• jueves , 27 junio 2019

Los mejores productos del año

Se acerca el cambio de dígito anual y echo la vista atrás para valorar los mejores productos del año. Este 2018 ha sido el año en que Canon y Nikon dieron el paso definitivo al entorno mirrorless, un segmento dominado por Sony, Fujifilm y Olympus, donde las cámaras de los dos gigantes del entorno réflex nunca brillaron con luz propia. La Canon EOS R y las Nikon Z6 y Z7 llegan con sensores de formato completo, pero –de momento– las cámaras sin espejo de los reyes del réflex no son los modelos

Las novedades en el segmento réflex son cada vez más escasas (tanto en cámaras como en objetivos) y es el entorno mirrorless el que está moviendo las ventas de la industria fotográfica.

 

Mejor cámara del año: Fujifilm X-T3

El nuevo sensor X-Trans 4 y un sistema de enfoque automático más rápido y preciso son dos de las señas de identidad de la cámara más redonda y bien definida en la historia de la Serie X de Fujifilm. La cadencia máxima de disparo de hasta 30 f.p.s. la convierten en una cámara especialmente adecuada para la fotografía deportiva y de naturaleza, ámbitos en los que junto al nuevo súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR formará un equipo ganador.

La fidelidad cromática de la cámara Fujifilm X-T3 es la más elevada del mercado, gracias a la experiencia de Fujifilm en la fabricación de película fotográfica. Los clips de vídeo en formato 4K ofrecen la máxima riqueza en el detalle, mostrando una calidad de visualización extraordinaria. Un precio inferior a 1.500€ la sitúan como el modelo de prestaciones profesionales con mejor relación calidad-precio del mercado.

 

Mejor objetivo: Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR

Equivalente a un 300mm ƒ/2 en formato completo, el nuevo súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR ofrece la máxima calidad luminosidad y una calidad de imagen soberbia. La ausencia de aberraciones cromáticas, un alto contraste y una resolución lineal elevada proporcionan imágenes ricas en detalle, incluso al disparar con las aberturas más altas y en las distancias de enfoque más cortas. Los motores de enfoque lineales LM proporcionan un foco extremadamente silencioso, así como una respuesta tan rápida, que satisfará las necesidades de los profesionales. La relación calidad-precio es excelente, para un objetivo de estas características.

 

Mejor flash: Profoto B10

Tras la aparición del A1, la firma escandinava Profoto lanza el flash B10, de mayor potencia y autonomía. Su tamaño compacto y un peso ligero lo convierten en la herramienta de iluminación de gama profesional más adecuada para los trabajos en exteriores. Una autonomía de más de 400 destellos a plena potencia garantizan largas sesiones de retrato o fotografía de moda. La capacidad TTL y un rango de 10 niveles de potencia

 

Mejor cámara de formato medio: Fujifilm GFX-50R

Tras el aterrizaje de Fujifilm en el exclusivo segmento del formato medio con la GFX-50S, llega la versión rangefinder GFX-50R, el modelo más ligero y compacto del formato medio. Su diseño rinde homenaje a las antiguas cámaras de telémetro de 35mm y –en mi opinión– es un guiño a los amantes de X-Pro2 y X-E2, modelos de la Serie X de Fujifilm, la nueva GFX-50R mantiene el mismo sensor de 51,4 Megapíxeles y muchas de las prestaciones del primer modelo de formato medio digital de la firma nipona, pero ofrece un precio sensiblemente inferior, lo que repercute en una mejor relación calidad-precio del producto. En mi opinión, ambas versiones ofrecen la máxima calidad de imagen del mercado.

 

Mejor cámara de segmento Prosumer: Sony A7 III

La tercera generación de la A7 llega con la misma resolución de 24,3 millones de píxeles de las dos versiones anteriores. Sin embargo, una mejor respuesta del sistema AF y al disparar con valores ISO elevados la sitúan un paso por delante de la versión anterior. La calidad de las grabaciones de vídeo 4K HDR es muy elevada, pero un precio más elevado que la Fujifilm X-T3 le impide convertirse en la mejor cámara del año.

 

Mejor cámara de iniciación: Fujifilm X-T100

La calidad de imagen, las prestaciones y –de manera especial– los materiales de construcción de la cámara Fujifilm X-T100 superan las de los modelos réflex de iniciación. Por primera vez, Fujifilm presenta una cámara por debajo de los 600€ capaz de satisfacer las necesidades de buena parte de los aficionados. La calidad de imagen es excelente, para un modelo de este segmento, donde la excelente reproducción del color se manifiesta como una de las señas de identidad de la multinacional nipona. La Fujifilm X-T100 dispone –a diferencia de la mayoría de modelos de la Serie X– del tradicional sensor tipo Bayer.

 

Mejor óptica del segmento SLR: Sigma 105mm ƒ/1.4 DG HSM ART

La Serie ART de Sigma se ha convertido en un referente entre los usuarios de cámaras réflex. Desde el aficionado exigente al profesional, son muchos quienes ya apreciamos la calidad óptica y elevada luminosidad de las ópticas Sigma ART. El nuevo teleobjetivo Sigma 105mm ƒ/1.4 DG HSM ART rompe las barreras de la física y ofrece una abertura máxima jamás superada en un objetivo de focal superior a 100mm. Consta de un elemento asférico que reduce las aberraciones cromáticas, mientras que la caída del contraste se minimiza gracias al uso de 2 elementos SLD de dispersión súper baja y 3 elementos FLD, similares al rendimiento que ofrece la fluorita.

 

Mejor óptica mirrorless: Sony FE 24mm ƒ/1.4 GM

El nuevo angular de la serie G Master ofrece un extraordinario rendimiento óptico y una abertura muy elevada; su elevada resolución lineal proporciona una riqueza en el detalle superior. Su contraste elevado y la ausencia de aberraciones cromáticas se respaldan en la incorporación de 3 elementos de dispersión extrabaja (ED) y 2 elementos asféricos extremos (XA), que convierten al nuevo angular Sony en uno de los objetivos con mejor rendimiento óptico de la gama FE para cámaras de las diferentes series A7. Asimismo, la velocidad del sistema AF es elevado, siendo una óptica apta para todo tipo de ámbitos fotográficos.

 

Mejor cámara compacta: Canon PowerShot G1 X Mark III

El sensor de formato APS-C y un zoom de altas prestaciones ópticas (especialmente diseñado para el sensor) proporcionan en la Canon PowerShot G1 X Mark III una calidad de imagen muy elevada, para ser una compacta, similar a la que podemos obtener con una cámara Canon EOS 800D. Sus dimensiones reducidas la convierten en un modelo muy apto para viajes, reuniones familiares, vacaciones o fotografía urbana (street photo).

 

Conclusión

Las novedades en el entorno réflex han sido escasas y prácticamente orientadas al aficionado, como los modelos Canon EOS D2000 y D4000. Incluso a nivel de ópticas, las novedades del segmento SLR se reducen a los grandes teleobjetivos Canon EF 400/2.8 L IS III y 600/4 L IS III. Las novedades del entorno mirrorless son más variadas e interesantes, demostrando que es el segmento de cámaras y objetivos que impulsa la industria fotográfica. Atrás han quedado los tiempos en que las cámaras con espejo suponían la práctica totalidad de las ventas. Hoy, incluso los modelos de formato medio más seductores del mercado pertenecen al segmento mirrorless.

Este 2018 ha sido el año en que Fujifilm ha recobrado el buen camino, dejando atrás modelos que ofrecían unas prestaciones difusas. La cámara Fujifilm X-T3 demuestra que es posible conseguir una excelente calidad de imagen con un sensor de formato inferior al full frame, tan de moda entre muchos usuarios. La fiebre del formato completo es –en mi opinión– la nueva carrera por el píxel, en la que muchos fabricantes vendieron cantidad como sinónimo de calidad.

Los dos gigantes del entorno réflex llegan tarde y mal al entorno mirrorless, con cámaras por debajo de las expectativas de los profesionales y con precios elevados para muchos aficionados. No dudo que Canon y Nikon sabrán desarrollar muy pronto modelos capaces de seducir a los profesionales, pero hasta ahora, la EOS R queda muy lejos de las prestaciones de los modelos de gama profesional de Canon. Tampoco Olympus ha ofrecido en 2018 una cámara capaz de despertar mi mínima curiosidad e interés, en una muestra de que tal vez el formato Micro 4/3 ya no pueda dar mucho más de sí.

Espero que 2019 sea un año de novedades más interesantes y que realmente aporten nuevos aspectos y prestaciones, pues los usuarios ya estamos hartos de variaciones sobre un mismo tema.