• sábado , 17 noviembre 2018

Canon EOS 6D (parte II)

Calidad de imagen

El precio (aproximado) de 2.000 euros será el primer argumento de venta de la nueva 6D, pero aquellos afortunados que puedan probarla descubrirán que más allá de un precio sugerente, la EOS 6D ofrece una calidad de imagen digna de la mejor cámara SLR de gama profesional. La combinación del nuevo sensor, el procesador DIGIC 5+ y la excelente respuesta del balance de blancos y del fotómetro (sistema de medición proporciona) proporcionan originales limpios y muy bien acabados, que no precisan de reajustes posteriores.

Los archivos generados por la EOS 6D ofrecen un buen contraste y un excelente balance cromático, idéntico a la realidad. La saturación del color es un tema muy personal, a gusto de cada usuario; los estilos de imagen de la EOS 6D permiten variar el brillo, contraste y saturación de las fotografías. Considero que el usuario puede sacar un mayor y mejor rendimiento a su cámara utilizando diferentes estilos de imagen (Picture Styles) para distintos motivos: mayor contraste y saturación para paisajes y los valores más neutros para retratos y fotografía de moda.

IMG_2045

La elevada calidad de imagen se mantiene elevada desde los 50 hasta los 6.400 ISO, pues más allá de esta cifra se observa un acusado incremento de la señal de ruido. La EOS 6D ofrece –como se espera de una full frame– una riqueza en el detalle superior a cualquier modelo EOS con sensor APS-C; el conjunto formado por el nuevo sensor y el procesador DIGIC 5+ proporciona las mismas satifacciones en calidad de imagen que las que pueden ofrecer modelos mucho más caros, como la EOS 1DX. La fotografía del gato se disparó a ISO 800 con el objetivo Canon EF 85/1.2L a ƒ/2.2.

 

Diferencias RAW / JPEG

Una de las diferencias entre el aficionado a la fotografía y el profesional es que –por lo general– éste último suele trabajar de manera mayoritaria en formato RAW, debido a que ofrece la máxima calidad de imagen y ésta no se modifica al variar los parámetros de la imagen posteriormente con un programa de ajuste de archivos RAW, como Adobe LightRoom. Bien es cierto que el tamaño de las fotografías en RAW pesan más que los JPEG y que deben “revelarse” y convertirse a formatos “visibles” como TIFF, PNG o JPEG, pero si se busca la máxima calidad de imagen recomiendo a todo tipo de usuarios disparar en RAW, pues ofrece una mayor riqueza tonal y una latitud de exposición sensiblemente superior al formato JPEG.

IMG_1813

El formato RAW es especialmnete útil si se fotografía con sensibilidades elevadas, pues el sistema de reducción de la señal de ruido de los diferentes programas de “revelado” ofrecen siempre mejores resultados que los sistemas de reducción de ruido incorporados en las cámaras. Disparar en RAW es especialmente conveniente cuando se busca la máxima fidelidad del color, pues el revelado posterior permite ajustes mucho más sutiles que los ofrecidos por los programas de retoque fotográfico más habituales.

IMG_1828

Los archivos JPEG mantienen la elevada calidad de imagen, e incluso utilizando sensibilidades elevadas es posible conseguir imágenes ricas en detalle, con un contraste elevado, mínima señal de ruido y ausencia total de “artefactos”. El formato JPEG es recomendable en aquellos casos que el volumen de imágenes no justifique horas y horas frente al ordenador, revelando cientos de archivos RAW, como pueden ser un evento familiar o una salida de fin de semana. La facilidad para cambiar entre JPEG y RAW permite disparar las mejores fotos RAW y las más testimoniales en JPEG (archivo RAW a la izquierda; JPEG, a la derecha).

 

Respuesta del balance de blancos

El balance automático de blancos ofrece unos resultados muy fiables, comparables a los mostrados por la EOS 5D Mark III. En exteriores (a pleno sol o en sombra) ofrece la máxima precisión y apenas muestra diferencias notables con los ajustes predeterminados de fábrica. Fotografiando interiores iluminados con luz de tungsteno, la nueva EOS 6D ofrece una de las mejores respuestas del panorama réflex, controlando de manera muy eficaz y precisa la habitual tendencia hacia los tonos cálidos, sin importar a qué sensibilidad se dispara. Es en situaciones de iluminación mixta donde el sistema de balance de blancos ofrece un resultado más desigual, con una perfecta corrección de la luz natural y una más discreta en la luz de tungsteno.

IMG_2113

Los profesionales que trabajan en estudio con iluminación de tungsteno o fluorescentes adaptados al entorno digital podrán obtener los blancos más puros y neutros gracias a la escala en grados Kelvin; asimismo, la EOS 6D dispone de correcciones en valores de ± 9 pasos, tanto en la gama azul/ámbar, como en magenta/verde.

 

Respuesta del sistema de medición (fotometría)

Pocas cámaras ofrecen archivos tan bien acabados como la EOS 6D, pues en la mayoría de las fotografías apenas sí tiene que ajustarse un solo parámetro. El excelente sistema de medición de luz de la EOS 6D es el “culpable” –entre otros– de esta pureza de las imágenes, pues seleccionando el modo de medición más conveniente a la escena la cámara ofrece una medición perfecta, sin tendencia alguna hacia la sobre o subexposición. He observado que el modo de medición evaluativo es propenso hacia la subexposición, en valores que alcanzan –según las condiciones de luz– hasta 2/3 E.V, razón por la cual recomiendo siempre elegir el modo de medición más adecuado a cada escena o motivo.

IMG_2139

Una de las razones de adecuar los diferentes modos de fotometría a las diferentes escenas radica en que los valores de exposición pueden ser radicalmente distintos entre –por ejemplo– el modo puntual y el evaluativo. Mediante el botón “*” de bloqueo de exposición (AE-Lock) es posible congelar el valor de la exposición y reencuadrar la escena, motivo por el que recomiendo una mayor utilización del modo de medición puntual.

 

Respuesta a ISO altos

Sigo pensando que las brutales cifras ISO de los últimos modelos réflex de Canon, Nikon y Sony obedecen más a una estrategia de márqueting que a una necesidad del mercado. Son muy pocos los trabajos profesionales precisan de sensibilidades más allá de 6.400 ISO, pero una vez apaciguada la fiebre por el píxel parece que le toca a la escala ISO contagiarse de los caprichos de los fabricantes. La fotografía inferior se disparó a 1.600 ISO (sin aplicar reducción de ruido), mostrando una elevada calidad de imagen, máxima fidelidad del color original, riqueza en el detalle, un elevado contraste y una ausencia total de señal de ruido.

La calidad de las imágenes capturadas hasta 8.000 ISO muestran una calidad similar a la que ofrecían a 1.600 ISO los mejores modelos réflex de gama profesional de hace apenas unos 3-4 años. Hasta la sensibilidad de 3.200 ISO, las imágenes muestran una ausencia total de artefactos, una mínima señal de ruido y una elevada riqueza en detalle.

IMG_2207

No se aprecia una caída significativa del contraste de las imágenes capturadas a ISO elevados, así como tampoco un desvío apreciable hacia tonos cián o magenta, defecto muy común al incrementar la sensibilidad por encima de 2.000 ISO. La fidelidad del color –incluso con mezcla de iluminación artificial– garantizada por el excelente sistema de balance de blancos, la fiabilidad del sistema de fotometría y la excelente respuesta a ISO altos del procesador de imagen DIGIC 5+ confirman a la EOS 6D como uno de los mejores modelos para trabajar con sensibilidades elevadas. La fotografía se disparó a 3.200 ISO (sin reducción de ruido), con un objetivo Canon EF 85/1.2L a ƒ/2.

 

Calidad de imagen a ISO altos

No es fácil conseguir riqueza en el detalle cuando se dispara con sensibilidades superiores a 1.600 ISO, pues la caída del contraste, una variación considerable de la fidelidad del color original y –especialmente– un muy notable incremento de la señal de ruido son los factores que desembocan en una pérdida general de la calidad de imagen de los archivos capturados a ISO altos. Los últimos modelos Canon EOS ofrecen una excelente respuesta cuando se utilizan sensibilidades altas (hasta 3.200), ofreciendo una señal de ruido mínima, riqueza en el detalle, un contraste medio y una elevada fidelidad del color original. La imagen inferior se disparó en plena noche a 3.200 ISO (sin aplicar reducción de ruido), sin más iluminación que la proviniente del interior del establecimiento.

IMG_2188

 

Modo vídeo

Pese a ser una cámara plenamente rientada a la fotografía, la EOS 6D mantiene la apuesta de Canon por ofrecer una elevada calidad de imagen en los clips de vídeo Full HD / HD. La calidad máxima en Full HD 1.920 x 1.080 30p es mejorada por la nueva A99 de Sony (60p), pero la calidad de imagen cae del lado de la balanza del modelo de Canon. La duración máxima de los clips es de 29:59′ y permite la grabación en los formatos:

  • 1920 (25) All-I (baja compresión)
  • 1920 (25) IPB (alta compresión)
  • 1920 (24) All-I
  • 1920 (24) IPB
  • 1280 (50) All-I
  • 1280 (50) IPB
  • 640 (25) IPB

 

Una de las prestaciones interesantes del modo vídeo en la 6D es el amplio rango de sensibilidades, comprendido entre 100 y 12.800 ISO; esto permite realizar clips de vídeo en situaciones de luz muy adversas, como grabaciones de noche o en interiores pobremente iluminados.

 

HDR en cámara

Una de las prestaciones más curiosas en la EOS 5D Mark III es el sistema HDR en cámara, que permite –además de ofrecer la máxima corrección en contraluces extremos– un amplio abanico de ofertas creativas. El sistema HDR de la EOS 6D (como en el modelo 5D Mark III) dispara 3 fotografías consecutivas para –posteriormente– procesarlas y crear un único archivo que corrige las grandes diferencias de luz. El modo HDR es útil en escenas sin movimiento, ya que si intervienen sujetos en movimientos, los tres disparos (pese a ser muy rápidos) capturan sujetos en distintas partes del fotograma, creando imágenes fantasmagóricas.

IMG_2016

 

Latitud de exposición

La latitud de exposición de la 6D se ha ampliado, respecto a otros modelos Canon EOS. El nuevo diseño del sensor y su excelente relación con el procesador de imagen DIGIC 5+ permiten lograr información tanto en las zonas más claras como en las más oscuras. Destaca la capacidad de conseguir información en las altas luces, donde modelos como la 7D ofrecían efectos como moaré o solarizaciones. También las bajas luces se benefician de las altas prestaciones generadas por el equipo que forman el nuevo sensor y el procesador DIGIC 5+.

IMG_2040

 

En estudio

La EOS 6D se mueve como pez en el agua en la intimidad del estudio; el sensor de formato full frame consigue un efecto bokeh más acentuado que el de formato APS-C, siendo de gran ayuda tanto en la fotografía de producto como en la fotografía de moda o retrato. La velocidad de sincronización de flash a 1/180seg. permite capturar el movimiento (dependiendo de la velocidad de destello de los flashes) y el excelente sistema de balance de blancos permitirá a los usuarios que trabajan con iluminación de tungsteno obtener el blanco más puro; es posible –además– corregir en valores de ±9 los tonos azul/ámbar y magenta/verde. La fotografía realizada en estudio se disparó con una sensibilidad de ISO 50, estilo de imagen “neutro” y con el objetivo Canon EF 85/1.2L a abertura de ƒ/6.3.

IMG_2303

La mayor latitud de exposición de la EOS 6D permite obtener una mayor riqueza tonal, tanto en altas como en bajas luces, sin aumentar la solarización en los tonos más claros o la señal de ruido en las zonas más oscuras de la imagen. Ofrece la máxima fidelidad de los tonos piel, incluso en el estilo de foto estándar, sin necesitar recurrir a estilo “retrato” para obtener tonos piel puros y fieles a la realidad. La posibilidad de reducir la sensibilidad hasta ISO 50 permitirá al usuario de la 6D trabajar con aberturas más abiertas en el estudio y aislar al sujeto del fondo.

La fidelidad del color es uno de los valores añadidos de la nueva EOS 6D, siendo un modelo muy útil en aquellos campos de la fotografía que precisan la máxima calidad y fidelidad de la reproducción tonal, como –por ejemplo– la fotografía de láminas o cuadros o la fotografía de moda, que precisa representar la textura y color de los tejidos de las prendas de ropa con la máxima fidelidad. No se observa moaré en ninguna de las fotografías del vestido negro.

 

Pruebas y resultados

Se han utilizado todos los modos de exposición disponibles, obteniendo unos resultados excepcionales, gracias al mejor sistema de medición del mercado. No importa si se trabaja en manual o en modo auto inteligente: la calidad de las imágenes es perfecta, sin precisarse un ajuste posterior con un programa de retoque fotográfico. Se ha disparado en modo automático de balance de blancos, los preajustes de luz día y tungsteno y la escala en grados Kelvin, obteniendo una respuesta muy precisa, si bien en situaciones de iluminación mixta (mezcla de luz natural con luz de tungsteno) se observa una muy ligera tendencia hacia los tonos cálidos.

IMG_2123

Todas las fotografías se han disparado en formato RAW, a excepción de aquellas que han servido como referencia de la calidad de los archivos JPEG. Se han utilizado los objetivos Canon EF 85/1.2L II y Carl Zeiss Planar 50/1.4 y Distagon 35/1.4 y Distagon 25/2. Es importante destacar que ninguna de las ópticas que han intervenido en las pruebas dispone de sistema de estabilización, razón por la cual el límite de la velocidad de obturación –a excepción de las fotografías del apartado dedicado a largas exposiciones– ha sido 1/15seg, al tratarse de objetivos de un peso considerable.

IMG_1934

Las fotografías en estudio se han realizado con equipo de flashes Bowens Gemini 1.500 PRO; se ha utilizado una sensibilidad de ISO 50, el teleobjetivo Canon EF 85/12L II y los estilos de foto estándar y neutro. Para las fotografías en exteriores se han empleado los estilos de foto estándar, neutro y paisaje.

IMG_1866

 

Conclusión

Tras el éxito de la 5D Mark III llega al mercado la EOS 6D, la apuesta de Canon para popularizar a un coste razonable el formato full frame. El precio (en torno a los 2.000 euros) permitirá a un buen número de usuarios de cámaras EOS con sensor APS-C migrar a un entorno más completo y capaz de explotar al máximo las prestaciones de las ópticas de montura Canon EF, la mayoría diseñadas para el formato completo (o full frame). Los materiales construcción no ofrecen la solidez y resistencia de los que incorpora la 5D Mark III, pero la diferencia de precio justifica esta merma. Las dimensiones y peso pueden inducir a pensar que se trata de un modelo más cercano a la EOS 7D, pero sus prestaciones y elevada calidad de imagen la sitúan muy cerca de la soberbia 5D Mark III.

IMG_1890

La calidad de las imágenes disparadas con ISO altos y extremos merece un apartado especial, pues hereda buena parte de las excelentes prestaciones de los modelos superiores EOS 1D X y 5D Mark III; la señal de ruido es mínima, el contraste no cae de manera drástica (ni a cifras tan brutales como 51.200 ISO), mantiene la fidelidad del color y se sigue observando detalle, incluso en las sensibilidades más altas.Es posible disparar a sensibilidades de hasta 3.200 ISO y obtener unos resultados muy cercanos a los que generan los archivos de otros modelos réflex a ISO 800, ampliando las posibilidades de trabajo de la EOS 6D.

IMG_1955

Sorprende la calidad de los archivos generados, que apenas precisan ajuste alguno en el procesado posterior; la excelente respuesta del sistema de balance de blancos y de la fotometría de la cámara garantizan capturas perfectas, con una muy elevada calidad de imagen, sin importar si se ha disparado en RAW o JPEG. El rango dinámico ampliado proporciona mayor riqueza en el detalle de los tonos blancos y de los negros más profundos, algo impensable cuando se utilizaba película de soporte químico.

IMG_1758

La calidad de las fotografías realizadas con la EOS 6D pueden comprarse perfectamente con las conseguidas por la 5D Mark III, en mi opinión, la mejor cámara réflex de 2.012; supera claramente en calidad de imagen y prestaciones que incorporaba una cámara tan bien valorada como la 5D Mark II, un modelo que ya cuenta con una vida en el mercado de casi un lustro. Los avances tecnológicos relativos a la calidad de la imagen en estos casi cinco años convierten a la 6D en un producto que va más allá del puro consumismo, siendo una cámara perfectamente utilizable por los profesionales. Personalmente, solo un diseño más compacto y el uso de materiales plásticos en la tapa superior de la cámara desvirtúan la máxima excelencia de esta pequeña joya fotográfica.

IMG_1940

La excelente relación calidad-precio de la nueva EOS 6D la convierte en uno de los modelos con mayor poder de seducción fotográfica. No dudo que además de enamorar a los usuarios de cámaras réflex EOS con sensor APS-C, será capaz de atraer a los usuarios de otras marcas al entorno Canon EOS de formato full frame. La amplia variedad de objetivos con montura EF y los accesorios para las SLR de Canon (flashes, empuñaduras y lentes de aproximación y fuelles para macro) convierten al sistema EOS en el más completo y diverso del panorama fotográfico, por delante de otras marcas de la competencia.

IMG_1937

La EOS 6D es mucho más que el capricho de un fabricante o la versión “castrada” de la 5D Mark III: es una cámara con personalidad propia, siendo el modelo idóneo para migrar del entorno APS-C al de sensor de formato completo. La excelente calidad de imagen a cualquier sensibilidad compensa de manera sobrada la merma en la calidad de los materiales de construcción y de prestaciones puntuales, como un visor más pequeño o una única ranura para tarjetas de memoria. Es –además– la cámara de formato full frame con mejor relación calidad-precio del mercado, razón más que suficiente para obviar las típicas reticencias que crean entre los usuarios de modelos más antiguos las cámaras más novedosas.

IMG_2089

 

Lo mejor:

  • nuevo sensor full frame de 20,2 Megapíxeles
  • procesador DIGIC 5+
  • ergonomía compacta y racional
  • peso ligero
  • excelente calidad de imagen
  • fotometría muy precisa
  • respuesta del balance de blancos
  • calidad de las fotografías (no precisan ajustes posteriores)
  • rango dinámico ampliado
  • sistema AF rápido y preciso
  • amplia variedad de modos de enfoque
  • cadencia de hasta 4,5 f.p.s.
  • escala nominal ISO (100–25.600)
  • sensibilidades ampliadas: 50–102.400 ISO
  • respuesta a ISO altos y extremos
  • transmisión por WiFi
  • localizador GPS
  • excelente relación calidad-precio (unos 1.750 euros)

Mejorable:

  • uso mixto de materiales de construcción
  • visor con 97% de visión real
  • una sola ranura para tarjetas SD
  • ausencia de “joystick”
  • pantalla LCD de 3″ de formato 3:2 (3,2″ y formato 16:9 en la 5D mark III)
  • grabación de clips de vídeo Full HD limitada a 30p

 

Valoración:

  • construcción:
  • ergonomía:
  • calidad de imagen:
  • respuesta a ISO altos:
  • sistema de medición:
  • balance de blancos:
  • modo vídeo:
  • prestaciones:
  • relación calidad-precio:
  • valoración personal: