• jueves , 27 junio 2019

Exposición Barcelona Printlife

Miles de imágenes de diferentes estilos y temáticas llenan el Disseny Hub Barcelona en la exposición Barcelona Printlife @InspirePrinting. Entre los próximos días 10 y 20 de enero de 2019, se puede visitar en uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona  esta muestra de fotografía participativa global, organizada por Fujifilm. Barcelona Printlife reúne más de 7.200 imágenes de diferentes temas y múltiples autores, puesto que han sido realizadas por ciudadanos de toda España que han querido participar, y que han cedido sus piezas para que formen parte de la muestra.

La exposición está viajando por diferentes países (EEUU, Canadá, Japón, Tailandia, Malasia, Alemania y ahora, España) y Fujifilm invita a participar a todos aquellos que quieran a aportar su granito de arena. A través de esta acción, la multinacional nipona quiere incidir en la importancia de imprimir las fotografías que realizamos con nuestros teléfonos móviles y cámaras digitales, un hábito que ha quedado apartado a un segundo plano desde la llegada de la tecnología digital. Además, se unen a esta iniciativa la Fundación ACE Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center, que consideran la impresión de fotografías algo muy útil para ayudar a preservar la memoria de las personas de tercera edad, especialmente aquellas que sufren enfermedades cognitivas como el Alzheimer.

Que nadie espere encontrar en la Barcelona Printlife obras maestras de la fotografía. Tampoco la técnica fotográfica más perfecta; las emociones y los momentos más felices y llenos de amor impregnan las miles de fotografías que conforman esta exposición. La sala que alberga la Barcelona Printlife está llena de besos, abrazos, familias, amigos e instantes que han marcado de manera positiva a cada persona que envió esa fotografía concreta para formar parte de un recuerdo físico y palpable, algo que con la fotografía digital y los teléfonos móviles se está perdiendo.

Quiero remarcar un punto que me ha llamado mucho la atención: en la exhibición pueden verse varias fotos de fotografías antiguas, en un intento de preservar la memoria de todo aquello que está empezando a perderse. Los colores cada vez más difuminados y una estética antigua nos revelan que estamos ante un instante que alguien desea conservar. La Dra. Mercè Boada (directora médica de la Fundación ACE Barcelona Research Center, dedicada a la investigación sobre el Alzheimer) se refirió a la fotografía impresa como una poderosa herramienta para que los pacientes afectados de esta enfermedad degenerativa puedan recuperar parte de sus recuerdos.

La fotografía son imágenes, donde profesionales y aficionados plasman desde la belleza de un paisaje o un retrato a la elegancia de una modelo… Con los años, todas las fotos acaban siendo recuerdos y muchos serán importantes en nuestras vidas. Preservarlos en papel nos permite –además de poder tocar una foto– guardar físicamente un recuerdo. Nuestra memoria. El propósito de esta exposición es recordar que las fotografías en soporte digital son efímeras, frágiles e intangibles, razones que convierten a la impresión en papel fotográfico como único recurso al olvido.

La inauguración de la Barcelona Printlife ha contado con la presencia de la Dra. Mercè Boada (Fundació ACE Barcelona Research Center), Masato Yamamoto (Presidente de Fujifilm Europa), Ryuichi Matoba (Senior Vice President del área de Photo Imaging a nivel mundial), Pedro Mesquita (Director de Fujifilm España y Portugal) y Eduardo López, Director de Photo Imaging en España y Portugal.

Desde Fujifilm creen que imprimir aquellas imágenes que congelan instantes emotivos para siempre es un elemento de comunicación fundamental para conservar la cultura de la fotografía, y resulta emocionante y divertido. Además, la empresa de fotografía y la Fundación ACE celebran y agradecen la participación e invitan en aquellos que hayan aportado sus imágenes a la colección a revivir esos momentos. Por ello, los visitantes de la exposición podrán imprimir sus fotografías en los kioskos digitales y hacerse de nuevas in situ, gracias a las cámaras y el photocall de Instax, que se pondrán a su disposición.