• martes , 19 noviembre 2019

Canon supera los 100 millones de cámaras fabricadas de montura EOS

La multinacional japonesa Canon celebra un importante hito en la historia de la fabricación de cámaras, ya que la cifra de producción de cámaras de objetivos intercambiables de la serie Canon EOS, tanto para película de 35mm como digitales, superó los 100 millones de unidades el pasado 20 de septiembre de 2019. Una cámara sin espejo EOS R (lanzada al mercado en octubre de 2018) fue la unidad número 100 millones.

Canon siempre aspira a ampliar los límites de la expresión de la imagen, orgullosos de ofrecer una amplia y atractiva gama de productos, que cubre todas las disciplinas fotográficas, niveles de experiencia y necesidades. Así, el amplio catálogo de ópticas de los distintos sistemas y formatos Canon EOS ofrece más de 90 objetivos de las series EF, EF-S, EF-M y RF. En su larga historia, la serie EOS ha ayudado a muchos usuarios, desde principiantes a profesionales, lo que ha permitido a Canon mantener el puesto número 1 en el mercado mundial de cámaras réflex digitales para objetivos intercambiables durante 16 años consecutivos, desde el año 2003 al 2018.

En marzo de 1987, la serie EOS comenzó con la EOS 650, una avanzada cámara réflex de objetivos intercambiables (SLR) con enfoque automático (AF), que contaba con la primera montura del mundo totalmente electrónica. La producción de la serie EOS empezó en la fábrica de Canon en Fukushima y actualmente la fabricación se realiza en varios lugares, incluidos Taiwán y las ciudades japonesas de Miyazaki, Nagasaki, así como en la planta principal de Canon en Oita, donde la producción se realiza bajo una estricta gestión de la calidad del producto. Tras el lanzamiento de la EOS 650, Canon continuó desarrollando productos y tecnologías innovadoras que pusieron la velocidad, la comodidad y la calidad de imagen a la vanguardia, como la cámara EOS-1, modelo de alta gama, lanzada en 1989, o la EOS 500, presentada en 1993, que ampliaba la serie EOS para cubrir las necesidades de muchos usuarios, desde los aficionados a los profesionales.

Al inicio de la década del 2000, cuando aumentó la demanda de las cámaras réflex digitales (DSLR), Canon buscó crear productos aún más atractivos. El concepto principal de la serie EOS se amplió para incluir “alta calidad de imagen”, mediante la utilización de la tecnología propia más avanzada, como los sensores CMOS y los procesadores de imagen DIGIC desarrollados por Canon. La EOS 300D, una cámara réflex digital (DSLR) compacta y ligera, con un precio asequible, contribuyó a una aceptación aún más amplia de las cámaras digitales de objetivos intercambiables por parte de los consumidores. Tanto la serie EOS 5D como la 1D ampliaron la oferta de cámaras digitales EOS para los profesionales, sobre todo la EOS 5D Mark II, que hizo que las cámaras DSLR se convirtieran en un opción válida para la grabación de vídeo y de cine independiente. Además, la introducción del Sistema EOS Cine para cine digital profesional en 2011 amplió el uso de la tecnología de vídeo de Canon al área B2B, lo que supuso la entrada en la industria de producción de vídeo.

Canon continuará explorando nuevos enfoques, basándose en el éxito de las cámaras EOS y la montura original EF, que ofrece a los fotógrafos y a los cineastas versatilidad cuando captan imágenes, como ha sido el caso del lanzamiento en 2018 del Sistema EOS R, que incorpora la nueva Montura RF. Ampliando las áreas en el campo de la imagen, tanto en la fotografía como en el mundo del vídeo, la serie EOS, con sus cuerpos de cámaras y objetivos EF, apoya a una amplia gama de usuarios, desde principiantes a profesionales. Velocidad, comodidad y alta calidad de imagen seguirán siendo el concepto central de la serie EOS, potenciando aún más el Sistema EOS hacia la expansión de la cultura de la imagen fotográfica y de vídeo.