• miércoles , 20 febrero 2019

Hasselblad H5D

Ferrari, Rolls-Royce o Lamborghini… Se puede discutir su precio o la estética, pero nadie duda que son la máxima expresión del automovilismo. El equivalente en fotografía –desde hace más de medio siglo– es Hasselblad. La firma sueca ha sido el único fabricante de cámaras de formato medio que ha sabido adaptarse a la tecnología digital y ofrecer un amplio número de modelos a los profesionales, con resoluciones que van desde los 40 Mb hasta los 200 Mb, en modo multidisparo.

B8404014

La H5D mantiene todas las señas de identidad únicas que hicieron de Hasselblad la marca de referencia entre los fotógrafos profesionales desde mediados del siglo anterior hasta el inicio de la fotografía de soporte digital; incorpora la construcción más sólida y robusta del mercado y los objetivos Fujinon de muy elevadas prestaciones ópticas proporcionan la máxima calidad de imagen del mercado fotográfico profesional.

 

En las manos

Los excelentes materiales de construcción y las dimensiones de la cámara completa (con óptica de 80mm y batería) proporcionan un peso elevado, de casi 2,3 kilos, una cifra que dobla ampliamente la de los modelos réflex de gama profesional. Destaca la empuñadura, de enormes dimensiones y que ofrece la sujeción que merece una cámara tan pesada y voluminosa: perfecta. Una pantalla LCD monocroma proporciona la información necesaria al profesional de los modos y diferentes parámetros seleccionados.

Su visor réflex ofrece la mejor, más clara y más grande visualización de todo el panorama fotográfico, distinguiéndose de las dimensiones (habitualmente raquíticas) de los visores de las réflex, incluidas las de gama profesional. Además del clásico corrector de dioptrías, el visor réflex de la H5D dispone de los botones de modos de exposición y de compensación de exposición (E.V.). Un efectivo protector de goma de grandes dimensiones ayuda a aislar la luz parasitaria que pudiera molestar, especialmente en contraluces.

02_H5D-40

La empuñadura engloba todos los botones y los dos diales de control de la H5D; en la parte superior de la empuñadura encontramos los botones dedicados al modo de flash, modo de enfoque, sensibilidad/balance de blancos, acceso a menú, iluminación de la pantalla de información LCD/comprobación del estado de carga de la batería y botón de conexión/perfiles personalizados. En la parte interior de la empuñadura se disponen los botones “True Focus”, de formateo de la tarjeta CompactFlash y el bloqueo de exposición AE-L. En la parte frontal de la batería se encuentran los botones para levantar el espejo (muy útil para largas exposiciones), el conector para disparo remoto y el botón Stop Down, que permite comprobar la profundidad de campo.

H5D_Detail_03

En la parte trasera de la cámara se encuentra el respaldo digital, que encierra un sensor de hasta 40,2 x 53,7mm, según las diferentes resoluciones. El respaldo digital de la Hasselblad H5D dispone de botones dedicados al menú, la visualización, dos funciones personalizadas seleccionables por el profesional, zoom de las visualizaciones y un gran botón cuadrado central, que permite movernos por los diferentes parámetros del menú. Los botones del respaldo digital son de goma, lo que facilita su manejo en todo tipo de situaciones, dentro y fuera del estudio.

 

Ergonomía y diseño

La H5D mantiene el concepto de sistema modular de los modelos Hasselblad de película de soporte químico; tanto el visor como el respaldo digital pueden intercambiarse por otros modelos, lo que amplía las prestaciones y cubre todo tipo de necesidades a los profesionales, según las necesidades de los diferentes ámbitos fotográficos. El visor a nivel de cintura es una herramienta práctica a la hora de realizar pequeñas reproducciones y la facilidad para cambiar el respaldo digital, asombrosa. Esto facilita al profesional renovar el respaldo cara al futuro, si desea uno de mayor resolución, ahorrándose el importe de una cámara completa.

03-H5D-60

La empuñadura ofrece –pese a los más de 2 kilos del conjunto formado por cámara y objetivo– una sujeción envidiable, tanto al disparar en posición horizontal como vertical. El botón disparador tiene un tamaño generoso, acorde a las dimensiones de la cámara. El acceso a los diales de control y los diferentes botones es rápido, pues todos están dispuestos en la empuñadura, a excepción de los dos citados del visor. El respaldo incorpora cuatro botones, un cursor que permite moverse por los menús dedicados a las capturas y una tecla de zoom. Los botones del cursor facilitan el acceso al menú y a la visualización; cuenta además con dos botones personalizados, donde el profesional podrá asignar las funciones que desee.

 

Filosofía 100% Hasselblad

Que nadie se llame a engaño por su moderna apariencia y la tecnología digital: la H5D mantiene todas las esencias que convirtieron a Hasselblad en el paradigma de la cámara para profesionales. El cuerpo de acero inoxidable es solo una muestra del grado de resistencia y durabilidad de la firma sueca y todavía hoy son muchos los amantes de la fotografía de máxima calidad de imagen que siguen disfrutando de sus cámaras Hasselblad de película de soporte químico. Los objetivos incorporan obturador central, lo que permite sincronizar el destello del flash con cualquier velocidad de obturación.

05-H5D-60

 

Características técnicas

Hasta el más pequeño detalle alcanza la categoría de gigante en Hasselblad: el tamaño, el peso, el sensor, el precio… Las características de la H5D –para los ojos profanos– pueden parecer parcas, insuficientes para lo que se puede pedir a una cámara de su precio y prestaciones, pero para los diferentes ámbitos fotográficos a los que está orientada, cumple de manera sobrada los requisitos del profesional más exigente. El tamaño de los sensores supera al de los modelos SLR de formato completo, mostrando además una latitud de exposición muy amplia.

B8404016

Las principales características técnicas de la H5D son:

  • cubierta de acero inoxidable
  • resoluciones de 40, 50, 60 y 200 millones de píxeles (éste último, con multidisparo)
  • 5 modos de exposición: manual, prioridades de abertura y obturación, programable, programa flexible
  • sistema de enfoque manual y automático, con corrección manual
  • 7 modos de balance de blancos: sol, nublado, sombra, fluorescente, flash, tungsteno y manual (2.000 – 10.000º K)
  • 3 sistemas de fotometría: ponderancia central, puntual y punto central
  • sensibilidad: 50–800 / 100–1.600 ISO (dependiendo del sensor)
  • velocidades de obturación: hasta 1/800seg, con posición “B” y “T”
  • sincronización del flash en todas las velocidades de obturación
  • compensación de exposición en +/- 5 E.V.
  • nivel electrónico
  • sistema “True Focus”, de corrección del punto de enfoque y exclusivo de Hasselblad
  • conexión al ordenador vía FireWire
  • formato de grabación: RAW (3FR) / RAW + JPG
  • sistema de almacenamiento: tarjeta CompactFlash de alta velocidad o disco duro del ordenador (vía conexión FireWire)

B8404155

 

 

Prestaciones

Las resoluciones de los diferentes respaldos digitales que pueden adaptarse en la Hasselblad H5D y sus características técnicas orientan a este modelo –principalmente– hacia el trabajo en estudio. Los casi 4 kilos de la cámara con el objetivo Macro 120/4 HC II acaban con la espalda más fornida en cuestión de minutos, motivo por el que recomiendo utilizarla siempre con un apoyo, ya sea trípode o monopie. La posibilidad de disparar (mediante un cable FireWire) la cámara desde el ordenador permite afinar la exposición hasta extremos desconocidos en el entorno réflex.

B8403954

La H5D es el mejor modelo para aquellos profesionales que precisan de grandes tamaños de ampliación, como fotógrafos publicitarios o de moda; la gestión del color es exquisita, mostrando la máxima fidelidad de reproducción de los tonos piel. El detalle y contraste de las capturas son –gracias al tamaño del sensor– óptimos, muy superiores a los que ofrecen las mejores cámaras réflex full frame. La calidad de las ópticas Fujinon poco o nada tienen que envidiar a los mitos de Carl Zeiss.

B8403879

El hábitat natural de la H5D es el estudio, si bien su comportamiento en exteriores es excelente; la respuesta del sistema AF permite capturar cualquier escena y si bien no es una cámara para la fotografía de acción o deportiva, su excelente ergonomía facilita el disparo fuera del estudio. El sistema “True Focus” se ha revelado de gran ayuda, tanto a la hora de fotografiar moda o retratos, como producto.

B8404117WEB

 

En la calle

Pese a ser un sistema ideado para trabajar en estudio y sobre un trípode, la Hasselblad H5D es una buena (aunque pesada) compañera de trabajo; la posibilidad de utilizar el sistema de enfoque automático y los modos de exposición automáticos o programables facilitan conseguir de manera rápida y precisa excelentes imágenes urbanas, si bien no es el modelo más adecuado, por su peso, dimensiones (centra todas las miradas sobre ella) y por el sonido del espejo, muy superior al de cualquier cámara réflex.

B8404178 copia

El peso superior a 2 kilos y al carecer los objetivos Fujinon de un sistema de estabilización, la Hasselblad H5D puede resultar difícil de domar en condiciones adversas, como disparo a mano alzada con velocidades de obturación lentas. Pese a todo, las localizaciones en exteriores no son un obstáculo insalvable para la H5D, que permite obtener imágenes llenas de calidad sin la necesidad de un trípode.

 

Sistema “True Focus”

Uno de los problemas al realizar retratos o fotografía en modo AF es que primero se enfoca a lo ojos del modelo y después se compone la imagen; al variar el ángulo de la toma, esto suele acarrear una variación apreciable de la distancia del punto de foco y repercutir en el enfoque y calidad de las fotografías, especialmente si se trabaja con teleobjetivos o aberturas elevadas.

H5D_Detail_04

El sistema “True Focus” (exclusivo de Hasselblad) corrige de manera soberbia la diferencia de enfoque original respecto al final, gracias a un oscilador interno. El efecto visual de la corrección mediante “True Focus” es más apreciable cuando se utilizan focales largas y distancias de enfoque inferiores a 3-4 metros, las más comunes en la fotografía de moda y retratos. Esta prestación es aplicable también a la fotografía de producto en estudio.

 

Ópticas

El secreto de la mítica calidad de imagen de Hasselblad se debía a los extraordinarios objetivos Carl Zeiss desarrollados para el formato medio, pues la mayor parte de los modelos Hasselblad eran tan solo unas perfectas y excelentes cajas oscuras, sin electrónica adicional, en la mayoría de sus modelos.

28 006

La llegada de la tecnología digital supuso variar el clásico concepto de los objetivos del formato medio y adaptarse a un entorno que exigía parámetros como el sistema de enfoque automático o la posibilidad de trabajar en modo de exposición programable. Romper la eterna relación con Carl Zeiss y apostar por Fujinon le supuso a Hasselblad recibir un sinfín de críticas, que tan solo el tiempo y la práctica han podido demostrar que estaban muy erradas.

hasselblad_hc_120_mm_ii_datasheet.pdf-1

 

Obturador

Los objetivos Fujinon para Hasselblad disponen –como sus antecesores de Carl Zeiss– de un obturador central; esto permite sincronizar el destello del flash a cualquier velocidad de obturación. Las propias láminas del diafragma ejercen de obturador y facilitan crear imágenes únicas al poder trabajar con flash en exteriores y sincronizarlo con elevadas velocidad de obturación.

B8404198web

 

Visor

No existe en el mercado un visor que ofrezca mejor visión que el incorporado en la H5D. El diámetro del ocular es enorme, permitiendo trabajar con gafas de sol o correctoras sin problema alguno. La información que muestra el visor es suficiente, si bien echo de menos algún parámetro más, como la sensibilidad. Además del visor réflex de serie es posible incorporar el clásico visor vertical a nivel de cintura, tan característico en muchas cámaras de formato medio de película de soporte químico.

H5D_Detail_06

Ámbitos profesionales

La propia filosofía de Hasselblad se orienta hacia la calidad de resultados, más que la producción masiva. La H5D no es una cámara para los amantes de las ametralladoras fotográficas; sí de la máxima calidad. La fotografía de producto, de arquitectura e interiorismo, de moda y retrato o aquellos trabajos de reproducción que precisen el máximo detalle y fidelidad del color (como museos o galerías de arte o subastas) son los ámbitos fotográficos naturales de la H5D.

B8403926

 

Metodología de trabajo

Para aquellos que jamás han trabajado con una cámara de formato medio es preciso resaltar las enormes diferencias entre una cámara réflex tradicional y un sistema de formato medio. Además de las dimensiones y peso, el manejo de estas cámaras requiere un mayor control y dedicación en cada toma; aspectos como el enfoque (aún tratándose de una cámara que incorpora un sistema AF) o la medición de luz necesitan de una mayor precisión en la exposición, si bien la Hasselblad H5D proporciona una latitud de exposición muy elevada, pudiendo obtener mucha y muy buena información tanto en las altas zonas, como en las sombras o zonas más oscuras de la imagen. No es la cámara (ni el formato) para los fotógrafos de “dedo fácil” y rápido, pues los archivos RAW generados ofrecen un peso considerable.

 

Calidad de imagen

No hay una cámara en el mercado que ofrezca mayor calidad de imagen, alcanzando límites muy superiores a los que ofrecen las mejores réflex. Además del tamaño de imagen, es la calidad de las capturas el factor diferenciador entre Hasselblad y los mejores modelos full frame de Canon, Nikon o Sony. Debemos entender que no es una cámara “todo-terreno”, sino la mejor herramienta para trabajar en estudio, con la luz controlada, si bien en exteriores se desenvuelve con toda la soltura que su peso y dimensiones permiten. La riqueza en el detalle es la constante fija, sin importar si las zonas están sensiblemente sobre o subexpuestas. La calidad de las ópticas Fujinon nada tiene que envidiar a los mejores objetivos Carl Zeiss, de la época en que Hasselblad utilizaba película de soporte químico.

corporal Julianny

 

Pruebas y resultados

Se ha utilizado una Hasselblad H5D-40 y he dispuesto de los objetivos estándar HC 80/2.8, tele macro HC 120/4 Macro II y angular HCD 28/4, equivalentes en paso universal a un 60, 85 y 21mm, respectivamente. Se han realizado fotografías en los modos manual, prioridad de abertura y programa variable, mostrando resultados muy similares en todos ellos. Personalmente, extraño el modo automático de balance de blancos, pues es necesario ajustar el balance de blancos al modo adecuado cada vez que cambian las condiciones de iluminación.

B8404082web

Los casi 5 kilos del conjunto formado por la cámara y el tele macro HC 120 suponen un esfuerzo al realizar a mano alzada una sesión de moda o retrato, motivo por el que suele encasillarse a las cámaras de formato medio para el uso exclusivo en estudio. Se han realizado fotografías de interiorismo en el Palau de la Música de Barcelona, uno de los mayores exponentes de la arquitectura modernista. En estudio se realizaron diversos retratos al monologuista y escritor Godoy, una sesión de moda y se han fotografiado piezas de alta joyería de Ramón Joiers.

B8404082retall

La calidad de imagen en el retrato es muy superior a lo que pueden ofrecer los mejores y más caros modelos réflex de formato completo, demostrando que el elevado precio de estas cámaras justifica el desarrollo de los modelos con mayor calidad del mercado. No es una cámara para todos los profesionales, pero aquellos fotógrafos que desarrollen su trabajo en el estudio y dispongan de una cartera de clientes que valoren y paguen la calidad, no encontrarán una herramienta fotográfica mejor. El recorte al 100% de la imagen muestra el extraordinario detalle en el retrato, donde tanto la piel como la camisa muestran una calidad de imagen imposible de conseguir con otra cámara.

 

Conclusión

Realizar las pruebas de la mejor cámara fotográfica del mundo comporta una responsabilidad superior a cualquier otro modelo probado hasta la fecha. No es un modelo fácil, ni sus características invitan a pasarse el día disparando en la calle. Los 5 kilos que suponen la cámara y tres ópticas hace que se seleccione con sumo detalle qué fotos buscamos hacer con la H5D y seleccionar muy bien los objetivos más adecuados.

B8403881RWEB

La calidad de las fotografías es máxima, mostrando hasta el mínimo detalle y un rango dinámico mucho más amplio que cualquier réflex full frame. Es natural poner en duda la validez de los sistemas de formato medio cuando en el mercado ya existen modelos SLR de formato completo capaces de generar archivos con tamaños muy similares a los que ofrece el sensor más pequeño de la H5D, con un peso y dimensiones mucho más soportables y un precio muy inferior. ¿Tiene entonces sentido trabajar con una cámara de formato medio en la actualidad? La respuesta es un SÍ categórico, pues ni los mejores modelos réflex se acercan en calidad de imagen a la ofrecida por la H5D. Es una lástima no poder ofrecer todas las fotografías a un 100% del tamaño de imagen del original.

B8404163

Lenta, grande, pesada y cara… ¡Muy cara! Pero pesar de todo, sigue siendo la mejor herramienta profesional para el estudio y solo su precio impide que sea la cámara más popular entre los profesionales. A la vez, la exclusividad siempre ha sido una de las señas de identidad de Hasselblad y una de las razones que ha convertido al fabricante sueco en el símbolo de la singularidad más elitista. La extraordinaria riqueza en los detalles mostrados por las fotografías realizadas con una H5D va más allá de lo mejor que puede ofrecer el segmento réflex y eso tiene un precio a pagar: el de una cámara Hasselblad.

B8404174-2

 

Agradecimientos:

Palau de la Música

Ramón Joiers

Godoy

 

Lo mejor

  • construcción
  • ergonomía
  • calidad de las imágenes
  • gestión del color
  • tamaño de archivo
  • calidad de las ópticas
  • obturador central, que permite sincronizar el flash a cualquier velocidad
  • sistema “True Focus”
  • respuesta de la fotometría
  • rango dinámico de las capturas
  • RAW editables por Adobe Lightroom, además del software Phocus de Hasselblad

Mejorable:

  • ausencia de modo automático de balance de blancos
  • precio (solo cuerpo): desde 13.600 € + IVA hasta 32.900 €, según la resolución

 

Valoración

  • Construcción: estrellas 5
  • Ergonomía: estrellas 5
  • Calidad de imagen: estrellas 5
  • Prestaciones: estrellas 4
  • Fotometría: estrellas 5
  • Balance de blancos: estrellas 4
  • Relación calidad-precio: estrellas 4,5
  • Valoración personal: estrellas 5

 

Valoración 5