• jueves , 21 septiembre 2017

Sony RX10

En las próximas semanas me llega la Sony RX10 III, una cámara compacta que alcanza los 600mm (equivalentes en formato full frame) en su zoom óptico. He visto que Sony mantiene la venta de la RX10 y en muchas tiendas de fotografía es posible encontrarla (nueva a estrenar) a muy buen precio. De ahí que actualice la review que hice de este singular modelo.

La alianza de Sony con Carl Zeiss da su fruto en la gama RX, cámaras compactas de gama alta y prestaciones profesionales que rompen con el concepto tradicional que tenemos de las compactas. La Sony RX10 incorpora –al igual que el resto de modelos RX– excelentes materiales de construcción, un novedoso diseño réflex y un poderoso objetivo 24–200mm ƒ/2.8 de luminosidad fija en todas las distancias focales. La experiencia de Sony en la fabricación de cámaras y más de un siglo de buena hacer óptico de Carl Zeiss nos regalan unos de los modelos más fotográficos de la serie RX.

DSC08161

Lejos de ser una cámara “Bridge”, la Sony RX10 es un modelo con personalidad propia, donde la calidad es el común denominador que distingue a esta cámara, tanto por los materiales de construcción, sus prestaciones y un objetivo Carl Zeiss que haría las delicias de cualquier usuario del segmento SLR. El concepto de la Sony RX10 es mucho más cercano a las réflex que a los modelos Bridge, no solo por el diseño, sino –especialmente– por sus enormes prestaciones y calidad de imagen. El visor electrónico de la RX10 ofrece una respuesta excelente, haciendo olvidar rápidamente al usuario la naturaleza no óptica del visor.

DSC08179

 

En las manos

Cuando se saca la Sony RX10 de su caja asombra su peso considerable (813 gramos) y las dimensiones del poderoso zoom Carl Zeiss; la luminosidad fija de ƒ/2.8 a lo largo de todas las distancias focales determina un tamaño generoso en la lente frontal (ø67mm). Sorprende el aro de diafragmas, una característica que todos los fabricantes han ido olvidando en pos del control mediante los diales de las cámaras. Personalmente, agradezco mucho la posibilidad de modificar la abertura en el aro de diafragmas.

En la parte superior de la cámara Sony RX10 se encuentra la pantalla LCD de información,  la leva de puesta en marcha, el dial de control electrónico del zoom, el botón disparador, el dial de modos de exposición, el dial de compensación de exposición (±E.V.) y los botones de compensación de destello del flash, el de liberación del flash y el iluminador de la pantalla LCD de información.

RX10_wide-1200

En la esquina inferior derecha de la cámara se encuentra en selector de modos de enfoque. En la tapa trasera de la Sony RX10 encontramos la pantalla LCD abatible de 3″ y tecnología táctil, los botones de acceso a menú, acceso directo a vídeo, bloqueo de la exposición AEL, acceso a menú rápido (Fn) y los de revisión y borrado de las capturas almacenadas en la tarjeta SD Card. El dial de control principal y el secundario (con acceso al modo de visualización de la información en la pantalla LCD) completan todos los controles de la Sony RX10.

RX10_rear_bgbk-1200

 

 Ergonomía y diseño

Pocas cámaras compactas ofrecen mejor diseño y comodidad en las manos que la Sony RX10; la empuñadura (más propia de una réflex que de una cámara compacta) permite disparar en cualquier posición, además de ser de una gran ayuda cuando se utilizan velocidades de obturación bajas y se precisa la máxima firmeza en la sujeción de la cámara. El zoom Carl Zeiss Vario-Sonnar 24–200mm ƒ/2.8 ofrece una doble forma de uso: mecánica, mediante el clásico aro que varía las distancias focales, y electrónica, con una leva dedicada, dispuesta rodeando el botón disparador.

RX10_Zoom_Flat

Cada botón y dial está dispuesto de manera estratégica y racional, siendo uno de los modelos de gama alta más sencillos para familiarizarse. El acceso rápido al menú condensado (mediante el botón “Fn”) evita la obligación de recurrir al menú general de la cámara con excesiva frecuencia. Asimismo, es posible seleccionar en el menú la información adicional de cada parámetro o ajuste; de esta manera, el usuario podrá los primeros días conocer a fondo las prestaciones y límites de esta poderosa cámara.

Características técnicas

La Sony RX10 materializa el sueño de muchos fotógrafos: reunir en una sola óptica los dos zooms más usados por los profesionales, el 24–70/2.8 y el 70–200/2.8. El zoom 24–200mm ƒ/2.8 de la RX10 ofrece una calidad de imagen muy superior a lo que podemos esperar de una cámara compacta de segmento Bridge. La resolución de 20,2 millones de píxeles la sitúa por encima de la mayoría de réflex con sensor APS-C y el nuevo procesador de imagen BIONZ X permite incrementar los valores ISO, sin una pérdida acusada en la calidad de imagen.

DSC08079

Las principales características de la Sony RX10 son:

  • resolución de 20,2 Megapíxeles
  • zoom Carl Zeiss 24–200/2.8
  • estabilizador óptico SteadyShot
  • pantalla LCD 3″ y 1,44 millones de píxeles
  • 4 modos de enfoque
  • sensibilidad: 80–25.600 ISO (+ ISO auto)
  • 8 modos de exposición
  • 9 modos de escena
  • 16 filtros creativos
  • 3 modos de fotometría
  • 11 modos de fotometría
  • vídeo Full HD 1080 60p
  • cadencia máxima de disparo: hasta 10 f.p.s.

DSC08135

 

Prestaciones

La Sony RX10 es uno de los modelos más adecuados para los amantes de plasmar en fotos sus vacaciones y viajes; la potencia del zoom y –especialmente– su calidad óptica, la luminosidad de ƒ/2.8 y la medida angular de 24mm hacen del zoom de la RX10 un rara avis, una cámara única en su especie. En el segmento de las compactas y las Bridge hay zooms más potentes, pero no más luminosos ni que ofrezcan una calidad de imagen tan elevada.

La velocidad del sistema AF (el zoom incorpora un motor ultrasónico Sony SSM) permite utilizar la Sony RX10 para una amplia variedad de temas fotográficos, desde el retrato y paisajes a la fotografía de viajes; es –asimismo– un modelo idóneo para la fotografía urbana y la toma de instantáneas (street photo). Una buena respuesta al disparar con sensibilidades elevadas facilita su uso en condiciones lumínicas desfavorables.

Un concepto conocido

Sony lanzó hace más de una década una de las cámaras más originales de su época: la F707 era una pequeña cámara de 5 Megapíxeles, unida a un poderoso zoom Carl Zeiss 38–190mm y luminosidad máxima ƒ/2-2.4. El concepto de desarrollar una cámara compacta a partir de un objetivo de altas prestaciones ha sido recurrente en Sony y la nueva RX10 es la evolución lógica de una de las cámaras que ofrecía mejor calidad de imagen. Mientras las formas de la F707 eran claramente de cámara compacta, el diseño de la RX10 se acerca a las réflex.

 

Luminosidad ƒ/2.8

La luminosidad máxima y constante de ƒ/2.8 a lo largo de todas las distancias focales del zoom facilita el uso de la Sony RX10 tanto en exteriores a pleno sol, como en interiores o en condiciones pobres de luz. El aro de diafragmas situado en el objetivo facilita concentrarse en la exposición, si bien es posible también variar este parámetro mediante el dial de control principal. Es importante señalar que una luminosidad elevada permite trabajar con grandes aberturas en exteriores a pleno sol, tanto para generar un efecto bokeh elevado, como para aumentar la velocidad de obturación, idóneo en la fotografía deportiva.

Efecto bokeh

No es difícil obtener imágenes ricas en efecto con un desenfoque posterior acusado; la abertura máxima de ƒ/2.8 de la Sony RX10 proporciona un suave y elegante desenfoque trasero, destacando el motivo enfocado de una manera muy efectiva. Basta acercar la cámara a un motivo y abrir el diafragma para conseguir fotografías con un elevado efecto bokeh. La calidad de imagen a máxima abertura es excelente, mostrando un alto contraste y un detalle muy elevado, para tratarse de una cámara de segmento Bridge.

 

Modos de exposición

La Sony RX10 está mucho más cerca de las cámaras réflex que de las compactas y buena muestra son los modos de exposición, idénticos a los incluidos en las SLR, además de incorporar otros modos característicos de las compactas y de los modelos mirrorless. Los modos de exposición satisfarán las necesidades y exigencias de todo tipo de usuarios, desde los más expertos y creativos que utilizarán el modo manual, hasta aquellos usuarios que prefieren la comodidad del modo programable.

DSC08214

La Sony RX10 incluye los modos:

  • manual
  • prioridad de abertura
  • prioridad de obturación
  • programable
  • modos de escena
  • panorámica
  • 2 modos personalizables
  • auto inteligente
  • auto superior

 

Sistema AF

Sin alcanzar la velocidad del sistema FAST AF de Olympus, el motor ultrasónico SSM del zoom Carl Zeiss garantiza una elevada precisión y una respuesta rápida, tanto a pleno sol, como en condiciones adversas de luz. He observado que en ciertas condiciones la Sony RX10 ofrece un “efecto rebote”, al no localizar un punto claro de enfoque, por lo que recomiendo seleccionar el área de enfoque en aquellos motivos que ofrecen poco contraste. En modo AF-C la RX10 ofrece una excelente respuesta, capaz de seguir el vuelo de un ave.

 

Fotometría

Uno de los aspectos –junto al balance de blancos– en que más destaca la Sony RX10 es la medición de luz; los tres sistema de fotometría ofrecen una respuesta precisa, incluso en condiciones muy adversas, como contraluces o escenas con mucha diferencia entre altas y bajas luces. Los modos de medición de luz puntual, promediado al centro y multizonal ofrecen valores muy similares y será la experiencia del usuario la que decida qué sistema elegir. Compensar la exposición resulta sencillo y muy rápido, gracias al dial de compensación E.V, situado a la altura del pulgar.

Balance de blancos

El sistema de balance de blancos de la Sony RX10 ha ofrecido una respuesta a la altura de sus expectativas; la medición es muy precisa y salvo en escenas iluminadas con luz de tungsteno, la respuesta a pleno sol, sombra, nublado e interiores iluminados con luz natural es excelente, siendo uno de los modelos de Sony que mejores sensaciones me ha dejado en la medición del color. Para fotografías disparadas con luz artificial recomiendo a los usuarios de la Sony RX10 fijar el ajuste de fábrica para esta iluminación.

 

Calidad de imagen

La piedra angular de la Sony RX10 es –además de la calidad de los materiales de construcción– una calidad de imagen excelente, capaz de medirse con algunos modelos réflex con sensor APS-C y salir triunfante. La calidad del zoom Vario-Sonnar 24–200/2.8 determina en gran parte (junto al sensor y el nuevo procesador BIONZ X) la calidad de imagen de la Sony RX10. La fidelidad del color es máxima, destacando tanto los tonos piel como aquellos menos fáciles, como los reflejos metálicos.

DSC08064

Las imágenes aparecen limpias, con una eleva riqueza en el detalle y un alto contraste. La Sony RX10 es una de las cámaras compactas que ofrece mayor fidelidad cromática, idónea para satisfacer a los amantes del retrato. No se observan diferencias en la calidad de imagen a lo largo de todo el rango de distancias focales; la calidad de imagen es excelente incluso a la máxima abertura de ƒ/2.8.

 

Respuesta a ISO altos

Pese a disponer de un sensor de formato más pequeño que el APS-C, la respuesta de la Sony RX10 al trabajar con sensibilidades elevadas es comparable a la de muchos modelos mirrorless y réflex de gama de iniciación. Hasta la sensibilidad de 1.600 ISO, la RX10 ofrece una calidad de imagen excelente, manteniendo un elevado contraste, la máxima fidelidad cromática y una señal de ruido mínima.

Pese a disponer de una sensibilidad máxima de 25.600 ISO no recomiendo disparar a más de 3.200, pues la calidad de imagen (especialmente si se han de realizar grandes ampliaciones) merma, respecto a sensibilidades inferiores. La fotografía del interior de la iglesia se disparó a 6.400 ISO y puede observarse una ligera caída del contraste, así como también un notable incremento de la señal de ruido.

 

Filtros creativos

Sony ha mejorado la calidad de sus filtros artísticos, respecto a modelos anteriores. Los efectos son mucho más intensos y el usuario de la Sony RX10 podrá utilizarlos para crear fotografías más creativas o acentuar efectos adecuados a cada escena. Es posible seleccionar tres grados diferentes en cada filtro: suave, normal e intenso.  He elegido el filtro “Color Pop” para demostrar que los filtros creativos son mucho más que una prestación meliflua y –bien utilizados– pueden ampliar las posibilidades creativas de nuestra cámara.

 

Modo vídeo

Uno de los aspectos donde más destacan las cámaras fotográficas Sony es el vídeo y la RX10 reúne lo necesario para crear clips de vídeo Full HD con la máxima calidad: un objetivo de altas prestaciones, un sensor de elevada calidad y el sistema de enfoque automático SSM. El sistema de estabilización SteadyShot garantiza la grabación de clips sin trepidación, aunque se utilicen las focales más largas. El usuario de la Sony RX10 podrá seleccionar diferentes modos de exposición y conseguir el máximo control de la cámara, en pos de la mayor creatividad.

Captura de pantalla 2014-02-13 a la(s) 23.39.42

 

 

Pruebas y resultados

Se han utilizado todos los modos de exposición, logrando resultados muy estables. Recomiendo que los nuevos usuarios de la Sony RX10 se atrevan a probar el modo de exposición manual para descubrir todas las posibilidades que encierra este singular modelo. La fotometría y el sistema automático de balance de blancos ofrecen una respuesta fiable y constante, lo que repercute de manera directa en la calidad de las fotografías, que apenas precisan ajuste alguno en su post-producción. Se han utilizado sensibilidades comprendidas entre 80 y 12.800 ISO, observando los mejores resultados hasta un máximo de 1.600 ISO.

DSC08217

El zoom Carl Zeiss 24–200/2.8 en la práctica no ofrece el cambio de distancia focal más rápido del mundo, pero mantiene el enfoque todo el rato, por lo que resulta una de las cámaras más cómodas y rápidas para trabajar del mercado de cámaras de óptica no intercambiable. La calidad óptica es superior todos los objetivos incluidos en los kits de las cámaras mirrorless y réflex de gama no profesional, además de ofrecer una luminosidad superior. La calidad de los clips de vídeo es similar a la que ofrecen los modelos mirrorless Sony NEX.

 

Conclusión

Sony ha conseguido situar sus modelos RX entre las preferencias de los usuarios en una época marcada por la caída de ventas de las cámaras compactas. Tras el lanzamiento de los modelos RX1 y RX100, llega uno de los conceptos más bien cuidados por Sony, tal vez el fabricante que mejor ha sabido desarrollar cámaras compactas con una calidad soberbia de materiales de construcción y una óptica excepcional. Pese a un precio que no está al alcance de todos los bolsillos, las cámaras de la gama RX garantiza las máximas cotas de calidad.

DSC08067

La calidad de los materiales de construcción es excelente, superando a la mayoría de compactas de gama alta. El diseño de la empuñadura y la disposición de los botones y diales de control convierten a la Sony RX10 en un modelo cómodo y de rápida familiarización. He tardado apenas dos días para realizar la mayoría de controles sin despegar el ojo del visor electrónico. Los dos modos de exposición personalizables permiten al usuario de la Sony RX10 configurar la cámara a sus necesidades y preferencias, algo poco usual en las cámaras compactas.

DSC08081

El zoom Carl Zeiss Vario-Sonnar merece un capítulo aparte, pues es la verdadera esencia de esta cámara, heredera de la F707, uno de los modelos que aún a día de hoy mantienen una mejor calidad de imagen. La distancia focal (comprendida entre un angular de 24mm y un teleobjetivo medio de 200mm) y la luminosidad fija de ƒ/2.8 convierten a la Sony RX10 en una de las cámaras compactas más polivalentes del mercado, pues –pese a no disponer de un zoom tan potente como las “Bridge”– la calidad de imagen y sus prestaciones fotográficas y de vídeo la sitúan muy por encima del resto de modelos de este segmento.

DSC08216

La calidad de imagen es el resultado de la relación entre Sony y Carl Zeiss, sin duda, el mejor fabricante mundial de objetivos de fotografía. La serie RX de Sony rompe los esquemas de lo que entendemos por una cámara compacta, pues los resultados se acercan más al de las réflex de gama media-alta. La Sony RX10 –pese a disponer de un sensor de dimensiones inferiores al formato APS– ofrece unas fotografías con elevado detalle, alto contraste y la máxima fidelidad cromática, siendo –de largo– la compacta con zoom que ofrece mejor calidad (óptica , de imagen y de materiales de construcción) del panorama fotográfico actual.

DSC08096

Sony ha resucitado el acertado concepto de cámara compacta unida a una óptica sensacional, que nació con la F505 y siguieron mejorando los modelos F707, F717 y F828. Es de admirar que en una época tan convulsa como ésta, Sony decida ampliar su gama de cámaras con modelos que rozan la excelencia y mandan a volar los negros nubarrones de balances de cuentas.

DSC08200

 

Lo mejor:

  • materiales de construcción
  • ergonomía y diseño
  • zoom Carl Zeiss 24–200/2.8 SSM
  • calidad de imagen soberbia
  • excelente fotometría
  • respuesta adecuada del balance de blancos
  • estabilizador de imagen
  • amplia variedad de modos de escena
  • calidad de los filtros creativos
  • pantalla LCD de 3″ abatible
  • cadencia de disparo de 10 f.p.s.
  • precio: 949 euros

Mejorable:

  • respuesta del visor electrónico en condiciones adversas de luz
  • posible efecto rebote en el enfoque sobre motivos de bajo contraste
  • respuesta a sensibilidades superiores a 3.200 ISO

 

Valoración:

  • construcción: estrellas 4,5
  • diseño y ergonomía: estrellas 4,5
  • prestaciones: estrellas 5
  • calidad de imagen: estrellas 4,5
  • fotometría: estrellas 4,5
  • balance de blancos: estrellas 4
  • respuesta a ISO altos: estrellas 3.5
  • modo vídeo: estrellas 5
  • relación calidad-precio: estrellas 4
  • valoración personal: estrellas 4,5

 

Valoración 4,5

Related Posts