• lunes , 22 julio 2019

Grave crisis en la industria fotográfica

A finales de abril se conocieron las cifras de ventas de los fabricantes nipones de la industria fotográfica (el año fiscal japonés está comprendido entre el 1 de abril y el 31 de marzo) y las cifras no pueden ser más preocupantes. La caída en cifra de negocio y unidades vendidas de los dos gigantes del entorno réflex muestran la tendencia del mercado nipón hacia las cámaras sin espejo.

Tras meses como líder en ventas, Sony adelanta por primera vez a Nikon en venta de cámaras, incrementando la sangría de cifras de uno de los grandes mitos en la historia de la fotografía. En concreto, Nikon ha vendido un 15% menos que el año anterior. Detrás viene Olympus, con un 13,8% menor de ventas, seguido de Sony (6,6%) y Canon, con un 1,3% menos. Tan sólo Fujifilm presenta un incremento en sus ventas: un nada desdeñable incremento del 19,4% en las ventas de cámaras.

Sin embargo, no siempre la venta de unidades de cámaras coincide con la cifra de negocio, donde los resultados son aún más preocupantes y auguran tiempos oscuros y tenebrosos para los fabricantes de cámaras y objetivos. La caída de ingresos de los fabricantes de cámaras réflex son relevantes: Nikon presenta ingresos un 28,5% inferior al año anterior, mientras que los resultados de Canon caen un 11,4%, respecto a 2017.

En el segmento mirrorless los resultados son dispares, con Olympus que sigue en caída libre con un 21,3% menos de ingresos y los aumentos de Sony (6,6%) y Fujifilm, que con un 0,6% iguala las inversiones realizadas en la Serie X y los modelos GFX de formato medio. Es importante señalar que gran parte del volumen de negocio de Fujifilm llega de la mano de la gama Instax, de cámaras de película instantánea, segmento en el que Fujifilm es líder mundial absoluto en ventas.