• jueves , 21 septiembre 2017

Canon PowerShot N

Me considero afortunado por ser testigo directo del nacimiento de la fotografía digital, aunque también culpable por asistir importente a la muerte de la fotografía convencional, basada en película de soporte químico. El diseño de los primeros ingenios digitales (como las magníficas cámaras Agfa e1280 o Fuji MX-700) rozaba el futurismo de la vieja serie de TV “Star Trek”, la que se emitió en blanco y negro. Eran diseños extraños, casi absurdos y que estaban más cerca de las antípodas de la ergonomía que del diseño práctico y funcional. Digital era sinónimo de cambio y de ruptura y qué mejor que romper con el diseño de las clásicas cámaras compactas?

 IMG_0234

La nueva Canon PowerShot N parece rendir un tributo a los primeros modelos de gama compacta de soporte digital. Recuerdo una cena de principios de los 90′ donde sacar una Casio QV-10 (de apenas 320 x 240 píxeles de resolución máxima) me convirtió en el poseedor de una cámara digna de aparecer en la mejor película de James Bond. El viaje al pasado que he vivido con la Canon N me hecho comprender que “lo retro” (aunque sea en el mundo digital), vende. Si de algo no se puede acusar a la PowerShot N es de falta de personalidad, pues su diseño se aleja del concepto más peculiar y disparatado que podamos imaginar. La ausencia de botones supone una invitación en toda regla a los amantes de los teclados táctiles de los smartphones…

PowerShot N_Gallery_01_size

 

 

En las manos

Pese a disponer de varias semanas para probar este modelo, reconozco que no hay una sola vez que mire a la Canon N y no me pregunte si estoy viviendo una regresión a los inicios de la fotografía de soporte digital. El diseño cuadrado y (casi) limpio de botones se sitúa en el infinito de lo que entendemos que es (y debe ser) una cámara fotográfica. Tan solo los aro de selección de distancias focales y de disparo (sí… ¡aro de disparo!) en color cromado rompen la discreción de los colores blanco y negro en que se comercializa este dispositivo fotográfico.

PowerShot N_Zoom_A_02

 

 

 

Diseño y ergonomía

De líneas compactas y sin aristas, la Canon PowerShot N rompe los esquemas de cualquier concepto establecido de lo que es una cámara fotográfica: tan solo tres botones, un interruptor y una pantalla retráctil de 2,8 pulgadas configuran el diseño de la PowerShot N. Es el primer modelo fotográfico que carece de botonería, levas, palancas, diales, interruptores o cualquier otro mecanismo de control en la tapa superior. A la izquierda encontramos el botón de puesta en marcha ON/OFF. En el lado opuesto, el interruptor que selecciona el modo foto “convencional” o el modo creativo, en el que la PowerShot N realiza un disparo con cinco fotografías distintas. Los botones Wi-Fi y de revisión de capturas configuran toda la botonería de la cámara. ¿Y el disparador?

PowerShot N WHITE FSL w LCD UP

Si nos fijamos bien en la parte frontal de la Canon N descubriremos que el dial de selcción de distancias focales dispone de una discreta prolongación, que incorpora tres pequeñísimos puntos y actúa de disparador. El disparador está situado tanto en la parte superior del aro, como en la inferior. Canon asegura que esta doble situación del disparador facilita disparar la cámara sin problemas en cualquier posición. En la práctica he descubierto que no todo es de color de rosa…

 

 

Características técnicas

Pese a su diseño nada convencional, la PowerShot N es una cámara fotográfica al uso y como tal incorpora prestaciones típicas de las compactas, como:

  • 12 millones de píxeles de resolución
  • procesador de imagen DIGIC 5
  • zoom óptico de potencia x8 (equivalente a un 28–224mm en paso universal)
  • estabilizador de imagen IS
  • rango de sensibilidades: 80–6.400 ISO
  • pantalla de 2,8″ y 461.000 puntos de resolución
  • filtros creativos
  • permite diferentes formatos (hasta 1:1)
  • modos de exposición automatizados
  • transmisión inalámbrica vía Wi-Fi
  • tarjeta de memoria Micro SD
  • vídeo Full HD
  • vídeo en cámara lenta

IMG_0147

 

 

¿Dispositivo fotográfico o cámara?

Debo confesar que me ha costado decidirme salir a la calle a hacer fotos con la PowerShot N, debido a mis reticencias y prejuicios sobre su diseño y características propias. Al sacarla de la caja, pensé que Canon España se había olvidado mandarme el disparador… pero no. Tan solo la pantalla LCD nos recuerda que estamos ante un dispositivo capaz de sacar fotografías y reconozco que con una calidad de imagen mucho mejor que la ofrecida por los más notables smartphones del mercado.

IMG_0198

 

 

Personalidad propia

La PowerShot N no es una cámara que –al menos a mí– enamore a primer golpe de vista, pero reconozco que a medida que hago fotos con ella, menos me disgusta. Incluso ha nacido una pequeña llama de cariño… Ni en una semana he perdido la querencia de buscar el disparador en la parte superior de la cámara. Tampoco la ausencia de botones convierte a la Canon N en el modelo más rápido de familiarización. Una personalidad tan marcada requiere un buen tiempo de adaptación, pero al final esta espera y esfuerzo pueden –según las exigencias– satisfacer a muchos usuarios.

IMG_0228

 

 

Modos de exposición

No es la cámara con más modos de exposición, pero dudo que el usuario de la PowerShot N sea un amante de fijar abertura y velocidad, para tener el más absoluto control manual de la cámara. Para cambiar de modo de exposición basta tocar el modo al uso en la zona de la pantalla donde aparece el modo (esquina superior derecha) para que se despliegue un menú donde aparecen todos los modos de exposición, además de los filtros artísticos. Los modos incluidos en la PowerShot N son:

  • auto híbrido
  • auto
  • programa

IMG_0153

 

 

Filtros creativos

Acordes a las dimensiones de la cámara, los filtros creativos son muy reducidos (en mi opinión, demasiado) y apenas muestran una oferta de cuatro modos distintos. Canon nunca se ha caracterizado por ser el fabricante que más filtros artísticos incorpora en sus cámaras, pero ofrecer apenas cuatro variaciones es motivo suficiente para exigir mucho más al fabricante nipón. Los filtros artísticos incluidos son:

  • efecto ojo de pez
  • cámara de juguete
  • enfoque suave
  • monocromo

IMG_0165

 

 

Disparo creativo

Una de las características propias de la PowerShot N es el modo de disparo creativo: la cámara –con un solo disparo– realiza seis fotografías distintas, aplicando diferentes filtros de color y recortes. Es importante destacar que si en la imagen aparece una persona, la cámara reconoce el rostro y el recorte se realiza en la cara de la persona que aparece en la imagen. Si en la fotografía no aparecen personas, el recorte es más caótico y la cámara decide qué porción de la imagen recortar.

PowerShot N WHITE FSL DETAIL w LCD UP

 

 

Pantalla LCD

La pantalla me ha revelado que las intenciones de Canon con la PowerShot N son un tanto confusas, pues la pantalla es un “quiero y no puedo” constante: no alcanza las 3 pulgadas, ofrece una resolución muy baja y solo se articula 90º. Todo en esta pantalla podría (y debería) ser mejor, con mayor tamaño, mayor resolución y un mayor ángulo de movimiento. Al carecer de botones y diales de control, el usuario de la Canon N está obligado a recurrir a la pantalla LCD de manera continua. Según el modo de exposición seleccionado, el usuario tan solo podrá acceder a unos pocos parámetros de imagen.

IMG_0157

 

 

Estabilizador IS

Pese a incluir el (en principio) mismo sistema de estabilización que los mejores zooms del fabricante nipón, la Canon N apenas fija 2,5 pasos de velocidad de obturación. No puedo esconder uno de los problemas más recurrentes que he encontrado al tener que disparar la cámara de una forma tan poco ortodoxa: al pulsar el aro de disparo es muy fácil que la cámara se mueva y se obtengan imágenes con trepidación.

IMG_0185

 

 

Transmisión inalámbrica de imágenes

Canon apuesta por la transmisión inalámbrica de las capturas realizadas por la PowerShot N a smartphones y otros dispositivos móviles, como ordenadores y tablets. Tan solo es posible la conexión vía Wi-Fi, sistema que se me antoja ya desfasado y farragoso, pues la transmisión NFC ya está implantada en buena parte de los smartphones de última generación, basados en sistema Android. La transmisión exclusiva vía Wi-Fi me parece más una concesión a los sistemas iPhone y iPad, pues la tecnología NFC tan solo necesita del contacto físico entre dos dispositivos que incorporen NFC para la transmisión de datos entre ellos.

 

 

Calidad de imagen

Entre el diseño tan peculiar y las escasas prestaciones fotográficas que ofrece la PowerShot N esperaba que la calidad de imagen estaría más cerca de la que ofrecen los smartphones que las cámaras fotográficas y afortunadamente la Canon N sigue siendo una cámara 100% fotográfica que –además– ofrece una calidad de imagen mucho más que digna. En el modo de exposición programable, el usuario de la PowerShot N podrá seleccionar el sistema de fotometría y algunos parámetros del balance de blancos y hasta el más novel en el uso de cámaras fotográficas podrá –con cierta práctica– obtener imágenes mucho mejores que las ofrecidas por el mejor smartphone del mercado.

IMG_0176

 

 

Respuesta a ISO altos

Ni el excelente procesador de imagen DIGIC 5 libra a la PowerShot N de ofrecer una respuesta mediocre al utilizar las sensibilidades más elevadas; de hecho, ya es significativo que el valor máximo se sitúa “tan solo” en 6.400 ISO. La limitada oferta del rango de sensibilidades es el mejor regalo que los ingenieros de Canon pueden hacer a los usuarios de la PowerShot N, más orientados hacia el uso del valor ISO automático.

IMG_0155

 

 

Modo vídeo

Uno de los aspectos más destacables en la PowerShot N es el vídeo, no por su capacidad Full HD, ni mucho menos por guardar los archivos en una tarjeta Micro SD (incluye una tarjeta de 8 Gb, que puede llenarse con apenas dos grabaciones de vídeo), sino por la prestación de vídeo a cámara lenta, eso si, a tan solo 640 x 480.. Pese a que ya existen en el mercado varias cámaras que permiten variar el número de frames por segundo, ninguna ofrece un acceso tan sencillo a esta prestación como la PowerShot N y –siendo una novedad– merece explorar todas sus posibilidades.

 

 

Pruebas y resultados

Reconozco que su diseño extraño y peculiar me tiró atrás los primeros días, más aún cuando tuve que recurrir al manual de instrucciones para descubrir cómo funciona. La ausencia de un botón disparador –lejos de ser la maravilla que aseguran en Canon– es un gran inconveniente para quien está acostumbrado a encontrarlo en la tapa superior de la cámara, a la altura del índice derecho. Por otra parte, la original forma de disparar ayuda a obtener ángulos y puntos de vista poco habituales y muy diferentes a los que tomamos con una réflex, mirrorless o –incluso– una cámara compacta.

 IMG_0156

No encontrar a simple vista ni el disparador, ni la ranura para tarjetas (en una compacta siempre espero encontrar una para tarjetas SD) me dejó fuera de juego unos días, los justos en que la calidad de imagen me convenció que además de ser un dispositivo fotográfico, la PowerShot N es también una cámara fotográfica. Sin disponer del pasaporte que le permita entrar en el Olimpo de la calidad de imagen ni de las prestaciones fotográficas, la originalidad del concepto y del diseño bien merecen brindarle una oportunidad.

 IMG_0169

Se han utilizado todos los modos de exposición y los escasos filtros creativos; también se han disparado unas fotografías en el formato 1:1, además del convencional 3:2, el proporcional al tamaño del papel de las copias fotográficas. Tanto la fotometría como el balance automático de blancos han ofrecido una muy buena respuesta, mostrando una exposición muy correcta en todas las capturas, que apenas ha precisado de ajustes en el post-procesado. Todas las fotografías se han disparado en formato JPEG, el único que ofrece este modelo.

 

 

Conclusión

Hacía más de una década que no tenía entre las manos una cámara tan rara en diseño y reconozco que la PowerShot N ha sacado a relucir unos prejuicios hacia “lo diferente” que creía no tener. De hecho, he tardado más de una semana en decidirme a hacer las pruebas, pues la metodología de trabajo se me hacía tan extraña que hasta pensé rechazar probarla. Si sobre el papel el diseño es peculiar, en la práctica –especialmente, en los primeros días– la manejabilidad llega a desesperar, pues los dedos se van hacia los lugares habituales y tan solo encuentran un espacio yermo y carente de botones o diales de control.

 IMG_0152

Es el modelo idóneo para los amantes de los smartphones y de contar su vida diaria con pelos y señales (y ahora, también con fotos) en redes sociales como Twitter o Facebook, pues la facilidad para subir las capturas vía smartphone es uno de sus puntos fuertes. Mediante la aplicación Canon Camera Window la cámara detecta el dispositivo móvil y la red a la que está asociada y basta (no sin unos pocos intentos) acceder a ambos para tener en nuestro smartphone o tablet todas las capturas guardadas en la tarjeta Micro SD de la PowerShot N.

 IMG_0216

Las prestaciones fotográficas son más bien escasas y no es el modelo que más destaca por su respuesta en ISO elevados, pero aspectos como el disparo creativo (con resultados muy similares a los que ofrecen los filtros de Instagram) o la grabación de vídeo a cámara lenta le otorgan –junto a un diseño único y peculiar– una personalidad que será capaz de enamorar a los usuarios más vanguardistas.

IMG_0225

 

Lo mejor:

  • diseño único, original y vanguardista
  • calidad de imagen mejor de lo que se espera de un modelo tan peculiar
  • pantalla retráctil de 90º con tecnología táctil
  • zoom óptico de potencia focal x8
  • transmisión inalámbrica de las capturas vía Wi-Fi
  • modos de exposición sencillos y efectivos

Mejorable:

  • disparador (se encuentra junto al aro del zoom)
  • número de modos de exposición
  • nula capacidad creativa hacia el usuario
  • flash por led
  • conectividad vía NFC
  • escasos filtros creativos
  • enfoque poco preciso
  • respuesta del estabilizador de imagen
  • precio (aprox. 300 euros)

 

Valoración:

  • construcción: estrellas 3
  • diseño y ergonomía: estrellas 3
  • prestaciones: estrellas 3.5
  • calidad de imagen: estrellas 3
  • sistema AF: estrellas 3
  • estabilizador IS: estrellas 3.5
  • relación calidad-precio: estrellas 3
  • valoración personal: estrellas 3

 

 

Related Posts