• sábado , 5 diciembre 2020

Fujifilm X-T4

La última versión del buque insignia de la Serie X de Fujifilm llega (¡POR FIN!) con un sistema IBIS de estabilización en el cuerpo. La nueva cámara Fujifilm X-T4 llega con estabilizador y un sistema AF más rápido y preciso, además de incluir –como en cada lanzamiento– un nuevo modo de simulación de película. En mi opinión, la Fujifilm X-T4 es el modelo más maduro y mejor concebido de la gama X-T.

En las manos

Nada ofrece mayor seguridad a un profesional que trabajar con un equipo familiar; conocer cada rincón de la cámara y cada una de sus funciones transmiten sensaciones que no tienen precio. Todo en la nueva Fujifilm X-T4 se mantiene donde debe estar, incluso los cuatro botones de navegación, desaparecidos en las cámaras Fujifilm X100V y X-Pro3.

La Fujifilm X-T4 conserva la excelente sujeción en las manos, siendo un modelo muy cómodo (incluso cuando se dispara en vertical), ahorrando así la necesidad de adaptar una empuñadura. La calidad de los materiales de construcción (en metal) transmite una muy certera sensación de resistencia y durabilidad, características que –por desgracia y por abuso de materiales plásticos– parecen haber pasado de moda.

Ergonomía y diseño

La Serie X de Fujifilm dispone de los modelos con un diseño más fotográfico del mercado; tanto la gama X100, como las X-Pro y X-T ofrecen una experiencia de manejo muy similar a los modelos réflex analógicos de película de 35mm. La nueva Fujifilm X-T4 incluye en su tapa superior la leva de puesta en marcha, que rodea el botón disparador. A su lado, dispone de un botón de función personalizada. Los diales de sensibilidad, velocidades de obturación y compensación de exposición configuran la totalidad de mandos de la zona superior de la cámara. El modo de disparo se mantiene en la base del dial de valores ISO, mientras que en la base del dial de velocidades se ha incluido la selección del acceso a foto/vídeo, en lugar de la tradicional selección del modo de fotometría.

En la parte posterior de la Fujifilm X-T4 se encuentra la pantalla LCD de tecnología táctil, el acceso al menú general de la cámara, con los 4 botones clásicos de navegación, con funciones personalizables por el usuario, el joystick de control del punto de enfoque y los botones de acceso a la revisión y borrado de las capturas, de activación del enfoque automático, menú rápido («Q»), bloqueo de exposición e información de la pantalla.

Características técnicas

¿Una nueva versión, con el mismo sensor y el mismo procesador que el modelo anterior? La resolución de la nueva Fujifilm X-T4 no será el factor que «obligue» a los mas geeks a migrar de su X-T3 a la última novedad de la Serie X de óptica intercambiable. Las novedades de la Fujifilm X-T4 van más allá del sensor y aspectos como la estabilización y un sistema de enfoque automático mejorados.

Las principales características técnicas de la Fujifilm X-T4 son:

  • Sensor retroiluminado X-Trans 4 de 26,1 Megapíxeles
  • Procesador de imagen X-Processor 4
  • Formato de archivo: JPEG / RAW (14 bits) / JPEG + RAW
  • Sensibilidad nominal de 160–12.800 ISO (ampliable a 80–51.200 ISO)
  • Sistema de estabilización IBIS en el cuerpo de la cámara, de hasta 6,5 pasos E.V.
  • 4 modos de exposición
  • 18 modos de simulación de película
  • 8 filtros creativos
  • 4 modos de medición de luz
  • 10 modos de balance de blancos
  • Color Chrome rojo
  • Color Chrome azul
  • Compensación de exposición en ±5 E.V.
  • Pantalla LCD basculante de 3″ y 1,62 millones de píxeles de resolución
  • Cadencia máxima de disparo de 30 f.p.s. (con recorte x 1,25 y obturador electrónico)
  • Sistema AF híbrido inteligente mejorado
  • 425 puntos de enfoque
  • Grabación de vídeo 4K 60p 10 bits

Prestaciones

Las cámaras Fujifilm de la Serie X han pasado de ser las preferidas por los amantes a la captura de instantáneas urbanas (street photo) a modelos capaces de plantar cara en ámbitos tan especializados como la fotografía deportiva (fotografía inferior tomada con una X-T3). La mejora constante del sistema de enfoque automático, una mayor cadencia de disparo y la calidad del color de Fujifilm han convertido a las cámaras de la gama X-T en modelos de prestaciones profesionales.

Quiero hacer hincapié en la calidad del color de las cámaras Fujifilm, en mi opinión, el mejor de todo el panorama digital. La fidelidad a los tonos originales es superior al resto de fabricantes, convirtiendo a los modelos de la Serie X y GFX en cámaras idóneas para ámbitos en los que la fidelidad del color es primordial, como la fotografía de moda o de reproducción de cuadros y láminas.

Fujifilm X-T4: la cámara completa

La Fujifilm X-T4 es la cámara que debió ser la X-T3 y que sólo una pésima decisión de márqueting lo impidió. El sistema de estabilización en el cuerpo garantiza utilizar las ópticas sin sistema OIS con velocidades de obturación lentas. Así, teleobjetivos tan populares como el 56mm ƒ/1.2 o el 90mm ƒ/2 pueden disfrutarse hasta 1/4seg. con la garantías de obtener imágenes libres de trepidación.

Otro aspecto que merece una mención especial es el sistema AF, más rápido y preciso, en especial cuando se utilizan ópticas LM. Objetivos tan populares como los 35/1.4 o el 56/1.2 no verán incrementada su velocidad de enfoque de una manera apreciable. La batería es otro de los elementos que se renueva, dejando a un lado a la tradicional NP-W126S y dando la bienvenida a la nueva NP-W235, que ofrece una autonomía notablemente superior, pero sin alcanzar las cifras de fabricantes como Canon o Sony. Las dimensiones compactas de las cámaras de la Serie X limita el tamaño de las baterías y –por el momento– éste seguirá siendo uno de los talones de Aquiles de los pequeños modelos Fujifilm X.

Modos de exposición

Se mantienen en la Fujifilm X-T4 los cuatro clásicos modos de exposición de las cámaras de la Serie X. Al tratarse de un modelo orientado al aficionado exigente, carece de la repetitiva profusión de modos automatizados de otros modelos, más dirigidos a quienes dan sus primeros pasos en la fotografía. Los modos de exposición de la Fujifilm X-T4 son:

  • Manual
  • Prioridad de abertura
  • Prioridad de obturación
  • Programable

Fotometría

Una de las novedades en la cámara Fujifilm X-T4 es la desaparición del selector de modos de medición de luz, que estaba situado en la base del dial de velocidades de obturación. En su lugar, se ha incorporado el selector de los modos foto/vídeo, facilitando el acceso al modo vídeo de una manera más rápida y cómoda. En la Fujifilm X-T4, el usuario deberá asignar uno de los cuatro botones de navegación a la fotometría. En mi opinión, es más sencillo e intuitivo acceder desde uno de los botones de navegación.

Los modos de fotometría incluidos en la Fujifilm X-T4 son:

  • Puntual
  • Multizonal
  • Promediado
  • Ponderado al centro

Balance de blancos

Fujifilm es el fabricantes que mejor representa el color y el balance automático de blancos juega un papel determinante. La fiabilidad del balance de blancos de la Fujifilm X-T4 es casi absoluta. Tan sólo en interiores iluminados con luz de tungsteno o yodo-cuarzo es posible observar una tendencia a los tonos cálidos. En exteriores, el balance de blancos es perfecto, incluso en sombras.

Los modos de balance de blancos incluidos en la cámara Fujifilm X-T4 son:

  • Automático
  • Luz diurna
  • Sombra
  • Fluorescente (luz día)
  • Fluorescente (cálido)
  • Fluorescente (frío)
  • Tungsteno
  • Bajo el agua
  • Manual (2.500–10.000º K)
  • 3 modos personalizados

Modos de simulación de película

La enorme experiencia de Fujifilm como fabricante de película fotográfica y de cine es la base sobre la que se asienta la mejor calidad de color de la industria fotográfica. Los modos de simulación de película (estilos de fotos, en otros fabricantes) de las cámaras Fujifilm ofrecen imágenes con colores creíbles, alejados de los tonos estridentes de otras marcas.

Una de las tradiciones de Fujifilm es lanzar un nuevo modo de simulación de película con cada cámara que lanza al mercado. La novedad en la Fujifilm X-T4 se llama Eterna Bleach Bypass, orientado a la grabación de vídeo y que ofrece tonos similares a la película positiva química, saltándose el blanqueado en el revelado.

Los modos de simulación de película incluidos en la Fujifilm X-T4 son:

  • Provia (estándar)
  • Velvia (intenso)
  • Astia (suave)
  • Classic Chrome
  • Pro Neg.Hi
  • Pro Neg. Std
  • Blanco y negro
  • Blanco y negro + Filtro amarillo
  • Blanco y negro + Filtro rojo
  • Blanco y negro + Filtro verde
  • Sepia
  • Acros
  • Acros + Filtro amarillo
  • Acros + Filtro rojo
  • Acros + Filtro verde
  • Eterna
  • Eterna Bleach Bypass (orientado a la grabación de vídeo/cine)

Filtros avanzados

Pese a ser una cámara de prestaciones profesionales, la Fujifilm X-T4 mantiene los filtros avanzados, más como una forma de incrementar la creatividad de la cámara, que a petición de los usuarios. La calidad de los efectos de los filtros creativos de las cámaras de la Serie X está a la altura de los mejores fabricantes, como Olympus y Sony.

Los filtros avanzados de la Fujifilm X-T4 son:

  • Cámara de juguete
  • Efecto miniatura
  • Color Pop
  • Altas luces
  • Clave baja
  • Tono dinámico
  • Enfoque suave
  • Color parcial (rojo / naranja / amarillo / verde / azul / morado)

Manejo

Décadas de trabajo profesional me han enseñado que la mejor cámara es la que se adapta más a las necesidades profesionales y a nuestra forma de trabajar. El mercado ofrece modelos con mayor resolución y una calidad de imagen superior, pero con un manejo menos fotográfico e intuitivo. La cámara Fujifilm X-T4 es un modelo apto para todo tipo de usuarios: desde los fieles seguidores de la Serie X de Fujifilm, al aficionado exigente, de manera especial, si empezó en la época de la película fotográfica de soporte químico. La Fujifilm X-T4 es la cámara de prestaciones profesionales que ofrece el manejo más sencillo y racional del mercado.

Estabilizador

El sistema de estabilización de 5 ejes en el cuerpo de la cámara (IBIS) es el «Factor X» que se ha echado de menos en la mayoría de modelos de la Serie X. Desconozco el motivo porqué los ingenieros de Fujifilm han tardado tanto en introducir una prestación que ya incorporaban los modelos Olympus y Sony hace más de una década. Aunque tarde, el sistema de estabilización hace de la Fujifilm X-T4 una cámara más redonda y completa que sus predecesoras.

El estabilizador de la Fujifilm X-T4 garantiza hasta 6,5 pasos E.V. de estabilización. En la práctica, equivale a poder disparar sin riesgo de trepidación con velocidades de hasta 1/4seg. Una de las utilidades que doy al sistema de estabilización es poder utilizar sensibilidades más bajas en interiores al disparar a mano alzada. También me gustan las escenas con un fondo nítido, mientras aparecen personajes fantasmales a lo largo de la imagen.

Pantalla LCD

Y llegamos a uno de los puntos de discordia entre los usuarios de la nueva Fujifilm X-T4, pues más de uno me ha comentado que prefiere el tradicional sistema basculante de las versiones anteriores al «desplegable» de la X-T4. Personalmente, soy muy partidario de proteger la pantalla (de hecho, apenas la utilizo) y me parece una solución mejor a la hora de grabar vídeos. El incremento hasta 1,62 millones de puntos de resolución es otra mejora en la Fujifilm X-T4, si bien sigue alejada de los modelos con mejores pantallas LCD del mercado, como Sony.

Batería

Otro de los factores que han mejorado, respecto a la versión X-T3, es la nueva batería NP-W235, de mayor autonomía. Los usuarios de la Fujifilm X-T4 no podrán aprovechar las baterías que hasta hoy han dotado de energía a las cámaras de la Serie X, pues este modelo rompe con la tradición de la Batería NP-W126/126S y apuesta por una de mayores dimensiones. La recarga de la batería se realiza a través de la propia cámara, mediante un cable USB. El doble cargador de baterías BC-W235 se vende como accesorio.

Aún sin alcanzar las cifras de disparos de las baterías de otros fabricantes, el incremento hasta 600 disparos anunciados por Fujifilm (en modo de visualización económico) es digno de encomio, comparado con los pocos más de 300 disparos que pueden ofrecer los modelos de mayor consumo de energía de la Serie X, como la X-H1.

Sistema AF

El sistema híbrido inteligente combina el enfoque por detección de fase con el enfoque por contraste; de esta manera, se obtiene la máxima precisión con la respuesta más rápida. Mediante el sistema por detección de fase es posible enfocar de manera automática con apenas –6 E.V, prácticamente a oscuras. Las 91 áreas de enfoque agilizan el seguimiento en modo AF-C (enfoque continuo), observándose un incremento en la respuesta del sistema AF, sobretodo al utilizar objetivos con motor de enfoque lineal (LM). Con objetivos no LM la mejora de la velocidad de enfoque es mínima, por no decir imperceptible.

Calidad de imagen

Nada se puede añadir en este apartado a la review que hice de la Fujifilm X-T3. El formato de sensor APS-C de las cámaras de la Serie X de Fujifilm es –probablemente– el factor que más influye a la hora de descartar las cámaras de la Serie X de Fujifilm en favor de modelos con sensor full frame. Personalmente, no encuentro diferencias apreciables al abrir las imágenes realizadas con una Fujifilm X-T4 y una cámara con sensor de formato completo en un monitor de 27″. A tamaño de pantalla, sólo puedo observar una mejor calidad del color a favor de las capturas realizadas con la Fujifilm X-T4.

Respuesta en ISO altos

Sigo pensando que los fabricantes deberían limitar su rango de sensibilidades a aquellos valores ISO que ofrezcan una calidad de imagen elevada. Considero un disparate incluir sensibilidades que ofrecen una señal de ruido descontrolada, así como un contraste y una fidelidad cromática penosas. La Fujifilm X-T4 incorpora una sensibilidad nominal comprendida entre 160–12.800 ISO, que debería ser el que marque el límite máximo de la sensibilidad. La sensibilidad extendida es de 100–51.200 ISO.

Personalmente, siempre utilizo los valores nominales en cada fabricante, si bien es cierto que con cámaras Olympus trato de limitar la sensibilidad máxima a 1.600 ISO y con las cámaras Fujifilm de la Serie X, a 5.000 ISO. La calidad de imagen que ofrece la cámara Fujifilm X-T4 es excelente hasta 3.200 ISO, pues a partir de 6.400 ISO se observa una ligera caída de la fidelidad cromática y del contraste, mermas que se incrementan de manera muy visible a partir de 12.800 ISO y valores superiores.

Las pruebas

Todas las fotografías se han realizado en los modos de exposición manual y prioridad de abertura, seleccionando sensibilidades comprendidas entre 200 y 3.200 ISO, a excepción de los valores ISO más altos empleados en la prueba de respuesta a ISO altos. Fijé el balance de blancos en modo automático durante toda la prueba, incluso al utilizar la cámara Fujifilm X-T4 en interiores iluminados con luz artificial.

He seleccionado los objetivos de focal fija Fujinon XF 16mm ƒ/2.8 R WR, Fujinon XR 23mm ƒ/2 R WR y Fujinon XR 56mm ƒ/1.2 R para realizar esta review, pues la ausencia de estabilizador en los tres obliga a que sea el sistema de estabilización de la cámara el que muestre sus máximas prestaciones.

Conclusión

La Fujifilm X-T4 es hoy la mejor cámara con sensor APS-C del mercado. Incorporar ¡POR FIN! un sistema de estabilización la convierte en mucho más que un X-T3 estabilizada. La nueva batería, el sistema AF mejorado, la tradicional calidad de los materiales de construcción, la mejor gestión del color del mercado y –en especial– un manejo 100% fotográfico hacen de la nueva Fujifilm X-T4 la cámara de segmento medio más completa de la actualidad.

La calidad de las grabaciones de vídeo (tanto en 4K, como en modo FullHD 1080 y heredadas de la X-T3) superan a las de algunos modelos con sensor full frame. El sistema de estabilización añade un plus a los videógrafos y cineastas. Las ópticas especializadas para cine Fujinon MKX proporcionan la máxima calidad a las excelentes grabaciones de vídeo.

La Fujifilm X-T4 es el modelo que debió ser la X-T3. De hecho, ambos modelos comparten la mayoría de prestaciones, desde el visor electrónico al sensor y el procesador de imagen. ¿Merece la pena migrar de una X-T3 a una X-T4? Depende del uso que se dé al sistema de estabilización. En mi opinión, la Fujifilm X-T4 será el modelo perfecto para aquellos usuarios que aún disponen de una X-T2 y para quienes necesiten un sistema de estabilización para sus ópticas Fujinon «Prime».

Lo mejor:

  • Sensor retroiluminado X-Trans 4 de 26,1 Megapíxeles
  • Manejo muy fotográfico y sencillo
  • Estabilizador de 5 ejes y hasta 6,5 pasos E.V.
  • Enfoque automático más rápido y preciso
  • Elevada calidad de imagen
  • Excelente calidad del color
  • Amplia variedad de modos de simulación de película
  • Pantalla LCD multiángulo de mayor resolución
  • Calidad de vídeo (4K / FullHD 1080)
  • Mayor autonomía de la batería

Mejorable:

  • Precio: 1.709,05€
  • No se incrementan ni el tamaño, ni la resolución del visor, respecto a la X-T3

Valoración

  • Construcción: 
  • Diseño: 
  • Prestaciones: 
  • Facilidad de manejo: 
  • Estabilizador:
  • Fotometría: 
  • Balance de blancos: 
  • Calidad del color:
  • Sistema AF: 
  • Calidad de imagen: 
  • Respuesta a ISO altos: 
  • Modo vídeo: 
  • Relación calidad-precio: 
  • Valoración personal: