• martes , 11 agosto 2020

Fujifilm X-T200

La nueva Fujifilm X-T200 proporciona a los aficionados a la fotografía una cámara mirrorless ligera y compacta, con un nuevo visor electrónico, un sistema de enfoque automático con detección facial rápida, la capacidad de tomar fotografías de 24,2 MP a 8 imágenes por segundo y grabar vídeo UHD en 4K. Funciones profesionales en la palma de la mano de toda persona creativa.

La cámara dispone de una nueva combinación de sensor y procesador que proporciona un rendimiento fantástico y cuenta con una pantalla táctil LCD panorámica que es amplia, luminosa y de tipo Vari-Angle, la cual facilita al usuario unos controles sencillos e intuitivos, similares a los de un smartphone. La nueva cámara Fujifilm X-T200, que ofrece vídeo con un amplio rango dinámico al utilizar el «modo de vídeo HDR», también graba vídeo 4K/30p y Full-HD 120p. Además, el nuevo “estabilizador digital” se utiliza para grabar vídeo sin dificultad al controlar movimiento excesivo de la cámara mediante los sensores giroscópicos totalmente nuevos. La nueva Fujifilm X-T200 es una cámara ideal para personas creativas que quieren grabar vídeos y sacar fotografías en alta calidad sin preocuparse por la tecnología.

La X-T200 combina innovación, diseño y tecnología para proporcionar a los creadores de imágenes de cualquier sector una solución completa para que las posibilidades de desarrollar la creatividad sean infinitas. La X-T200, que pesa 370 g, es 80 g más ligera que su predecesora y dispone de una nueva pantalla táctil de tipo Vari-Angle, un sensor de alta velocidad CMOS APS-C de 24,2 megapíxeles con hilo de cobre para proporcionar un mayor rendimiento, y una interfaz de usuario intuitiva que combina la calidad profesional con la facilidad y familiaridad de un smartphone. Procesa los datos 3,5 veces más rápido que la X-T100 y también se ha reducido el obturador de efecto persiana. El rendimiento del AF también se ha mejorado radicalmente en la X-T200 gracias al uso de los píxeles de enfoque automático de detección de fase en el sensor.

La X-T200 presenta una pantalla táctil panorámica LCD de tipo Vari-Angle, proporción de imagen 16:9 y 3,5 pulgadas que puede abrirse y cerrarse entre 0 y 180 grados y rotar entre -90 y +180 grados. También permite un control rápido e intuitivo de las características y funcionalidad de la cámara y se puede utilizar para ajustar una serie de ajustes, como el brillo, el desenfoque de fondo, el modo de simulación de películas y la proporción de imagen.

El empleo de píxeles de detección de fase en el sensor y un algoritmo mejorado del enfoque automático permite que se consiga rápidamente un enfoque en una gran variedad de condiciones. El AF mejorado con detección de rostros y ojos permite enfocar en individuos o grupos de personas de manera fácil y rápida. Esta opción es posible incluso con la pantalla LCD de la cámara girada para tomar un selfie. Las funciones automáticas permiten ajustar la cámara para reconocer y seguir al sujeto principal dentro del encuadre. Gracias a su modo ráfaga de 8 fps, resulta fácil encuadrar, enfocar e inmortalizar momentos importantes con personas importantes.

La trayectoria de Fujifilm en la ciencia del color ha dotado a la marca de un estatus de fama internacional en los creadores de imágenes de todo el mundo. Tras 85 años en la industria, ha sido responsable de algunas de las películas fotográficas más simbólicas de la historia, y este conocimiento excepcional se ha reflejado en los 11 modos de simulación de películas digitales que se han instalado en la X-T200. Las imágenes que se tomen con estas simulaciones conservarán el aspecto de las películas que las inspiraron; un elemento esencial para despertar la creatividad de los creadores de imágenes. Además, los 20 filtros avanzados entre los que se incluye el nuevo filtro Clarity, proporcionan aún más posibilidades creativas a los creadores de imágenes para desarrollar su expresión artística.

El nuevo modo de estabilización digital y los modos de vídeo HDR, además de las funciones básicas de edición internas, brindan a la X-T200 la capacidad de producir algo más que vídeo en increíble calidad 4K: también garantizan que los vídeos sean estables, nítidos y bien recortados para que puedan compartirse fácilmente con familiares y amigos. En el interior del modo de estabilización digital se encuentra un sensor giroscópico que se encarga de reducir los efectos del temblor excesivo de la cámara al grabar vídeo. El nuevo modo de vídeo HDR facilita y hace más práctica la grabación de vídeo en situaciones de alto contraste, mientras que las funciones de edición de vídeo integradas en la cámara permiten recortar y redimensionar los vídeos antes de compartirlos. Así, los creadores pueden compartir la sección más adecuada de un vídeo a cámara superlenta o la mejor parte de un vídeo en 4K directamente desde la cámara a su smartphone, sin necesidad siquiera de un ordenador.

La nueva cámara Fujifilm X-T200 estará disponible a finales de febrero con un precio de 849 euros (cuerpo + zoom Fujinon XC 15-45mm).