• viernes , 24 mayo 2019

Canon EF 85mm ƒ/1.2L USM II

El tele corto Canon EF 85/1.2L II es el sueño de todos los amantes de las ópticas ultraluminosas; tan solo el mítico objetivo estándar Canon EF 50/1.0L superaba en luminosidad el teleobjetivo que hoy analizo. La historia del diseño de este objetivo se remonta a los años 80, cuando Canon desarrolló para sus cámaras de montura FD (Canon A1, F-1 New, T-90…) el teleobjetivo corto más luminoso jamás construido, junto al increíble Carl Zeiss 85/1.2, fabricado para celebrar los 60 años de historia de Contax.

IMG_1947

Pese a mantener la misma nomenclatura, poco queda del original FD 85/1.2L; los avances en CAD/CAM (diseño y fabricación asistidos por ordenador), motores ultrasónicos para el enfoque automático y materiales ópticos han mejorado uno de los objetivos que más han definido la gama óptica de un líder mundial de la fotografía como Canon. El nuevo EF 85/1.2L II es un objetivo mucho mejor acabado que su ancestro de foco manual, pues ofrece mayor detalle, un contraste superior, enfoque automático y protección contra polvo y humedad, pero sin alcanzar el grado de “sellado” de otras ópticas de la serie “L”.

 

En las manos

Ningún tele corto impresiona más al tenerlo entre las manos: voluminoso, extremadamente pesado y con unas lentes frontal y trasera que dejan boquiabierto al fotógrafo profesional más experimentado. Supera el kilo de peso (1.025 gramos) y con el parasol puesto adquiere unas dimensiones más que considerables. Es una óptica extrema en todos sus aspectos. El aro de enfoque manual es delgado (demasiado, en mi opinión), situado en la parte frontal del objetivo, ofreciendo un recorrido largo, pero extremandamente suave y preciso. La distancia mínima de enfoque es de 95 cm y el diámetro del aro de enfoque es de ø72mm.

CanonEF85mmf1.2LUSM

 

Ergonomía

Si el pintor Rubens fuera hoy usuario de Canon, sin duda éste 85mm sería su objetivo preferido, pues es una de las ópticas menos estilizadas del panorama fotográfico actual. El diámetro de las lentes (no solo la frontal) determina que grosor del cuerpo de la óptica (95mm) sea rotundo, que añadido a una longitud discreta (84mm) sea el objetivos más “gorditos” del catálogo mundial de ópticas para cámaras réflex. No conozco muchos objetivos (fuera de los tipo “pancake”) que sean más anchos que largos.

207_85_1_2

Destaca la ruptura de las líneas redondeadas de la parte trasera del objetivo, donde –por la obligación de adaptarse al diámetro de la bayoneta– el diseño sufre un “adelgazamiento” significativo en los laterales del cuerpo de la óptica. Esta forma sirve para montar y desmontar el objetivo del cuerpo de la cámara, pues no sería difícil tocar el elemento frontal (o el filtro, si lo llevase) durante estas operaciones, al tratarse de una óptica corta con un gran diámetro de lente.

 

Prestaciones

Es una óptica idónea para trabajar en situaciones con iluminación escasa. Su ámbito natural es el retrato, la fotografía de moda, el reportaje y los deportes en interiores, como el baloncesto. La abertura máxima de ƒ/1.2 proporciona un efecto bokeh que precisa de una “doma” experta, si no se quiere caer en el abuso. Mi pasión por primeros planos ricos en enfoque y detalle y fondos absolutamente desenfocados me llevan a considerar el Canon EF 85/1.2L II como una de las ópticas más adecuadas para conseguirlo, pero a la vez más críticas con el enfoque.

IMG_1922

Es uno de los objetivos que requiere mayor precisión en el enfoque y no es difícil comprobar la profundidad de campo con mayor frecuencia que cualquier otra óptica. Las pruebas se realizaron con una EOS 6D y el sistema AF consiguió un enfoque preciso, si bien en algunas fotografías (como la superior de las gotas de agua de una fuente) me decanté por el enfoque manual.

 

Sistema AF

Pese a incorporar un motor de enfoque ultrasónico, la velocidad de enfoque del 85/1.2L II es la más lenta de cuantas ópticas de la serie “L” de Canon han pasado por mis manos. La razón es bien sencilla: el diámetro y peso de las lentes que deben mover los anillos de enfoque del motor USM son muy elevadas, motivo por el que la velocidad del enfoque automático no alcanza los tiempos de reacción de la mayoría de modelos “L”, pero permite seguir sujetos en movimiento.

IMG_2093

 

Novedades

Se ha corregido el diseño óptico del modelo anterior, aumentado el contraste y la resolución lineal (detalle) de manera muy notable; esto se aprecia de manera especial cuando se trabaja con diafragmas muy abiertos, ya que el primer modelo EF 85/1.2L ofrecía imágenes muy planas y carentes de contraste hasta cerrar a ƒ/4. El nuevo diseño óptico de la versión II supera el promedio de calidad óptica de los mejores modelos Canon de la serie “L”, ofreciendo un mejor rendimiento a diafragmas muy abiertos.

IMG_1942

Otro de los aspectos mejorados es una mayor protección –respecto al modelo anterior– de los puntos más sensibles a la entrada de polvo y humedad, que ofrecen una mejor protección contra la suciedad y las salpicaduras. Esto lo convierte en una óptica capaz de soportar el trabajo profesional en las más duras condiciones ambientales.

 

Calidad óptica

El 85/1.2L II es uno de los objetivos más “limpios” del catálogo Canon EF, mostrando una excelente relación entre detalle y contraste. Las capturas aparecen nítidas, contratadas y muestran una muy elevada resolución lineal. No se observan aberraciones cromáticas ni distorsiones. El contraste a ƒ/2.8 es excelente, observándose una muy ligera caída a aberturas más altas, una de las mejoras más evidentes respecto a las versiones anteriores de este singular objetivo.

IMG_2097

 

Detalle

La resolución lineal es uno de los aspectos que más han mejorado en Canon, respecto al modelo anterior. Incluso con las aberturas más grandes el EF 85/1.2L II ofrece un comportamiento nítido y limpio.Debo reconocer que tras haber trabajado con los dos modelos anteriores (FD de enfoque manual y el EF versión I) no esperaba un aumento tan notable de la calidad óptica y ha sido una muy grata sorpresa encontrar un objetivo capaz de medirse con mitos del prestigio de Carl Zeiss (la fotografía se realizó a ISO 800, a través del cristal de un escaparate).

IMG_2154

 

Fidelidad del color

Los últimos modelos réflex Canon EOS que incorporan el procesador de imagen DIGIC 5+ (como la EOS 6D utilizada para las pruebas de este objetivo) proporcionan originales RAW eque apenas precisan ajustes posteriores, gracias a la excelente respuesta del sistema de balance automático de blancos y a una fotometría muy precisa. No se observa desvío alguno hacia los tonos fríos o cálidos, así como tampoco un incremento del contraste del color, respecto al original. El EF 85/1.2L II es una óptica excelente para la reporducción de láminas, mapas y cuadros, pues combina en sí mismo una muy elevada resolución lineal (detalle), un elevado contraste y la máxima fidelidad del color.

IMG_1930

 

Pruebas y resultados

Todas las fotografías se han realizado con una Canon EOS 6D, utilizando los modos de exposición manual, prioridad de abertura y program. Los estilos de foto (Picture Style) utilizados son el estándar y el de modo paisaje. Dada la calidad del sistema del balance de blancos de la 6D opté por seleccionar el modo automático. Las fotografías que ilustran esta prueba se dispararon a sensibilidades comprendidas entre 50 y 1.600 ISO. Los diafragmas seleccionados oscilan entre ƒ/8 y la máxima abertura de ƒ/1.2, mostrando una excelente calidad en toda la gama. Las 8 hojas del diafragma proporcionan un bokeh extremo, pero elegante, continuo y muy suave.

IMG_2149

 

Conclusión

Canon ha mejorado de manera muy notable las prestaciones ópticas y mecánicas de uno de los objetivos que más distinguen a la serie “L” del resto de objetivos de la competencia. Ningún otro teleobjetivo de 85mm del mercado –salvo el mítco Zeiss 85/1.2 60th. Anniversary– ha ofrecido una luminosidad tan elevada en más de tres décadas de historia, pero tampoco ninguna otra óptica de 85mm pesa tanto y es tan cara como el exclusivo modelo de Canon. El gran diámetreo de las lentes que forman el conjunto óptico convierten al 85/1.2L II en el único teleobjetivo que es más ancho que largo, otro aspecto que lo convierte en una de las ópticas más singulares del panorama fotográfico.

IMG_2156

Las grandes lentes que conforman el conjunto óptico impiden que la velocidad del sistema AF sea comparable con otros modelos de la serie “L”, pareciendo más un enfoque “diésel” que USM. Pese a que nunca ganará la carrera del enfoque automático más rápido, el enfoque es preciso y silencioso, si bien en determinadas situaciones prefiero recurrir al enfoque manual, que –gracias al largo recorrido del aro de enfoque– asegura la mayor precisión del punto de enfoque. Considero que una óptica tan pesada (supera el kilo) debería incorporar el sistema de estabilización IS (incluida en ópticas mucho más baratas), pues disparando a velocidades por debajo de 1/30seg. no es difícil obtener fotografías “movidas”.

IMG_2103

La calidad óptica la sitúa muy por encima de la ofrecida por los mejores objetivos de la serie “L” de Canon. Muestra un contraste elevado, la máxima fidelidad cromática y una riqueza en el detalle que solo está al alcance de las mejores ópticas. Idóneo para las cámaras EOS con sensor de formato completo (5D Mak II, EOS 1D X y la nueva 6D), el 85/1.2L II es un objetivo versátil y que ofrece unos resultados únicos. Tan solo un precio superior a los 2.000 euros le impide ser una óptica perfecta, sitúandolo exclusivamente al alcance de los bolsillos más adinerados.

IMG_2124

 

Lo mejor:

  • materiales de construcción
  • diseño y ergonomía
  • luminosidad de ƒ/1.2
  • prestaciones
  • elevado contraste
  • máxima resolución lineal (detalle)
  • fidelidad del color
  • amplio recorrido del aro de enfoque(máxima precisión de foco)
  • parasol funcional y forrado de material antirreflectante

Mejorable:

  • peso
  • velocidad AF
  • carece de estabilizador IS
  • parasol de plástico
  • precio: superior a 2.200 euros

 

Valoración:

  • construcción: estrellas 4,5
  • calidad óptica: estrellas 4,5
  • sistema AF: estrellas 4
  • prestaciones: estrellas 4,5
  • relación calidad-precio: estrellas 3.5
  • valoración personal: estrellas 4,5

 

Valoración 4,5