• sábado , 24 agosto 2019

Los mejores productos del año

Finaliza un año extraño, convulso por una crisis que se va pero no se marcha, por EREs (también en fotografía, como el de Fotoprix) y corrupción por doquier. Me gusta echar la vista atrás y ver qué productos se han distinguido positivamente. Podemos pensar que en fotografía ya está todo inventado y que cada nuevo modelo (ya sea cámara, objetivo o flash) no es más que un lavado de cara de productos ya existentes en el mercado.

El año 2014 va a pasar por ser el primero que de manera clara y rotunda el sistema mirrorless ha aportado novedades mucho más interesantes que el cada vez menos sorprendente entorno réflex. También es el año de la entrada en las grandes ligas de marcas como Tamron, capaz de lanzar el objetivo más deseado y que más listas de espera ha tenido, tanto en tiendas físicas, como en la venta on-line.

 

Mejor cámara del año: Fujifilm X-T1

Desde la revolución que protagonizó la X100 en la Photokina de 2010, la serie X de Fujifilm se ha asentado en el mercado, convirtiéndose en una referencia entre los profesionales y los aficionados más exigentes. Cámaras como las X-Pro1 y la X-E2 han pasado a ocupar el lugar de muchas Canon y Nikon, con un altísimo grado de satisfacción de sus usuarios. Fujifilm ha conseguido que el concepto mirrorless alcance la mayoría de edad con la X-T1, un modelo que llegó a inicios de año con el diseño más fotógrafico de los últimos años, que rinde un tributo a las réflex Fujinon de película de 35mm.

XT1_Front-Left_10-24mm_WhiteBK

El sensor APS-C de 16,3 millones sin filtro de paso bajo (incorporado también en las X100 S y X-E2) proporciona una calidad de imagen muy elevada, capaz de medirse con las cámaras SLR de gama profesional. La ergonomía de la cámara es perfecta, teniendo todos los parámetros que intervienen en la captura de una foto a mano, evitando así tener que entrar en el menú de la cámara. Un sistema AF rápido y preciso, una cadencia de disparo de hasta 8 f.p.s. y una respuesta instantánea en la puesta marcha y el disparo colocan a la X-T1 de Fuji en lo más alto del podio.

 

Mejor objetivo del año: Olympus M.Zuiko ED 40–150mm ƒ/2.8 PRO

Pocas veces encuentro un producto fotográfico (ya sea óptica o cámara) “redondo”, que me impida citar un solo aspecto mejorable. La perfección en el apartado de objetivos llega de la mano de Olympus, otro fabricante del segmento mirrorless y –junto a Fujifilm y Sony– verdadero motor de la industria fotográfica en este año que finaliza. El zoom M.Zuiko ED 40–150/2.8 PRO para cámaras Micro 4/3 mantiene las esencias del buen hacer de Olympus: excelente calidad óptica, una construcción resistente y las máximas prestaciones.

OM-D_E-M1_EZ-M4015_MC-14_HLD-7_black__Product_090 copia

Equivalente a un 80–300mm en formato completo (full frame), mantiene una luminosidad constante de ƒ/2.8 a lo largo de todo su rango focal. Idóneo para la fotografía deportiva, de naturaleza o el reportaje fotográfico, ofrece una elevada calidad de imagen desde su máxima abertura de ƒ/2.8 y en todas las distancias focales. El sistema de retracción del parasol es un valor añadido más a este excepcional objetivo. Un precio inferior a 1.500 euros lo convierte en uno de los productos con mejor relación calidad-precio del mercado.

 

Mejor flash del año: Metz 64 AF-1 digital

La última joya del prestigioso fabricante alemán de iluminación se llama Metz 64 AF-1 digital y aporta la máxima potencia de destello en un flash de prestaciones profesionales. Tras incorporar una pantalla LCD táctil en su modelo 52 AF-1 digital, Metz ha decidido no hacer flor de un día esta tecnología e incorporarla en su buque insignia, añadiendo nuevos controles y parámetros, además de incrementar la potencia de manera significativa. El cabezal principal de disparo se complementa con una segunda unidad, que proporciona la luz directa perfecta a la hora de rebotar la unidad pricipal de destello.

64AF1Photokina

El menú de la pantalla táctil se ha ampliado en el nuevo Metz 64 AF-1 digital, ofreciendo hasta 4 modos favoritos, configurables por el usuario. La estabilidad del disparo es excelente, mostrando una temperatura de color natural y una potencia fija y constante. La amplia variedad y fiabilidad de los modos de destello, su sencillez de manejo y una excelente relación calidad-precio convierten al buque insignia de Metz en el mejor flash del año.

 

Producto fotográfico con mejor relación calidad-precio del año: Olympus OM-D E-M10

La experiencia de Olympus en la fabricación de cámaras SLR queda patente en el diseño de la nueva OM-D E-M10, un modelo de dimensiones compactas y elevadas prestaciones. Incorpora el mismo sensor y procesador de imagen que la Olympus OM-D E-M1, el buque insignia de Olympus. El zoom 14–42 EZ incluido en el kit de compra es –en mi opinión– el mejor de cuantos monta cualquier cámara de gama media (mirrorless o SLR de formato APS-C), gracias a una elevada calidad óptica y a su zoom motorizado, especialmente indicado para aquellos usuarios amantes de realizar clips de vídeo con una cámara fotográfica.

ID: 11352

La calidad de imagen es muy elevada y la respuesta al trabajar con altas sensibilidades, excelente. Es uno de los modelos que ofrece mejor reproducción del color, manteniendo la máxima fidelidad cromática de los tonos originales. La variedad de modos de exposición y los mejores filtros artísticos del mercado proporcionarán las máximas prestaciones en creatividad a los usuarios de esta pequeña joya. La amplia variedad de ópticas Olympus para el formato Micro 4/3 (en especial, de magníficas focales fijas) amplía la versatilidad de la OM-D E-M10 y la iguala a los modelos SLR de gama media. Un precio inferior a 600 euros la coloca entre los modelos con mejor relación calidad-precio del año.

 

Mejor cámara compacta del año: Sony RX10

El gigante japonés de la electrónica ha diseñado –de la mano de Carl Zeiss– una de las mejores cámaras de su historia. Heredera de mitos como la DSC-717, la RX10 es el mestizaje perfecto entre la electrónica de Sony y la calidad óptica de Carl Zeiss. Incorpora un zoom (equivalente en paso universal) de 24–200mm y una luminosidad constante en todo el rango focal de ƒ/2.8 que ofrece las máximas prestaciones ópticas: alto contraste, elevado detalle y una excelente corrección de la distorsión y las aberraciones cromáticas.

RX10_wide-1200

La resolución de 20,2 Megapíxeles, un balance de blancos perfecto, la fiabilidad de la fotometría y una excelente respuesta en ISO altos convierte a la RX10 de Sony en la cámara compacta con mejor calidad de imagen del mercado. La calidad de los materiales de construcción, un diseño de estilo 100% SLR, un precio racional y las máximas prestaciones fotográficas convierten a la mejor compacta de Sony en una seria alternativa a las cámaras réflex.

 

Mejor cámara “Bridge” del año: Olympus Stylus SP-100EE

Si hiciéramos una encuesta entre los usuarios de cámaras réflex (tanto profesionales como aficionados) y preguntásemos qué objetivos querrían añadir a sus equipos, la focal 300mm ƒ/2.8 sería una de las preferidas en el rango de teleobjetivo. Los grandes teleobjetivos –por desgracia– solo están al alcance de medios de comunicación y de los profesionales más adinerados… a no ser que se recurra a una cámara “Bride” de última generación, como la Olympus Stylus SP-100EE, que incorpora un zoom óptico (equivalente) de 1.200mm y ofrece una luminosidad máxima de ƒ/2.9 en todo el rango focal.

ID: 10644

El zoom óptico de la SP-100EE ofrece una potencia focal x50, con un rango de focal (equivalente en paso universal) comprendido entre 24mm y 1.200mm. El sistema de estabilización de imagen facilita la obtención de imágenes libres de trepidación incluso al utilizar las focales más largas o al disparar con focales de angular con velocidades de obturación lentas. El procesador de imagen True Pic VII (el mismo que incorporan los mejores modelos de la serie OM-D) dota a los 16 millones de píxeles de resolución de una elevada calidad de imagen, convirtiendo a la Olympus Stylus SP-100EE en la mejor cámara “Bridge” del año.

 

Mejor cámara mirrorless del año: Olympus PEN E-PL7

La calidad de los materiales de construcción en metal y un diseño elegante, a la vez que funcional, distinguen la nueva Olympus PEN E-PL7 del resto de modelos mirrorless de gama media. La incorporación del procesador de imagen True PIC VII (el mismo de la OM-D EM1, buque insignia de Olympus) proporciona una calidad de imagen excelente, similar (sino superior) a la de muchos modelos SLR con sensor de formato APS-C. La calidad de imagen se ha mejorado de manera notable incluso al disparar con valores ISO elevados.

ID: 15091

Una amplia variedad de modos de exposición, modos de escena y de filtros creativos convierten a la PEN E-PL7 de Olympus en una herramienta válida para el más amplio espectro de usuarios, donde los más noveles recurrirán a los diversos modos de escena y modos de exposición programables y automatizados hasta los más expertos, que podrán dar rienda suelta a su creatividad disparando en modo de exposición manual. La fiabilidad de la fotometría y del sistema automático de balance de blancos evita el procesado posterior de las imágenes, de las más “limpias” de todo el panorama fotográfico actual. La facilidad de conexión Wi-Fi por código QR y una rotación de hasta 180º de la pantalla LCD para lograr selfies de alta calidad son dos valores añadidos más en la Olympus PEN E-PL7, que la convierten en la cámara mirrorless de gama media más interesante del año.

 

Mejor cámara full frame del año: Sony α7r

Un diseño poco fotográfico encierra el sensor y el procesador de imagen más interesantes de este 2014 que acaba. La Sony α7r ofrece –con sus 36,4 Megapíxeles– la máxima resolución de una cámara de formato completo. La ausencia de filtro de paso bajo aumenta la capacidad para mostrar el máximo detalle, motivo que la convierte en un excelente modelo para el trabajo en estudio o en situaciones que requieran la máxima calidad de imagen, como la reproducción de cuadros, láminas y otras obras de arte.

A7R_wSEL35f28Z

La nueva montura E de formato completo cuenta –de momento– con un número limitado de objetivo, pero Sony dispone de varios adaptadores para ópticas de la serie A, incluidos varios magníficos objetivos Carl Zeiss. La ausencia de espejo acerca el objetivo al sensor, mostrando una mayor calidad de imagen.

 

Mejor cámara de formato medio: Hasselblad H5D

Solemos asociar una cámara con sensor de formato completo con la máxima calidad fotográfica. Es posible que en el entorno réflex sea así, pero en ocasiones nos olvidamos que existen unas cámaras que SÍ ofrecen la máxima calidad: los gigantes de formato medio. Nadie como Hasselblad sabe fabricar las cámaras más elitistas, tanto por calidad, como precio, lo que las convierte en objetos de admiración por todos aquellos que amamos la máxima calidad. La nueva serie H5D de Hasselblad alcanza niveles de perfección jamás vistos, con prestaciones únicas, como el sistema de corrección de enfoque True Focus.

H5D-50c_HC100mm_side_dark

El tamaño del sensor es muy superior al de las cámaras de formato completo, proporcionando una calidad de imagen muy superior, además de archivos considerablemente más grandes. Las nuevas ópticas Hasselblad (diseñadas por Fujinon) se han concebido para el trabajo con sensores digitales y aportan una mayor precisión, contraste y detalle. Asimismo, la distorsión y las aberraciones cromáticas son nulas.

 

Mejor angular del sistema mirrorless: Fujinon XF 10–24mm ƒ/4 R OIS

No soy un enamorado de los zooms y si se trata de angulares extremos, soy aún más crítico, pues suelen ofrecer aberraciones cromáticas elevadas y distorsiones mucho más notables que las focales fijas equivalentes. Fujifilm sorprendió a todos con un zoom ultra angular, equivalente a un 15–36mm en paso universal, el zoom Fujinon XF 10–24/4 R OIS supera en prestaciones ópticas a sus rivales del entorno réflex. La perfección de las correcciones cromáticas es prácticamente absoluta.

Lens_10-24mm_Black_Front

Los zooms ultra angulares se han convertido en las ópticas preferidas por los fotoperiodistas y por los amantes de la fotografía de paisaje, aportando mayor versatilidad que los angulares de focal fija. La calidad óptica del zoom Fujinon XF 10–24mm ƒ/4 R OIS es superior a la que ofrecen sus rivales ƒ/2.8 del sistema réflex, demostrando una vez más que el concepto mirrorless ya es la más seria alternativa a las grandes y pesadas cámaras SLR.

 

Mejor zoom de kit del año: Olympus M.Zuiko ED 14–42mm ƒ/3.5-5.6 III EZ

El zoom incluido en el kit de compra de la cámara Olympus OM-D E-M10 ofrece una calidad de imagen muy superior a lo que es habitual en este tipo de objetivos; a sus elevadas prestaciones ópticas se une el motor electrónico que maneja las distancias focales, que convierte al nuevo zoom Olympus 14–42 EZ en una valiosa herramienta para la grabación de clips de vídeo. Se han incrementado el contraste y el detalle, respecto a zooms 14–42mm anteriores, siendo una de las opciones más interesantes para los usuarios de cámaras de formato Micro 4/3.

348659-olympus-m-zuiko-ed-14-42mm-f3-5-5-6-ez

 

Mejor teleobjetivo del sistema mirrorless: Fujinon XF 56mm ƒ/1.2 R

Fujifilm sacudió el panorama fotográfico al lanzar su primer teleobjetivo ultraluminoso: el objetivo Fujinon 56mm ƒ/1.2 R ofrece una luminosidad máxima, al alcance de muy pocos fabricantes. Tan solo Canon dispone actualmente de ópticas tan luminosas (50mm y 85mm, ambos de la serie L), pero a un precio muy superior al de esta joya diseñada por Fujinon. Equivalente a un 85mm en formato full frame, ofrece una calidad de imagen excelente, destacando su alto contraste y la máxima resolución lineal, capaz de revelar el mínimo detalle.

Fuji_56mm

La luminosidad máxima de ƒ/1.2 facilita trabajar en pésimas condiciones de iluminación, así como mostrar el efecto bokeh más acusado del entorno mirrorless, gracias a un desenfoque posterior abrumador, pero elegante, cremoso y progresivo. La excelente construcción (una constante en los objetivos XF de la serie X de Fujifilm) garantiza la máxima resistencia y durabilidad. El peso y dimensiones del Fujinon XF 56/1.2 R lo convierten en un excelente compañero de las cámaras de la serie X de Fujifilm.

 

Mejor zoom todoterreno SLR: Tamron 16–300mm ƒ/3.5-6.3 Di II VC PZD Macro

Tras un nombre tan largo se esconde uno de los zooms que mejor ejemplifican el concepto de todoterreno: un zoom con potencia focal casi x20 y que empieza en unos sorprendentes (y muy prácticos) 24mm, equivalentes en paso universal. Sustituto del muy popular 18–270mm, el nuevo zoom todoterreno 16–300 VC PZD Macro de Tamron está llamado a convertir a la firma nipona en el referente de este tipo de zooms, capaces de cubrir desde un angular medio hasta focales dignas de los mejores teleobjetivos.

tamron_16-300_b016_horizontal

El sistema de estabilización VC de Tamron se revela –para mí– como el más efectivo, sin importar la focal con que se dispara. El sistema de enfoque automático se ve mejorado gracias al motor de enfoque piezoeléctrico, que mejora la respuesta AF del modelo anterior. Su tamaño compacto lo convierte en la óptica idónea para ir siempre montada en una cámaras SLR con sensor de formato APS-C.

 

Mejor óptica angular SLR: Canon EF 16–35/4 L IS USM

Tras dos versiones con luminosidad ƒ/2.8 y sin estabilizador, llega el nuevo zoom EF 16–35mm ƒ/4 L IS USM, el primer zoom angular extremo de Canon que incorpora el sistema de estabilización IS. Pese a perder un diafragma de luminosidad, el nuevo diseño óptico proporciona una calidad de imagen superior, reduciendo el viñeteo, las aberraciones cromáticas y la distorsión de las dos versiones más luminosas. El sistema de estabilización facilita disparar a mano alzada con velocidades de obturación lentas.

EF16-35_4L

Con su homónimo en Nikon y de prestaciones similares que el Fujinon XF 10–24/2 R OIS, el nuevo zoom angular de extremo de Canon para cámaras SLR con sensor de formato completo mejora la oferta óptica de la santísima trinidad de los zooms, incluyendo las focales 24–70/2.8 y 70–200/2.8 como zooms más habituales entre los profesionales.

 

Mejor zoom teleobjetivo SLR: Tamron SP 150–600mm ƒ/4-5.6 DI VR USD

No recuerdo que ningún objetivo de estas prestaciones causase tanta expectación entre todo tipo de usuarios; listas de espera de varios meses en casi todos los establecimientos fotográficos importantes de España delatan el interés que ha provocado esta fiera. Sus características y prestaciones lo dotan de un enorme potencial en la fotografía de deportes en exteriores, de naturaleza y el spotting (fotografía de aviones).

Tamron_A011_SP150-600mm_Di_VC_USD_blue.

La calidad óptica del zoom Tamron SP 150–600/4-5.6 Di VR USD es capaz de competir en igualdad de condiciones (sino incluso superar) con los zooms equivalentes de los grandes fabricantes Canon, Nikon y Sony. Un contraste alto y una resolución lineal elevada proporcionan fotografías con una calidad de imagen inusual para un zoom de estas características. El sistema de estabilización VC de Tamron facilita el disparo a mano alzada con velocidades de obturación relativamente lentas.

 

Mejor sistema de iluminación de estudio: Metz mecastudio BL-400

Cada vez son más los aficionados que buscan soluciones de iluminación de prestaciones más fiables. La experiencia de Metz en el mundo del flash y la calidad “Made in Germany” de los materiales de construcción y circuitos internos se refleja en la estabilidad y fiabilidad del destello de los nuevos equipos de iluminación de estudio BL-400, que ofrecen –como es habitual en la firma alemana– la mejor relación calidad-precio.

mecastudio_BL400_300dpi (2)

Con una potencia de 400 w/s (existe una versión de 200 w/s) facilita el trabajo en estudio de retrato, sesiones moda, bodegón y reproducciones de láminas, cuadros y otras obras de arte. El display digital facilita una visión clara y un manejo muy sencillo, incluso para aquellos usuarios que se inician en la fotografía de estudio. La posibilidad de adaptar los accesorios de iluminación de Bowens aumentan la versatilidad, especialmente para aquellos profesionales que trabajan con flashes de la marca inglesa.

 

Conclusión

Nadie puede dudar que el concepto mirrorless ha aportado las más importantes novedades del año. Modelos como las X-T1 de Fujifilm y la Olympus OM-D E-M10 aportan el buen hacer de dos grandes marcas que viven uno de los momentos más dulces de las últimas décadas. Las alegrías en el segmento réflex llegan con cuenta gotas y en muchas ocasiones las novedades en el entorno SLR no son más que simples variaciones sobre un mismo tema.

La calidad de imagen de que ofrecen los mejores modelos del entorno mirrorless ya ha alcanzado (y superado, en muchos casos) la que ofrecen las cámaras réflex de gama alta, gracias a ópticas diseñadas para los sensores digitales (el sistema SLR arrastra un enorme parque de objetivos diseñados para la película de 35mm, que no alcanzan la calidad óptica que requieren los sensores actuales) y cada vez son más los usuarios (incluso profesionales) que emigran de pesados y voluminosos equipos SLR a marcas como Fujifilm, Olympus o Sony.