• viernes , 24 mayo 2019

Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR

La Serie X de Fujifilm se presentó en sociedad en la feria Photokina 2010, donde la multinacional nipona mostró la cámara X100, la cámara que marcó esa edición de la feria más importante de la industria fotográfica. Tras la X100 llegaron los modelos X-Pro1 y X-T1 y la gama de objetivos empezó a crecer hasta alcanzar los 26 actuales. El nuevo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR marca un antes y un después, al ser el primer súper teleobjetivo de alta luminosidad y prestaciones profesionales de la Serie X.

Los grandes teleobjetivos son las ópticas que menos ventas y beneficios reportan a los fabricantes, pero son los más deseados por los usuarios de cada marca. ¿Quién no ha soñado con disparar con un 400mm ƒ/2.8 en un evento deportivo o con un 600mm ƒ/4 en plena naturaleza? Los súper teleobjetivos son un imán de lascivas miradas de deseo, incluso para quienes sólo relacionan la palabra fotografía con la renovación de su pasaporte. El súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR será esa óptica que los usuarios de la Serie X verán en los escaparates de los establecimientos fotográficos y todos desearán.

 

En las manos

Un cuerpo de aleación de magnesio y el sellado de 18 puntos sensibles garantizan una estanqueidad y resistencia acorde al precio y a la categoría de óptica profesional. Sorprenden sus dimensiones compactas y un peso nada exagerado (apenas 2.265 gramos, para el equivalente a un 300mm ƒ/2 en paso universal). Jamás una óptica de la Serie X me ha transmitido mayor sensación de robustez, casi rozando la eternidad. El color blanco aperlado del objetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR lo convierte en un animal único en su especie.

Incluso a mano alzada (aunque recomiendo siempre el uso de un monopie con este tipo de objetivos), el acceso a los botones e interruptores del súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es cómodo, sin importar el tamaño de las manos. Al tratarse de una óptica diseñada para el entorno mirrorless de formato APS-C el tamaño es más compacto que su equivalente para cámaras réflex con sensor de formato completo, lo que repercute también en el peso de este singular objetivo.

 

Diseño

La posición del aro de diafragmas se ha situado en el centro de la óptica; esto se debe a un cuidado estudio de la ergonomía y a la posición de la mano al tomar esta poderosa herramienta de trabajo profesional. El aro de enfoque muestra una extraordinaria suavidad en todo su recorrido, si se utiliza el enfoque manual. El súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR dispone de tres interruptores, dedicados a la distancia de enfoque, activación del sistema de estabilización y modo de enfoque. Los botones de fijación del punto de enfoque completan todos los controles en el objetivo.

 

Características técnicas

El súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR incorpora 19 elementos, distribuidos en 14 grupos ópticos; 2 elementos ED y 1 elemento Súper ED minimizan al máximo la caída del contraste, frecuente en teleobjetivos de tal elevada luminosidad. El rango de aberturas está comprendido entre ƒ/2 – ƒ/22. La distancia mínima de enfoque es de 1,8 metros y el diámetro de la rosca para filtros es de ø105mm. Ofrece un peso de 2.265 gramos.

 

Prestaciones

La fotografía deportiva y de naturaleza son los ámbitos en que más destaca el súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR. Tanto la potencia focal como su luminosidad extrema  facilitarán al profesional afrontar con éxito desde la fotografía de tortugas gigantes en las Islas Galápagos a competiciones deportivas indoor, sin importar las condiciones de luz. Es también un objetivo muy adecuado para la fotografía de espectáculos, como conciertos de música, teatro y danza.

La luminosidad máxima de ƒ/2 permitirá al profesional disparar en entornos de luz muy pobre, como atardeceres al exterior o bajo iluminación artificial con elevadas velocidades de obturación, indispensables para congelar el movimiento en la fotografía deportiva. Asimismo, las aberturas más altas facilitarán aislar al sujeto principal del fondo, imprescindible al trabajar con una distancia focal equivalente de 305mm (420mm, si se monta el multiplicador x1,4), pues una de las características de los teleobjetivos más largos es la compresión del sujeto con el fondo.

 

Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR: la óptica profesional

¿Qué convierte en profesional una cámara o un objetivo? ¿Su precio? ¿El prestigio de una marca? En mi opinión, basta con que los fotógrafos profesionales los utilicen. Y el teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es una óptica orientada al segmento profesional, pues la fotografía deportiva de alto nivel es uno de los ámbitos fotográficos más especializados, al requerir una elevada cadencia de disparo, un sistema de enfoque automático rápido y preciso y objetivos de alta luminosidad y focales largas. El precio de estas ópticas suele ser superior a los 6.000€, lo que suele reducir su uso a diarios y agencias de fotografía.

 

Multiplicador x1,4 incluido

Uno de los valores añadidos del súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es el multiplicador x1,4, que se incluye al adquirir este teleobjetivo. Diseñado de manera exclusiva para este gigante, el multiplicador x1,4 está formado por 7 elementos, distribuidos en 4 grupos ópticos e incorpora un elementos asférico, que reduce las aberraciones cromáticas. Cuando montamos el multiplicador x1,4 en el teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR disponemos de una focal equivalente a 427mm (en formato completo) y una luminosidad máxima de ƒ/2.8.

 

Estabilizador OIS

Llevo más de 2 décadas utilizando grandes teleobjetivos para fotografía deportiva y siempre los utilizo con monopie, pues incluso un peso “ligero” como el que ofrece el Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR acaba pasando factura en la espalda al cabo de horas de uso. Fujifilm asegura en su nuevo súper teleobjetivo un rango de estabilización de hasta 5 pasos, lo que –sobre el papel– permitiría disparar a mano alzada con velocidades de obturación cercanas a 1/15seg, como la fotografía inferior, disparada a 1/20seg.

 

Sistema AF

Los motores lineales del teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR ofrecen una respuesta muy rápida y extremadamente silenciosa. Pese al tamaño de sus lentes, es una de las ópticas más rápidas de enfoque de toda la gama de objetivos de la Serie X de Fujifilm. La posibilidad de reducir el rango de enfoque agiliza la velocidad de éste, motivo que me lleva a recomendar a los amantes de la fotografía deportiva seleccionar la zona de enfoque comprendida entre 5m–∞.

Montado en una Fujifilm X-T3, el objetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR ofrece unas prestaciones en enfoque incluso superiores a los modelos de gama profesional del entorno SLR, pues –siendo usuario de una Canon EOS 1D X Mark II– siento que la respuesta que ofrece el conjunto formado por la X-T3 y el Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es más rápida que la ofrecida por el buque insignia de Canon.

 

Sellado WR

A nadie le apetece salir a hacer fotos bajo la lluvia y calarse hasta los huesos. Especialmente si es un día de lluvia de mediados de enero, con temperaturas muy frías. Como profesional de la fotografía deportiva me ha tocado cubrir eventos en días de lluvia con relativa frecuencia, para lo que suelo utilizar una capelina que me cubre a mí y al equipo. Nunca pruebo de manera expresa el sellado que garantizan los fabricantes: ni me apetece salir a mojarme para probar la estanqueidad bajo la lluvia, ni haré el disparate de poner cámaras y objetivos bajo la ducha. Como en el valor, la calidad del sellado de cámaras y objetivos “se le supone”.

Sin embargo, dos ópticas Fujinon me han demostrado que el sellado WR es real. Y funciona. El primer objetivo que tuvo que trabajar bajo la lluvia fue el zoom Fujinon XF 100–400mm R LM OIS WR, que sufrió un aguacero tropical en plena temporada de huracanes, mientras fotografiaba cocodrilos de agua salada en su entorno natural. El segundo objetivo que ha trabajado a la perfección bajo la lluvia es el teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR que hoy analizo, que soportó una lluvia continua al fotografiar un partido de rugby femenino. El sellado WR, funciona.

 

Abertura ƒ/2

Existe un selecto grupo ópticas de la Serie X que aportan la máxima luminosidad del mercado en sus respectivas focales; desde el angular 16mm ƒ/1.4 R WR al teleobjetivo 56mm ƒ/1.2 R no es difícil encontrar objetivos con luminosidades no superadas en el segmento equivalente del entorno réflex. Bien es cierto que tanto Canon como Nikon disponen de objetivos 200mm ƒ/2, pero están orientados para cámaras con sensores de formato completo. La calidad óptica al disparar con las aberturas más elevadas es excelente, capaz de plasmar lágrimas de cocodrilo.

Equivalente a un 305mm en formato completo, el teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR aporta una luminosidad que sólo estuvo al alcance del Nikkor 300/2 ED IF, una bestia en la historia de la fotografía, por su luminosidad, su singularidad (se realizaba bajo encargo), precio (actualmente se vende sobre los 40.000 U$) y peso, más de 7 kilos y medio. No sólo el tiempo (más de 35 años entre ambos) separa a estas dos ópticas tan exclusivas: el diseño óptico del nuevo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR ofrece –además de un precio más asequible– mayor contraste y detalle, a la vez que unas aberraciones cromáticas insignificantes.

 

El rey del bokeh

No es ridículo afirmar que el súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es el nuevo rey del bokeh en la Serie X, desbancando a un mito como el Fujinon XF 56mm ƒ/1.2 R. Los desenfoques con las aberturas más altas y en las distancias de enfoque más cercanas obligan al profesional a “clavar el foco” en el punto principal de interés, si no quiere encontrar imágenes desenfocadas. He realizado la prueba de enfocar un ojo con la máxima abertura de ƒ/2 a la distancia mínima de enfoque (1.8 metros) y el enfoque apenas cubre unos pocos milímetros, donde el iris ofrece un enfoque y detalle rabiosos, pero las pestañas aparecen absolutamente desenfocadas.

 

Calidad óptica

La máxima luminosidad para su focal, un detalle tridimensional que salta de la pantalla del ordenador, un elevado contraste y aberraciones cromáticas insignificantes son las señas de identidad del mejor objetivo de la Serie X, que supera en calidad óptica a mitos como el angular XF 16/1.4 R WR o los teleobjetivos XF 56/1.2 APD  y XF 90/2 R LM WR. Incluso al montar el multiplicador x1,4 la calidad se mantiene en niveles óptimos y apenas se pierde un diafragma de luminosidad.

 

Las pruebas

Todas las fotografías se han realizado con la cámara Fujifilm X-T3, el modelo más reciente de la Serie X. El nuevo sistema de enfoque automático de la X-T3 (el más rápido y preciso de una cámara de la Serie X de Fujifilm), la cadencia máxima de hasta 30 imágenes por segundo de la X-T3 y la respuesta de los motores lineales del súper teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR convierten a este conjunto en una herramienta ganadora ante cualquier reto fotográfico que requiera la respuesta más rápida.

He disparado todas las fotografías en formato JPEG, para evitar así mostrar imágenes “personalizadas” a mi propio gusto. La calidad de los archivos JPEG que proporciona el sensor X-Trans 4 proporciona una excelente calidad de imagen, incluso al disparar con ISO altos. He seleccionado los modos de exposición manual y prioridad de abertura, con balance automático de blancos. Una visita al zoológico y un partido de rugby (bajo una lluvia constante) han sido los escenarios para ilustrar la respuesta del teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR. El pelo, plumaje, escamas y colorido de los animales aparecen con una nitidez soberbia. Por su parte, el sistema AF del nuevo rey Fujinon en la Serie X proporciona un seguimiento perfecto en modo AF-C, idóneo para la fotografía deportiva.

 

Conclusión

La Serie X de Fujifilm dispone de su primer súper teleobjetivo ultraluminoso, una óptica que apenas reportará beneficios a la multinacional nipona, pero que incrementa el prestigio de la marca a los ojos de aficionados y –especialmente– profesionales. No ha sido hasta el lanzamiento de la cámara Fujifilm X-T3 que la multinacional japonesa ha decidido presentar una óptica tan especializada como el teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR, en mi opinión, la mejor óptica del año, tanto por la muy elevada calidad óptica que ofrece, como por lo que representa para la Serie X de Fujifilm.

La apuesta de Fujifilm es arriesgada, pues –salvo los 12.000€ del 400/2.8 de Sony– el nuevo teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es la primera óptica de estas características diseñada para el entorno mirrorless, además a un precio razonable. La coincidencia en el mercado con la aparición de la cámara Fujifilm X-T3 no es producto de la casualidad, pues es el primer modelo de la Serie X cuyo sistema AF es capaz de medirse de tú a tú con los buques insignia del entorno réflex, como la Canon EOS 1D X Mark II o la Nikon D5.

Por primera vez como usuario de la Serie X siento que puedo competir en igualdad de condiciones con cualquier otro profesional de la fotografía deportiva; tanto la focal como –de manera especial– la elevada luminosidad y la excelente calidad óptica se sitúan –como mínimo– a la misma altura que los mejores súper teleobjetivos de Canon y Nikon y supera en relación calidad-precio a su rival Sony FE 400mm ƒ/2.8 GM OSS, que cuesta más del doble. La excelente relación calidad-precio del teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR es uno de los valores añadidos de la óptica más singular en el catálogo de objetivos de la Serie X.

Además de una calidad óptica soberbia, quiero destacar de manera especial la respuesta que ofrece el sistema de enfoque automático del conjunto formado por el nuevo teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR y la cámara Fujifilm X-T3: el seguimiento de sujetos en movimiento en modo AF-C es el mejor de cualquier cámara de la Serie X y está al nivel de los buques insignia de Canon y Nikon. Una respuesta rápida y precisa facilitará al profesional de la fotografía deportiva capturar el instante decisivo de una jugada, sin miedo a perder una secuencia, gracias a la cadencia máxima de 30 f.p.s. de la cámara Fujifilm X-T3.

Los profesionales de la fotografía deportiva, de naturaleza y de espectáculos tienen en el nuevo teleobjetivo Fujinon XF 200mm ƒ/2 R LM OIS WR una de las herramientas más completas y versátiles que ofrece el mercado. Pese a ser un objetivo de focal fija, la posibilidad de adaptar el multiplicador x1,4 incluido y de disparar en modo deportivo (con un recorte de x1,25) incrementa sus prestaciones, al disponer de focales equivalentes de 300, 420 y 535mm y mantener una abertura máxima de ƒ/2.8 en las dos focales más largas.

 

Lo mejor:

  • Construcción resistente y sellado de los puntos más sensibles
  • Peso ligero, para una óptica de sus características (2.265 gramos)
  • Pese a sus dimensiones y peso es muy cómodo en las manos
  • Focal equivalente a un 300mm
  • Máxima luminosidad de ƒ/2
  • Calidad óptica soberbia
  • Excelente respuesta del sistema AF
  • Incluye multiplicador x1,4 dedicado
  • Bolsa acolchada de transporte incluida
  • Excelente relación calidad-precio: 5.495€

Mejorable:

  • Parasol de plástico
  • Fijación del parasol.

 

Valoración:

  • Construcción: 
  • Diseño: 
  • Prestaciones: 
  • Luminosidad: 
  • Calidad óptica: 
  • Sistema AF: 
  • Estabilizador: 
  • Relación calidad-precio: 
  • Valoración personal: