• miércoles , 26 febrero 2020

Olympus OM-D E-M1 Mark III

La multinacional japonesa Olympus anuncia al lanzamiento de la nueva cámara Olympus OM-D E-M1 Mark III, el modelo Olympus OM-D que presenta la mayor estabilización de imagen del mercado, con una compensación de hasta 7,5 pasos en la velocidad de obturación.

Con un diseño compacto y ligero, la nueva Olympus E-M1 Mark III llega para ser una cámara de referencia en fotografía ágil necesidad de tener que sacrificar calidad de imagen o rendimiento. En combinación con la amplia gama de objetivos M.Zuiko Pro, este sistema fotográfico va a permitir que los fotógrafos profesionales puedan convertir en realidad todas sus visiones creativas.

Con la mitad del peso y del tamaño de otros sistemas de objetivos intercambiables, la principal ventaja de Olympus es la gran movilidad que ofrece. El sistema Olympus OM-D es ligero y compacto, tanto cámaras como objetivos. La combinación de una gama de ópticas de alta resolución y rendimiento y una potente estabilización de imagen tiene como resultado fotos y vídeos con una muy buena calidad de imagen. La nueva Olympus OM-D E-M1 Mark III hace que todas estas ventajas estén al alcance de los usuarios que buscan un equipo profesional con un peso reducido, siendo un modelo perfecto para llevar siempre encima.

Cuando se sincronizan los objetivos compatibles con la función de sincronización de la IS y la estabilización de imagen en 5 ejes de la cámara, la E-M1 Mark III consigue una compensación de 7,5 pasos en la velocidad de obturación, la mayor estabilización del mercado. Esto permite disparar en entornos oscuros y con teleobjetivos largos sin tener que utilizar un trípode, ofreciendo múltiples posibilidades tanto a los fotógrafos como a los creadores de vídeo. Sin sincronizar la IS, la estabilización de imagen incorporada en el cuerpo de la cámara consigue una compensación con cualquier objetivo Micro 4/3 de hasta 7 pasos en la velocidad de obturación.

Combinada con un nuevo procesador de imagen TruePic IX, un sensor Live MOS de 20,4 megapíxeles y una amplia gama de objetivos M.Zuiko de alta resolución, la estabilización de imagen en 5 ejes de la Olympus OM-D E-M1 Mark III garantiza unos niveles mínimos de ruido incluso con alta sensibilidad y una alta calidad de imagen con una distorsión mínima incluso en los bordes de la imagen.

Para quienes necesitan una mayor resolución, la estabilización del disparo de alta resolución permite capturar imágenes con una resolución de 50 Megapíxeles (aprox.) a mano alzada. La función disparo de alta resolución permite grabar imágenes de alta resolución (que equivalen aproximadamente a 80 megapíxeles) RAW y JPEG.

La nueva Olympus OM-D E-M1 Mark III incorpora el modo Live ND. Los usuarios podrán seleccionar el nivel del efecto que quieren aplicar, desde ND2 (un paso) hasta ND32 (5 pasos), y comprobar los efectos de la obturación lenta por medio del visor antes de realizar la toma. Esta función elimina la necesidad de cambiar filtros ND ópticos para diferentes escenas y objetivos y es particularmente útil para aquellos objetivos en los que es difícil acoplar filtros, como el ojo de pez o el zoom 7-14mm.

El resistente cuerpo de aleación de magnesio de la nueva Olympus OM-D E-M1 Mark III presenta un diseño más resistente al polvo, a las salpicaduras y a la congelación y permite disparar en cualquier lugar y situación.

La Olympus OM-D E-M1 Mark III cuenta con un sistema AF de detección de fase en chip con 121 áreas de enfoque con cruz para poder enfocar varias partes de la pantalla. Ofrece una cobertura vertical del 75% y horizontal del 80% de la pantalla para tener una mayor amplitud del área de enfoque. Al contar con un logaritmo AF avanzado, esta función permite enfocar de forma continuada sujetos en movimiento con una gran precisión. Al contrario que en las cámaras réflex digitales, con esta cámara no se pierde precisión del AF al utilizar un objetivo muy luminoso. La E-M1 Mark III ofrece un enfoque de alta precisión que consigue sacar el máximo rendimiento de objetivos de gran diámetro como los que tienen una apertura máxima de ƒ/1.2.

También permite llevar a cabo el seguimiento AF/AE con una ráfaga de disparo máxima de 18 f.p.s. a una resolución máxima de 20,4 Megapíxeles. Además, se puede comprobar el sujeto en el visor durante la ráfaga de disparo para un seguimiento más preciso.

El modo de enfoque automático Cielo Estrellado es otra de las novedades en la Olympus OM-D E-M1 Mark III. En el pasado, los fotógrafos utilizaban el enfoque manual para enfocar el firmamento. Se ha desarrollado un nuevo algoritmo que permite enfocar correctamente incluso las estrellas más pequeñas del cielo nocturno, permitiendo un autoenfoque de alta precisión. Uno de los dos modos del AF Cielo Estrellado es el modo Prioridad Velocidad (ajuste por defecto), que, como su nombre indica, da prioridad a la velocidad del enfoque y completa operaciones de AF en un muy poco tiempo. Gracias a la potente estabilización de imagen, esta función permite hacer tomas de astrofotografía sin trípode y utilizando un objetivo gran angular. El otro modo es el modo Prioridad Precisión, que escanea el enfoque de forma precisa y que es muy eficaz para fotografiar estrellas concretas con teleobjetivos.

El modo de disparo Pro Capture facilita capturar escenas difíciles para el fotógrafo, como un ave alzando el vuelo. El modo Pro Capture registra las imágenes en el momento en el que se pulsa el disparador hasta la mitad, con un buffer que permite capturar hasta 35 imágenes RAW/de alta resolución. En el momento en el que se pulsa por completo el disparador, las imágenes anteriores se pueden seleccionar además de las imágenes capturadas pulsando el disparador.

La nueva Olympus E-M1 Mark III presenta un modo de estabilización de imagen especialmente diseñado para la grabación de vídeo. La estabilización electrónica combinada con la estabilización en 5 ejes incorporada en el cuerpo de la cámara consigue una potente estabilización que es particularmente útil para aquellos que graban vídeos. Así se consigue un alto rendimiento para grabar vídeos sin trípode ni ningún otro aparato de estabilización, incluso al grabar en formatos de alta resolución, que son susceptibles de sufrir los efectos del movimiento de la cámara, como 4K o Cinema 4K (C4K).

Cuenta con la función OM-Log400, que permite disparar sin pérdida de detalles en luces y sombras, además de una gradación del color para tener una mayor libertad de acción sobre las imágenes. Para que las imágenes con Live View se puedan ver mejor, la función Asistencia a la visualización permite establecer la gama de colores en un equivalente al estándar BT.709 Full HD.

La OM-D E-M1 Mark III saldrá a la venta a finales de febrero en color negro a un precio recomendado de:

  • 1.799 euros (sólo cuerpo)
  • 2.499 euros (con el zoom M.Zuiko Digital ED 12-40 F2.8 PRO)
  • 2.899 euros (con el zoom M.Zuiko Digital ED 12-100 F4.0 IS PRO)