• lunes , 22 julio 2019

Profoto A1X

El flash Profoto A1X es la versión mejorada del mejor sistema de iluminación en cámara del mercado. La firma escandinava Profoto presenta una versión más rápida, potente y universal (ahora, compatible con Sony) del flash Profoto A1. El nuevo Profoto A1X incorpora más prestaciones y que han convertido a su predecesor en un éxito de ventas. Entre las más de 30 mejoras que Profoto ha realizado en el producto, se encuentran una batería más potente, una recarga más rápida y la compatibilidad con Sony. En otras palabras: más cuando de verdad importa (“More when it matters”).

En la fotografía no existen las segundas oportunidades: la imagen puede aparecer y desaparecer en cuestión de unos pocos segundos. Esperar a que el flash se recargue o cambiar la batería puede llevar a perdernos ese instante decisivo. El nuevo flash Profoto A1X permite realizar hasta 450 disparos a plena potencia y su tiempo de recarga es de tan solo un segundo para que jamás se pierda un instante.

La principal diferencia del flash Profoto A1X (y anteriormente, el A1) es un destello natural, que gracias a su innovadora antorcha redonda ofrece una suave gradación de la luz. Con el filtro de color adecuado (accesorio) el profesional podrá obtener una iluminación prácticamente idéntica a la luz solar en exteriores. La montura magnética del flash Profoto A1X facilita montar de manera rápida y muy sencilla las light shaping tools, seis accesorios que pueden utilizarse de forma independiente o combinados. Para una mayor flexibilidad, cuenta con una luz de modelado flicker-free que permite ver exactamente qué se captura antes de disparar, algo realmente útil cuando se utiliza off-camera o en situaciones de poca luz.

El flash Profoto A1X tiene incorporado un Air Remote de 20 canales con HSS y AirTTL para conseguir imágenes profesionales con rapidez y la luz más natural del mercado. El mayor número de canales garantiza que nada interrumpirá el trabajo del profesional en eventos concurridos ni en momentos importantes. Utilizando el modo TTL, tan solo basta apuntar y disparar: el sensor se encargará de calcular la exposición adecuada. En modo manual, el usuario del flash Profoto A1X podrá ajustar la exposición y conseguir el destello deseado.

La facilidad de manejo es una seña de identidad de los flashes Profoto y el A1X no es una excepción. La gran pantalla LCD de información incorpora una elevada resolución, con números claramente legibles, y es sumamente fácil de manejar. El menú es sencillo e intuitivo, incluso para usuarios que jamás han trabajado con flashes de la marca escandinava.

El nuevo flash Profoto A1X está disponible para Sony, Canon o Nikon. El precio del flash Profoto A1X es: