es que si –por equivocación– fijamos una velocidad de obturación superior a la de sincronización de la cámara, el flash –de manera automática– pasa a modo HSS.

 

Trabajar en exteriores

Solemos asociar el uso del flash a interiores con escasa iluminación, debido –en gran parte–a que en los resultados que se obtienen con los flashes de sistema se evidencia el golpe de flash como algo impostado y poco natural. Desde la temperatura de color (excesivamente fría) a un destello que nada tiene que ver con la luz natural, los flashes tipo “cobra” que se montan en la cámara llegan a ser la antítesis de la naturalidad de la iluminación.

El flash Profoto A1 –gracias a su cabezal redondo– proporciona una iluminación uniforme y más natural y utilizando los filtros de color naranja más suaves, una luz muy similar a la solar. La calidad del destello del Profoto A1 nada tiene que ver con los “castañazos” característicos de las unidades de flash convencionales, más fríos y concentrando la fuerza de la luz en un área mucho más estrecha. El diseño del cabezal redondo es fundamental para regalar el destello más cercano a los flashes de estudio, siendo el flash que ofrece una iluminación más natural.

 

Aplicaciones

La elevada autonomía (no es difícil superar los 400 destellos con una batería a plena carga) convierten al flash Profoto A1 en un excelente aliado en la fotografía de eventos sociales; asimismo, los accesorios dedicados, el cabezal de redondo y la calidad del destello hacen del A1 una herramienta valiosa para sesiones de moda y retrato en exteriores o en localizaciones interiores, fuera del estudio.

El relleno de flash, disparado con un Profoto A1, podrá pasar inadvertido incluso a los ojos más expertos de los profesionales, gracias a la luz controlada y natural del destello de este pequeño equipo de iluminación portátil. La calidad del destello proporciona resultados tan naturales que no resulta difícil realizar un muy alto porcentaje de nuestras fotos con este flash, una vez empezamos a trabajar con él, convirtiéndose en un accesorio que causa adicción.

 

 

Las pruebas

He utilizado los modos de disparo TTL y Manual –tanto montado en la zapata, como fuera de cámara– con el controlador Air TTL y los accesorios de iluminación Dome Diffusor y el filtro de color naranja suave, para conseguir un tono más cálido, pero manteniendo siempre una iluminación lo más natural posible. La batería recargable me ha ofrecido hasta 460 destellos, al disparar con potencias intermedias y basta poco más de una hora para una recarga completa. La calidad del destello es la más elevada en un flash de cámara, proporcionando una iluminación tan natural que en ocasiones el destello que rellena la fotografía puede escapar a los ojos más expertos.

El flash Profoto A1 me ha reconciliado con los flashes de sistema tipo “cobra” y pese a que considero que las máximas prestaciones en iluminación natural se desarrollan al utilizar el Air TTL en cámara y el Profoto A1 separado de la cámara, incluso la luz que ofrece el flash montado en la cámara proporciona una calidad radicalmente distinta a la ofrecida por los flashes convencionales de Canon, Metz, Nikon y Sony, alejados de la naturalidad de resultados del Profoto A1.

 

Conclusión

Profoto se ha convertido en el referente mundial en iluminación profesional, gracias a la inversión de la firma escandinava en I+D. La tecnología que incorporan los distintos sistemas de flashes Profoto son las pioneras en iluminación y marcan la senda que otras marcas siguen al cabo de meses o años. La constante evolución de los equipos de iluminación Profoto garantiza disponer de las máximas y más recientes prestaciones, siendo el Profoto A1 el ejemplo de cómo deberían ser los flashes de sistema tipo “cobra”.

Acostumbrado a la luz que ofrecen los equipos de iluminación de estudio, nunca he sido un entusiasta de los flashes de sistema tipo “cobra”, pues encuentro que es una iluminación muy poco natural y hasta antipática a los ojos. Reconozco que en muchos ámbitos fotográficos (como la fotografía social) no hay más remedio que iluminar con flash, pero hasta hoy no había encontrado un sistema que satisfaciera mi búsqueda por ese destello natural, que puede incluso escapar a los ojos más expertos. El destello del sistema de iluminación Profoto A1 es el más natural del mercado, convirtiéndose en una herramienta de trabajo imprescindible para sesiones de moda y retrato, así como también para la fotografía social.

El cabezal de destello redondo del flash Profoto A1 es –junto a su batería recargable y los accesorios de iluminación– el corazón de la bestia. Gracias a su diseño, el destello que proporciona el Profoto A1 rompe con el clásico “fogonazo” de los flashes convencionales, al huir de la luz excesivamente dura y acercarse a una iluminación suave y natural, muy próxima a la ofrecida por los equipos de iluminación por flash de estudio.

El precio –cercano a los 1.000 euros– será el único obstáculo a superar, pero si se observan con atención la tecnología y sus características y prestaciones comprobaremos que la diferencia de precio con otros modelos de marcas asiáticas no debería decantar jamás la balanza en contra del Profoto A1, un flash de prestaciones profesionales fabricado en Suecia que –personalmente– me ofrece todas las garantías que no encuentro en otros productos de iluminación de prestaciones inferiores “Made in China”.

 

Modelos: Carmen R. / Yaírolis (que cumplía 7 años)

Lo mejor:

  • cabezal de destello redondo, como los flashes de estudio
  • su iluminación natural rompe con el tradicional concepto de golpe de flash
  • la batería recargable facilita más de 400 destellos
  • mantiene al 100% la filosofía Profoto
  • manejo sencillo y racional
  • calidad, estabilidad y fiabilidad del destello
  • amplia escala de potencia
  • hasta 5 accesorios de iluminación dedicados

Mejorable:

  • la pantalla LCD carece de tecnología táctil
  • precio: 990€ 

 

Valoración

  • construcción: 
  • diseño: 
  • prestaciones: 
  • facilidad de manejo: 
  • calidad del destello: 
  • velocidad de reciclaje: 
  • accesorios:
  • relación calidad-precio: 
  • valoración personal: