• martes , 16 enero 2018

Canon EF 50/1.2L USM

El objetivo de 50mm ha sido considerado –desde el nacimiento del formato de paso universal–la distancia focal estándar en fotografía, muy similar a la visión del ojo humano. La luminosidad máxima de los objetivos estándar se ha ido incrementando con el avance en la tecnología y así ha sido posible pasar de los primeros 50mm ƒ/2.8 a la increíble cifra de ƒ/1.2, del modelo de Canon. Tan solo una óptica del catálogo para réflex supera esta luminosidad y también pertenece a Canon: el EF 50/1.0L, si bien ya no se comercializa.

IMG_3341

Una luminosidad de ƒ/1.2 permite aprovechar la luz ambiente en escenas que se desarrollan bajo condiciones de luz escasas, siendo una abertura idónea para capturar instantáneas, aislando al sujeto o motivo del fondo, gracias a una profundidad de campo que se reduce a la mínima expresión. El efecto bokeh generado por las 8 láminas del diafragma y por la abertura de ƒ/1.2 convierten a este objetivo en uno de los mejores ingenios para fabricar desenfoque del mundo.

IMG_4510

En las manos

Es una lástima que la primera sensación que transmita una óptica de las características (serie “L” y ultraluminosa) y precio este singular 50mm sea palpar unos materiales de construcción en plástico, totalmente inmerecidos en una óptica tan especial. Un objetivo único como éste precisa de mejor materiales. Las dimensiones y peso del EF 50/1.2L son rotundas, no aptas para corazones débiles, ni manos de mantequilla. El diámetro de filtros de ø72mm ya proporciona una idea muy aproximada del calibre con que tratamos.

71pSN+8XwaS._SL1041_

El aro de enfoque –situado en la parte frontal del objetivo– podría ofrecer un grosor más amplio que el actual, si bien permite un enfoque cómodo, rápido y preciso en modo de enfoque manual. Sin embargo, el selector de modo de enfoque AF/MF muestra unas dimensiones y una posición que no siempre facilitan su acceso. El parasol, circular y de plástico, ofrece unas dimensiones considerables y viene recubierto con material antirreflectante.

Ergonomía

El 50mm ƒ/1.2L de Canon es una de las ópticas más limpias –desde el punto de vista del diseño– de todo el panorama de objetivos con enfoque automático, pues de tan solo dispone del selector AF/MF y del aro de enfoque como elementos que rompen la armonía de sus líneas redondeadas. El enfoque manual ofrece –en el modelo probado– un recorrido de 120º (aproximadamente), con 90º de recorrido desde la distancia mínima de enfoque de 45cm. hasta 1 metro; los 20º restantes se encargan de enfocar desde 1metro a infinito. El aro de enfoque muestra una suavidad extrema, sin observarse zonas de mayor fricción.

IMG_3350

Características técnicas

Al tratarse de una óptica de la serie “L” de Canon, ofrece mayor protección contra polvo, humedad y salpicaduras. El EF 50/1.2L USM dispone de 8 elementos ópticos, distribuidos en 6 grupos; un elemento asférico es el encargado de corregir las aberraciones cromáticas y ofrecer un elevado contraste, incluso a la máxima abertura de ƒ/1.2. El diafragma está compuesto por 8 hojas, proporcionando círculos de dispersión perfectos. El motor ultrasónico USM proporciona una elevada velocidad de enfoque en el más absoluto silencio. La distancia mínima de enfoque es de 45cm. y el rango de aberturas está comprendido entre ƒ/1.2 y ƒ/16. El diámetro del filtro es de ø72mm y ofrece un peso de 580 gramos.

IMG_3370

Prestaciones

La distancia focal de 50mm es –en mi opinión– una de las menos versátiles del amplio catálogo de ópticas para cámaras SLR de formato completo, pues en ocasiones de demasiado larga y demasiado corta, en otras. No ofrece la amplitud de un 35mm, ni la idoneidad para el retrato de un 85mm. Dicho esto, reconozco que un maestro universal de la fotografía como Henri Cartier-Bresson hizo del 50mm su óptica preferida y ella realizó algunas de las fotografías más conocidas y universales de todos los tiempos.

IMG_3347

Pero no es la distancia focal el factor que distingue este objetivo del resto de ópticas, sino su luminosidad de ƒ/1.2, que lo convierte –junto al EF 85/1.2L USM– en la óptica más luminosa de cuantas se comercializan actualmente. La abertura de ƒ/1.2 es un 50% más luminosa que ƒ/1.4, luego… ¿qué sentido tiene que el precio sea un 500% superior? La propia construcción del objetivo (sellado contra polvo, humedad y salpicaduras) y el rendimiento óptico general son otros factores a valorar por los profesionales.

IMG_3316

Luminosidad de ƒ/1.2

Junto al EF 85/1.2L (también de Canon) no se fabrica en la actualidad ninguna otra óptica tan luminosa, pues el resto de objetivos estándar no pasan de una abertura máxima de ƒ/1.4. El valor de ƒ/1.2 permite el paso de un 50% más de luz, respecto al ƒ/1.4 y permite disparar con una velocidad de obturación superior o rebajar el valor de la sensibilidad. Si descontamos las excepciones del Canon EF 50/1.0 USM y los objetivos para cámaras de telémetro Leica Noctilux M 50/0.95 (con un precio de 9.000 euros) y Voigtländer Nokton 50/1.1, jamás se han fabricado ópticas intercambiables con luminosidad superior a ƒ/1.2.

IMG_3389

Una de los características propias más visibles al trabajar con una abertura tan elevada es la escasa (por no decir nula) profundidad de campo, cuando se dispara a máxima abertura y mínima distancia de enfoque. Apenas unos pocos milímetros mantienen el enfoque, ofreciendo un desenfoque gradual, suave y cremoso a medida que nos alejamos del punto de foco. Es importante seleccionar bien los motivos al disparar en estas condiciones, pues si se fotografían zonas de contraste bajo no es difícil transmitir una sensación de desenfoque en toda la fotografía.

Profundidad de campo

Ni está, ni se le espera. Disparar a la máxima abertura de ƒ/1.2 exige situar el punto de enfoque en una zona muy concreta y precisa, sino, la fotografía mostrará un desenfoque absoluto y no es extraño comprobar cómo el punto de foco se sitúa en una zona no deseada por el usuario, razón que me lleva a recomendar la corrección de enfoque manual si se desean obtener los mejores resultados. Resulta un ejercicio ameno y divertido buscar motivos que a máxima abertura ofrezcan un contraste suficiente para mostrar el rendimiento óptico a ƒ/1.2 y las bondades de una profundidad de campo exigua.

Calidad óptica serie “L”

Canon distingue a sus mejores objetivos con la banda roja que caracteriza a la serie “L”, su mejor gama óptica. El 50/1.2L USM es una de las ópticas EF que más me han gustado, al ofrecer una excelente relación entre detalle y contraste. A diferencia de los zooms (incluidos los de gama profesional), el contraste a máxima abertura ofrece un nivel de contraste muy bueno, que se incrementa hasta excelente cerrando tan solo a ƒ/2.

Resolución lineal

El detalle que muestra el EF 50/1.2L USM es de los más altos de toda la gama de objetivos del catálogo de Canon; incluso a la máxima abertura de ƒ/1.2 la riqueza en el detalle es elevada. Pese a no ser una óptica macro, es uno de los mejores objetivos para reproducir láminas, grabados, mapas antiguos y demás documentos que precisen ser reproducidos con la máxima resolución lineal. En retratos no es difícil conseguir el máximo detalle de cejas, pestañas y hasta los poros de la piel, siendo un objetivo muy crítico y cruel con las impurezas de la piel y con los maquillajes menos profesionales. El recorte de la imagen superior muestra una calidad en el detalle que está al alcance de muy pocos objetivos estándar.

Contraste

Los objetivos Canon no son los más contrastados del mercado, pero el EF 50/1.2L USM ofrece un contraste del color muy superior a la totalidad de zooms y a los otros 50mm de Canon. Es interesante comprobar la reacción del 50/1.2L en contraluces extremos y en situaciones con entrada de luz en cámara, donde el sistema de recubrimiento SSC (Super Spectra Coating) mantiene bajo control los reflejos y halos propios de estas situaciones, pero no reduce el nivel del contraste.

Viñeteo

A la máxima abertura de ƒ/1.2 se aprecia un claro viñeteo, que no desaparece por completo hasta cerrar a ƒ/3.5, lo que obliga al usuario del Canon EF 50/1.2L USM a trabajar la foto con posterioridad en el post-procesado de la imagen. Mediante programas como Adobe LightRoom o Photoshop es posible añadir perfiles de diferentes objetivos y añadir las correcciones de viñeteo y aberraciones cromáticas específicas de cada óptica. La imagen que ilustra este apartado se reveló directamente de un archivo RAW sin aplicar corrección ninguna.

Enfoque USM

El motor ultrasónico USM incorporado convierte el enfoque en un ejercicio rápido y silencioso, convirtiendo al 50/1.2L de Canon en una óptica idónea para las instantáneas, el fotoperiodismos y muy válida para la grabación de clips de vídeo. El corto recorrido del enfoque en las distancias que van desde 1 metro hasta infinito hace de este objetivo estándar tan singular una de las ópticas más rápidas del amplio catálogo de Canon.

Pruebas y resultados

Se ha utilizado una Canon EOS 5D Mark III para realizar las pruebas, seleccionando los modos de exposición manual y prioridad de abertura. Las aberturas empleadas en la realización de las fotografías están comprendidas entre ƒ/1.2 y ƒ/11, siendo las aberturas más altas las más utilizadas. Las imágenes ofrecen un contraste alto y una riqueza en el detalle propio de las mejores ópticas. La nula profundidad de campo obliga al usuario de este singular 50mm a cierta práctica y familiarización con el objetivo.

He echado mucho de menos un sistema de estabilización, pues no es fácil conseguir imágenes libres de trepidación cuando se dispara con velocidades de obturación por debajo de 1/30seg. con un conjunto de cámara (EOS 5D Mark III) y óptica que superan el kilo y medio de peso.

Conclusión

El EF 50/1.2L USM es una de las ópticas –por su luminosidad– más singulares, no solo del amplio catálogo de objetivo de Canon, sino de todo el panorama fotográfico; fabricar un objetivo con una abertura de ƒ/1.2 solo está al alcance de los mejores fabricantes en ópticas y Canon (con casi 100 millones objetivos EF fabricados) tiene el orgullo de ser el único fabricante que fabrica actualmente dos ópticas con la máxima luminosidad. La resolución lineal (detalle) y contraste superan ampliamente los que ofrece el modelo 50/1.4 del mismo fabricante.

IMG_3385

La calidad óptica y la luminosidad del EF 50/1.2L USM son los pilares sobre los que se asientan las bondades de este objetivo único; es una lástima que los materiales de construcción no mantengan una calidad acorde a la parte óptica y desmerezcan la valoración final del objetivo. La abertura máxima de ƒ/1.2 lo convierte (junto al EF 85/1.2L, también de Canon) en la óptica más luminosa que se sigue fabricando para cámaras réflex. La ausencia del sistema de estabilización Canon IS recomienda una actualización de este objetivo, pues no es fácil conseguir imágenes disparadas por debajo de 1/30seg. libres de trepidación.

IMG_4504

El precio (más de 1.500 euros) lo sitúa solo al alcance de usuarios profesionales y de los bolsillos más afortunados, quintuplicando el valor del Canon EF 50/1.4, pero alcanzar cotas tan elevadas de luminosidad tiene un precio y lejos de ser simplemente una óptica de ƒ/1.2 es mucho más que un objetivo estándar ultra luminoso; el rendimiento óptico (detalle, fidelidad del color y contraste) supera con creces al del Canon EF 50/1.4 USM y solo el usuario deberá valorar la adquisición de esta óptica tan singular.

Lo mejor:

  • luminosidad máxima de ƒ/1.2
  • rendimiento óptico soberbio
  • máximo detalle
  • contraste elevado
  • fidelidad cromática
  • sistema AF rápido, preciso y silencioso
  • revestimiento óptico SSC (Super Spectra Coating)

Mejorable:

  • materiales de construcción
  • viñeteo acusado a máxima abertura
  • ausencia de sistema de estabilización
  • parasol de plástico
  • precio: 1.349 euros

 

Valoración

  • construcción: estrellas 4
  • resolución lineal: estrellas 4,5
  • contraste: estrellas 4,5
  • fidelidad cromática: estrellas 4,5
  • viñeteo: estrellas 3
  • aberraciones cromáticas: estrellas 3.5
  • sistema AF: estrellas 4
  • prestaciones: estrellas 4
  • relación calidad-precio: estrellas 3
  • valoración personal: estrellas 4

 

Valoración 4